Mis Mejores Juegos de Películas

 

Seré sincero, me encantan los juegos basados en películas. Sé que no son demasiado buenos, que algunos están hechos con prisas, pero todos o casi todos tienen un nosqué que me encanta. Está claro que no todos son buenos, y que algunos son una verdadera basura, pero con ciertos títulos lo he pasado de maravilla, quizá como con ningún otro juego, y eso que he probado obras como Uncharted 2, Assassin’s Creed 2 o Bioshock. En cualquier caso aquí pongo una lista de los juegos basados en películas que me han encantado, y con los que he disfrutado muchísimo. 

 Peter Jackson’s King Kong Official Game of the Movie (PlayStation 2) 

Un juego buenísimo, sin más. Vi la película en 2005 y me quedé enamorado de toda ella. Por aquel entonces yo me compraba la revista Nintendo Acción y no tenía Internet para informarme, así que me tiré mirando las páginas y las fotos dedicadas el juego durante todo el tiempo previo a la navidad. Cuando al fin llegó el regalo y pude probarlo, me quedé impactado. Fue mi primer Shooter en primera persona, ya que nunca me habían interesado éstos juegos, pero con King Kong comenzó mi aventurilla por éste género.

   

El juego es fantástico, con unos gráficos de infarto para ser Ps2, y con un desarrollo muy bien pensado y variado. A veces podías ser Kong, y en otras eras Jack, con el que tenías que sobrevivir en una isla llena de monstruos y bichos gigantes, haciendo uso de armas e incluso palos para no morir. Es un juego particularmente intenso que me llevó mucho tiempo pasarlo, no porque fuera malo sino porque me ponía histérico de los nervios por que en cualquier momento te mataban. Hace poco lo rejugue y en dos días me lo había pasado, está claro que estoy mucho más curtido en los juegos de tensión. Aún así el volver a superarlo me dejó aún más claro lo bueno que es, y lo tengo guardado en mi estantería como una joya que recordaré siempre.

El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey (PlayStation 2) 

Con la aparición de la tercera entrega de la saga de películas que más me gusta, no lo dudé un segundo y compré el juego junto a la Ps2. Fue el primer juego que jugué en la nueva máquina, y sus gráficos me dejaron, literalmente, roto. La verdad es que el juego es bueno en todos los sentidos, con muchos personajes a controlar (Frodo, Gandalf, Aragorn, Gimli, Legolas, Merry, Pippin, Faramir y Sam) a los que podías subir de nivel luchando contra innumerables hordas de Orcos e incluso troles. Había una fase que se sucedía en las puertas de entrada a los terrenos de Minas Tirith en la que a Aragorn, Gimli y Legolas les tienden una emboscada y aparecen cientos de Orcos. Me encantaba jugar esa fase con un amigo en cooperativo y pelear como locos contra miles de enemigos, como en las películas vamos.

  

El doblaje era sensacional, los personajes principales tenían las voces de la película y había escenas de ésta por doquier. Además de que el juego era fiel a lo que se basaba, no había lugar de la película que no apareciera a modo de fase en el juego, Minas Tirith, Los Senderos de los Muertos, Las Grietas del Destino, La puerta de Mordor… Increíble juego, que más se puede decir.

 El Señor de los Anillos: La Tercera Edad (GameCube)

 Éste juego no fue del gusto de todos precisamente, pero a mi me encantó. No es un juego de rol muy habitual, al menos en su desarrollo. Para empezar es completamente lineal, puedes ir libremente por el mapeado pero no puedes volver atrás, y si lo haces no habrá nada allí que pueda interesar. Luego, no hay pueblos o personas con las que dialogar, simplemente vas por caminos o trocitos de ciudades de las películas. 

¿Por qué me gustó tanto el juego, entonces? Porqué su sistema de combate es muy clásico, y todo es exageradamente fiel a la trilogía. El jugador no será parte de la compañía del anillo, sino un grupo que les seguirá paralelamente y siempre por detrás a las órdenes de Gandalf. De éste modo el juego es exacto en cuanto a lo que se ve en la película. Por ejemplo, cuando la comunidad hace un campamento entre unas rocas y vienen los cuervos de Saruman y se esconden, y lo dejan todo allí. Luego lo encuentras tú en el juego. O cuando en Moria a Píppin se le cae un esqueleto por un pozo, ese esqueleto casi se te cae encima cuando vas por las minas, y dentro de el hay una llave para abrir una puerta. Y luego está la fidelidad de los escenarios. Todos es exactamente igual en el juego que en la película, más incluso que en El Retorno del Rey. Además, estéticamente los personajes cambian, si le pones tal o cual armadura eso se nota, y cada una es distinta a la anterior. Eso es algo que me encanta y que aquí se potencia bastante, y siempre te motiva a encontrar mejores armaduras para que no sea solo ver que tu defensa sube 5 puntitos de nada que luego no se ven a ojo.

  

Además los combates son por turnos de toda la vida, si, de esos que ahora ya casi no hay para meter cosas raras como la de FFXII. Y cuanto más usas un ataque, más puntos sube para aprender otro superior, hasta desbloquear el último y más fuerte, siempre espectacular y con docenas de golpes de por medio. Además, hay hasta invocaciones, como un Ent o un Lobo de esos enormes, o un Troll o una lluvia de flechas élficas. Y los enemigos son variados al máximo, lucharemos contra por ejemplo el Balrog, trolls, orcos de todo tipo, Uruk-Hai, lobos… Y en algunas luchas se nos unirán personajes de las películas, como Gandalf, Aragorn o Legolas, que por lo general serán brutalmente fuertes y espectaculares, con sus límites personales y todo. Un juegazo para los fans y los que busquen un juego de rol de desarrollo simple pero sistema de combate profundo, clásico y muy interesante para todo fan.  

X-Men Orígenes El Videojuego (PlayStation 3) 

Quizá sea éste el juego de película que más he disfrutado nunca. Lo compré antes de ver la película, y lógicamente no lo probé hasta que la hube visto. Las aventuras del amigo Jackman en su viaje solitario me convencieron bastante, así que cuando llegué a mi casa me dije “es hora de mutilar a unos cuantos enemigos con el amigo Lobezno”. Y fue poner el juego en la Ps3 y quedar alucinado. Es un juego clásico en su desarrollo, un avanza-mata bastante sencillo pero que es sorprendente en todos los aspectos, sobretodo en lo referente al combate. Es fiel al personaje, muy violento, divertido y sencillo de ejecutar, fácil de dominar y una vez controlado uno se siente una verdadera máquina de matar. Si el personaje está mejorado al máximo, esto sube al límite.

  

Además, es muy fiel a la película, y el jugador podrá protagonizar todas las escenas de la superproducción, desde la lucha con dientes de sable en el bar, a la batalla final en las alturas de la fábrica. Los combates con enemigos finales son espectaculares, como los de antes, con acciones extra a utilizar, como empotrar a los enemigos contra cosas (o clavar a Dientes de Sable en un poste), a destacar la lucha final, o la del supermercado. Lo dicho, un juego sorprendente, excelente en todos los sentidos, con un sistema de combate divertido y adulto, una historia fiel a la película y una duración aceptable siempre y cuando se quiera pasar en todos los modos de dificultad. 

 Saga Harry Potter (PlayStation, PlayStation 2 y PlayStation 3) 

Con sus más y sus menos, los juegos de Harry Potter plantean un modo de juego interesante para todo fan del joven mago. La primera parte, que salió en PsX, fue estupenda, así como la segunda, igualmente en PsX y ésta vez también en Ps2. Luego llegó el tercero, el mejor para mí, largo, variado y con un enorme castillo ha explorar a modo de Sandbox. Por desgracia, no sería hasta la quinta entrega que el castillo fuera exacto al de las películas, y aún  en éste tercer juego el colegio deja bastante que desear en lo referente a fidelidad cinematográfica. 

  

Luego apareció una cuarta parte un tanto distinta, ésta vez no había castillo a explorar libremente, sino fases de acción con posibilidad de cooperativo, una historia más o menos fiel y una duración mucho más ajustada. A mi me gustó, pero hubiera preferido, sin lugar a dudas, un juego de Harry Potter más Sandbox, como los anteriores. Luego llegó el quinto, una novedad con sus más y sus menos. El castillo al fin era igual al de la película, pero si digo igual es exactamente igual, un verdadero prodigio. Volvía la libertad de movimiento, y ésta vez todo tenía un toque más peliculero, con personajes muy parecidos a los actores reales, y una historia mucho más fiel. Pero el juego impedía mover la cámara, siendo entonces menos interactivo.

De todas formas, es para mí el segundo mejor juego de la saga, completo, largo, con extras y un modo de juego al fin como se deseaba. La sexta entrega es una extensión de la quinta, con un castillo mejor recreado (y con gráficos de última generación, hay que recordar que salió ya para las consolas Xbox360 y Ps3), unos personajes aún más parecidos, aunque con una duración y desarrollo un pelín menos interesantes, aunque se volvía a poder jugar al Quidditch, que no veíamos desde la segunda entrega. 

James Cameron’s Avatar: El Videojuego (PlayStation 3) 

Éste juego parece no haberle gustado a MERISTATION, pero a mí, y a otras publicaciones, si que me ha convencido. Aunque la historia no es muy interesante (se sitúa tres años antes de los sucesos de la película, así no veremos a Jake Sully ni en pintura), el modo de juego es sorprendente: podemos elegir entre dos facciones, los Na’vi, o la RDA, los seres humanos. Según quien elijamos la historia es diferente, completamente diferente, así como su género. Si escogemos RDA, el juego será un Shooter en tercera persona con variedad de armas, enemigos enormes (al rinoceronte es simplemente espectacular, y el Thanathor lo mismo) y algún que otro personaje de la película, como la piloto Trudy (Ana Lucía en Lost). Por otro lado, si escogemos a los Na’vi tendremos acción a lo beat’em’up en tercera persona, con armas cuerpo a cuerpo y enemigos por todas partes. Cada historia dura unas 15 horas de forma individual, con tranquilidad, es decir un total de treinta horas de juego. Nada mal, eh?

 

 Además, el jugador puede subir nivel, ya sea matando a enemigos, destruyendo Pandora si somos humanos o cumpliendo misiones. Subir de nivel implica obtener nuevas corazas que cambien nuestro aspecto, mejoras de armas y habilidades… Por si fuera poco está la Pandorapédia, una enciclopedia digital muy extensa en la que podremos leer información que hayamos desbloqueado (pulsando R2 y escaneando nuestro alrededor) previamente, desde animales de Pandora, a personajes, culturas, flora, etc. Además, se pueden conducir vehículos humanos, animales de los Na’vi, como los Ikran (una especie de pterodactyl) Los Pa’li (los caballos de seis patas) o el propio Thanathor, la criatura más peligrosa de Pandora a ras de suelo.  Y hablar de Avatar es hablar del mundo en que se desarrolla, simplemente genial, enorme, con un estilo Sandbox libre pero no del todo, fiel a la película, lleno de color y preciosismo, vivo, habitado por criaturas y humanos… Es simplemente espectacular, especialmente en determinados sitios, como cuando es de noche y todo brilla como fluorescentes, o en lugares más soleados. En definitiva, un juego notable que no ha sido tratado del todo bien y que merece ser probado al menos. Seguro que sorprende al más pintado.

  Spiderman 3 (PlayStation 3) 

Y en general los juegos de Spiderman, a partir de la segunda entrega, un ejemplo de cómo hacer un juego con el género más adecuado. El mejor para mí es Spiderman 3, para PlayStation 3. Gráficamente es espectacular, Manhattan está muy bien diseñada, es grande y coherente, realista y fiel a la ciudad real. El diseño del protagonista, tanto con un traje como con otro, es fiel y atractivo visualmente. Además, todos y cada unos de sus movimientos, tanto de combate como de balanceo o simplemente de correr son coherentes al personaje, y crean una inmersión en el jugador sin precedentes.

  

La historia sigue los pasos de la película pero incluye más enemigos, como el Lagarto, o Kraven El Cazador, con los que lucharemos en batallas espectaculares, tanto en la calle como en las cloacas de la ciudad, un submundo también enorme. Viajar por la ciudad con las redes, acudiendo a la ayuda de quien nos solicita, y sobretodo con esos estupendos gráficos es, cuanto menos, una delicia para los fans del superhéroe. Además, el juego está lleno de QTE muy bien implementados (para mí, incluso mejor que en los God of War), que nos muestran las capacidades físicas de Spiderman de una manera acertada y espectacular. Además, podías comprar al personaje de Nuevo Duende para ir por la ciudad libremente con su planeador, un modo distinto de jugar muy atractivo. Para resumir, Spiderman 3 es un juego que gustaría tanto a un fan como a un indeciso o a un detractor, simplemente porque es excelente, eso es innegable.  

 James Bond 007: Quantum of Solace (PlayStation 3) Basado en la última película del agente del MI6, y con el motor de Modern Warfare, el juego de Quantum of Solace es entretenido, rejugable y fiel al personaje. Es, sencillamente, un Shooter en primera persona muy parecido a Call of Duty, con muchas armas a utilizar, escenas de acción y tiroteos bien llevados. Más que una adaptación de Quantum of Solace, cuenta la historia de Casino Royale y algunos fragmentos de la segunda entrega. Eso no es algo que moleste, pero es curioso para quien espere tan solo una visión de la segunda parte.

   

Gráficamente no anda nada mal, al nivel de la primera parte de Modern Warfare, aunque claro, adaptado al mundo de Bond, con los escenarios de las películas. Un ejemplo de la fidelidad del juego hacia la película es la escena en la que Bond persigue a un sospechoso por una zona en obras, escalando un edificio en construcción. Esa parte es, simplemente, exacta a la de la película, hasta en el más mínimo detalle. Jugablemente tiene una novedad respecto a Call of Duty, y es que cuando el jugador se cubre, la cámara pasa de primera persona a colocarse detrás del hombro, como en Uncharted, pudiendo ver el modelo de Daniel Craig al disparar y apuntar.  

Wanted: Weapons of Fate 

Éste juego llegó tiempo después de la película, y es una continuación directa de ésta. Es decir, comienza exactamente donde termina el film. Muchos le achacaron negativamente su corta duración, y eso es cierto, aunque a mí no me lo pareció porque lo superé en todos los modos de dificultad (de nombres excéntricos, Nenaza, Asesino y The Killer). La principal baza del juego es su sistema de combate y cobertura. Al poder disparar balas curvas, de un modo muy sencillo, y poder cubrirte y descubrirte con fluidez, el ritmo de juego aumenta una barbaridad, y si eres un verdadero experto llegarás a darte cuenta de que es un baile, una coreografía de muerte espectacular como pocas.

   

En Wanted hay tiempos bala a miles, de todo tipo, desde la ya clásica bala curva, a la bala curva con explosión, o a pasar una de una cobertura a otra a cámara lenta mientras llenamos de plomo al enemigo. Gráficamente, aunque no era un portento, podía llamársele notable, así como a su historia, que sigue el hilo que dejó la película y nos plantea una pequeña aventura con el padre del protagonista y con el propio protagonista, claro está. La duración es el único punto negro del título, aunque para mí no lo fue tanto. Son cuatro intensas horas de tiroteos, y si lo superas en los tres modos de dificultad tienes doce horas de juego, y si buscas todos los extras (como desbloquear personajes con los que jugar la historia) dale unas tres horas más. Acaba por no ser tan poco, ¿no?    

El Increíble Hulk (PlayStation 3) 

Siguiendo el ejemplo que dejó Ultimate Destruction, y junto a la superproducción del superhéroe verde, Sega creó éste juego que, si bien es inferior a lo visto en Ultimate Destruction, logra ser divertido e interesante. El planteamiento es el mismo: eres Hulk, un colosal monstruo verdoso con un poder inimaginable que puede destruir toda la ciudad, literalmente, con sus grandes músculos.

El juego sigue la trama de la película con vídeos a la altura y con ramas de historias alternativas. Por desgracia ésta historias suelen ser más importantes que la de la película misma, y de Abominación sabremos bien poco hasta casi el final. Pero para redimirse han metido enemigos clásicos del cómic, personajes como Rick Jones o enemigos colosamente enormes como el robot de un solo ojo. La principal virtud de éste juego es la posibilidad de destruir todo el escenario, desde el suelo a árboles, e incluso edificios enteros. Todos se destruye con realismo (y un poco de predefinición, todo sea dicho), y resulta muy divertido sembrar el caos sin descanso, haciendo uso de tus poderes y habilidades de destrucción. Gráficamente cumple bastante, aunque la ciudad no está para nada tan bien hecha como la del citado Spiderman, es una buena y gran sala de destrucción para el personaje, que está muy bien diseñado, muy parecido al de la película y sorprendente en muchas ocasiones. Por desgracia hay bastante Popping, aunque en las distancias cortas es cumplidor, de sobras. Además, se pueden desbloquear personajes para jugar, como la mismísima Abominación.  

Conclusión

 Los juegos sobre películas no siempre son mediocres, algunos de ellos pueden resultar extremadamente gratificantes si se les da una oportunidad que en la mayoría de los casos se les niega. Juegos como el de Lobezno, el nuevo de Avatar o el de King Kong son buenos ejemplos de que se puede crear algo muy divertido partiendo de una base ya creada, y que el jugador puede reconocer con facilidad si ha visto la película.  

Claro que, gastarse setenta euros en juegos como Wanted, que duran muy poco, puede resultar algo difícil para un jugador medio, pero algo bueno de los juegos de películas es que bajan de precio pronto, y bajan mucho. Por ejemplo, puede encontrarse al juego de Iron Man por diez euros actualmente, o el de Terminator Salvation por veinte. Creo que vale la pena echarles el guante, porque puede que sean grandes joyas que recordemos siempre, más allá de su calidad, si logran hacernos sentir como los protagonistas de aquella cinta que tanto nos gustó.