Análisis Terminator Salvation El Videojuego

 

Introducción 

 

La aparición de Terminator Salvation no pasó desapercibida para nadie, ni para los fans de la saga creada por James Cameron ni para los ajenos a ésta serie de películas. El adelanto en el tiempo, el futuro postapocalíptico repleto de máquinas creadas por Skynet y resistentes que sufren día a día el acoso de la muerte, eran novedades dentro de una saga cuya tercera parte no fue del gusto de todos. Terminator Salvation, una vez más, no contó con la dirección del todopoderoso James Cameron, y ésta vez tampoco con su estandarte Arnold Schwartzenegger, y a pesar de todo ello logró convertirse en una película notable, con protagonistas inspirados como Christian Bale o el ahora muy conocido Sam Worthington.

  

Como ya sucediera con la tercera parte, Salvation no dejó de tener su adaptación consolera, ésta vez en las máquinas de última generación (no me refiero a las de Skynet, sino a PlayStation 3 e Xbox360). El juego no fue del agrado de todos, y como en la mayor parte de los casos, fue vapuleado por la crítica y el público, sumándose al enorme montón de adaptaciones cine-videojuego que no surtieron efecto. Pero no para todo el mundo fue un juego malo e indeseado. Hace a penas unos días adquirí Terminator Salvation, por tan solo veinte eurillos. Cuando vi la película hace unos meses ya se me pasó por la cabeza comprarlo, pero su duración me echó para atrás, pero ahora no habían excusas, con el precio al que lo encontré. Hete aquí mi opinión, para nada negativa, de un título que a mi parecer, fue injustamente valorado.

 Historia 

John Connor es, en teoría, el salvador de la humanidad, el nuevo mesías que guiará al ser humano hacia la victoria en la sangrienta guerra contra las máquinas de Skynet. Pero parece que las predicciones no son más que una mentira, y Connor solo es un combatiente más entre los miles de soldados de la Resistencia. En medio de una escaramuza, John Connor recibe un mensaje de auxilio por radio, y a pesar de contradecir las órdenes de su comandante, decide partir en su ayuda junto a su compañera Blair (que vimos en la película junto a Sam Worthington).

  

De éste modo, Connor deberá viajar hasta la mismísima base de Skynet en Los Ángeles para rescatar a los aliados caídos, en una especie de viaje a lo Salvar al Soldado Ryan, en el que una vida parece importar más que cualquier otra. Es quizá ese uno de los puntos más interesantes del argumento, como Connor, desde un inicio, valora la vida de sus compañeros y la de cualquier ser humano en ese futuro indeseado que le ha tocado vivir. A pesar de que la historia es algo corta (como el juego en si mismo), se hace interesante y es muy peliculera, sorprendente en algunos momentos, aunque previsible finalmente. No llega a ser un completo relleno y se ve cierto trabajo a la hora de contar los sucesos, y de hablar del futuro y del pasado, comparándolos apenadamente. Los fans de la saga, si bien desearían algo más trabajado, pueden llegar a estar contentos con el argumento, ya que, a pesar de no desvelar gran cosa sobre John Connor, es fiel a las películas en su desarrollo.

Apartados Técnicos 

Técnicamente Terminator Salvation tiene sus más y sus menos. En lo que se refiere al Gameplay, el juego es notable, a pesar de contar con algunos detalles poco trabajados, como algunas texturas del suelo y los escombros. Aún así, gráficamente sorprende por la bella representación del mundo destrozado, una ciudad de Los Ángeles derruida por completo, pero reconocible, tanto de día como de noche. El motor gráfico de Wanted: Weapons of Fate (de GRIN, la misma desarrolladora de éste juego y de Bionic Commando, que cerró sus puertas no hace mucho), por lo tanto queda claro que a pesar de no ser excelente, su apartado técnico cumple de sobras en todos los sentidos dentro del Gameplay.

  

Aún en el momento jugable, los modelados de los personajes principales son agradables y están muy bien llevados a cabo. Especialmente, como no, el del protagonista, John Connor, que a pesar de no contar con la cara ni con la voz de Christian Bale (es un tipo algo especialillo, que se le va a hacer) es correcto y tiene cierto parecido en la forma de vestir. Los demás personajes son simplemente correctos, con una Blair que se parece a la actriz original pero que, por culpa de un aspecto que se comentará ahora, no acaba de convencer del todo.  

Las máquinas, las protagonistas de ésta aventura postapocalíptica, están muy bien representadas en todos los sentidos, aunque ahora solo se hablará del apartado gráfica de las mismas. A pesar de que hay muy pocas, las que si aparecen en la historia son exactas a las de la película, con los T-600, o las motos con autocontrol que nos acosarán en las persecuciones sobre un coche o un tren. Gracias a apartados como éste, la película logra ser fiel al mundo que adapta, y lo que se vea en el juego es una viva representación de la película, algo que sin duda agradecerán los que esperaban poder vivir las desventuras del film, y que deberán conformarse con vivir otra aventura en ese mismo mundo, eso si, generado con exactitud en todos los sentidos.   

 Pero no todo es bueno, y hay un aspecto bastante negativo, que si bien no molesta del todo, podría haberse corregido para que el juego subiera en calidad unos cuantos enteros. Se trata de las animaciones de los personajes en las escenas de vídeo. El juego comienza con una realmente espectacular, con gráficos no generados por el motor del juego y que presagian algo que luego no llega a aparecer. Durante el resto del juego, las escenas de vídeo (salvo excepciones muy acertadas, todo hay que decirlo) serán un poco escuetas en cuanto a lo que sucede en imagen, con movimientos robóticos (en el caso de un Terminator eso sería correcto, pero en un ser humano huele un poco…) y animaciones faciales poco trabajadas, que restan espectacularidad y realismo a los modelos de actores como Blair. No es muy molesto, ya que al menos los diálogos y lo que se nos cuenta es muy interesante, pero podría haberse mejorado, e imaginar las escenas de vídeo tan curradas como la primera en el resto del juego es algo inevitable. 

    

En el resto de apartados, tendríamos el sonido, notable. El juego está doblado el ingles con grandes subtítulos al castellano, con un doblaje muy correcto y agradable de escuchar. La mejor voz es sin duda la de John Connor (que una vez más no está doblado por Christian Bale, que debió cansarse de esto de doblar videojuegos con Batman Begins), que se parece bastante a la del actor, algo sorprendente sin duda. El doblador se esfuerza en entonar como Bale, y en utilizar frases exactas a las que oiremos de la boca del protagonista en su versión original, como “this is John Connor”, una frase que repite cientos de veces durante el juego. El resto de las voces cumplen, y muestran tonos de alarma, miedo y pocas veces tranquilidad con coherencia y realismo, aunque no a la altura de la de Connor, que como ya he dicho es muy agradable de escuchar.

  

 

Respecto a la BSO y los FX, ambos son muy correctos. La banda sonora será fácilmente distinguible en algunos momentos, y llenará las batallas campales y los tiros con solvencia, ayudando y mucho a la inmersión del jugador dentro del éxtasis y del frenesí de un momento de acción de tantos que colman éste título.

 

  Jugabilidad 

Y aquí viene lo verdaderamente positivo de Terminator Salvation, y es que a pesar de contar con algunos puntos negativos, resulta muy adictivo y divertido. Es un shooter en tercera persona extremadamente parecido a Wanted (recordar que es su mismo motor, aunque sin las balas curvas, vaya por dios), divertido, frenético y muy intenso. Cuenta con un sistema de cobertura vital para los combates en el modo de dificultad más alto, que nos permitirá pasar de una cobertura a otra con facilidad y realismo, y cubrirnos de las ráfagas in interrumpidas de tiros del enemigo. En éste sentido no es tan fluido como Wanted, donde los cambios de cobertura son mucho más rápidos y ágiles, algo que no es en absoluto negativo, ya que le da un realismo a Terminator Salvation y una sensación de ser tan solo un soldado más, no un superasesino como en Wanted (que por otro lado es el objetivo del juego).  

Y es esa sensación de fragilidad la que te hace valorar el juego positivamente en muchas ocasiones. Las máquinas no son solo un blanco al que disparar sucesivamente hasta que caiga, como en tantos miles juegos de disparos que hay en el mercado. Para derrotar a una máquina de Skynet hará falta algo más que pegarle tiros una y otra vez, ya que cada enemigo tiene su punto débil, y por tanto su estrategia a la hora de ser vencido. No podremos matar a tiros a un T-600, al menos sin morir antes o gastar toda la munición (escasa) disparando a su único punto débil visible, el pecho. Por lo tanto, el modo más eficaz es por medio de granadas, o bombas caseras, o los utilísimos lanzacohetes y lanzagranadas, un verdadero regalo en situaciones límite.

 

Otro tipo de enemigo, la Araña, o T-7-T, tienen la parte posterior de su cuerpo protegida por una coraza que podrá con nuestros disparos sin problemas. ¿Solución? Dispararle en la parte trasera, desprotegida para oxigenar la maquinaria. ¿Como hacerlo? Pues hay muchas maneras, ya sea flanqueándola mientras nuestros compañeros la entretienen y gracias al magnífico sistema de cobertura, o disparándole al ojo rojo central, lo que provocará que se desconecte unos pocos segundos, suficientes en ocasiones para aproximarnos por detrás y escopetearla a gusto. Y así con todos los enemigos, que a pesar de ser muy poco variados, tienen estrategias para derrotarlos muy claras y divertidas. No bastará tan solo con disparar a lo loco, habrá que pensar, cubrirse, moverse, cambiar de arma, buscar posiciones elevadas, flanquear, encontrar armas de daño masivo, utilizar granadas… El componente estratégico de los tiroteos es sin duda de lo mejor del juego, tan divertido como en Wanted (menos estratégico éste, eso si), intenso y ameno.

 La sensación de que el enemigo es más numeroso y poderoso estará siempre ahí, y eso es algo digno de admirar.  Hay un número correcto de armas, aunque sin alardes. Habrá rifles M4, metralletas de más calibre, escopetas, lanzacohetes, lanzagranadas, ametralladoras fijas en coches o estructuras… No son demasiadas, pero son las suficientes para vencer al enemigo y divertirse de lo lindo, de uso obligado en algunos momentos para superar las zonas más difíciles en dificultad Alta. Y es que para superar los niveles altos de dificultad, habrá que explorar todos los rincones del escenario para encontrar rutas de flanqueo o cobertura, así como armas y munición, que tendremos que cuidar como un tesoro para no quedarnos vendidos delante de las máquinas, cuyas armas y munición no tienen fin. 

  

El juego ofrece muy variadas situaciones, siempre buscando el espectáculo y quitarle el aliento al jugador. Si bien no es original y lo que muestra no es novedoso, no hay que restarle puntos por ello, ya que lo que hace lo hace bien. Habrán momentos de persecución (muchos), ya sea en coches, trenes y demás parafernalia de huida, momentos en los que tendremos que derribar enemigos con torretas. Éstos momentos serán intensos y muy divertidos, especialmente el del principio, en que deberemos derribar a una enorme nave de Skynet que nos acosará durante todo el juego (varias de ellas, en realidad). Habrá también persecuciones por túneles de metro, perseguidos por las motos de la película, etc.  

Llegaremos incluso a controlar desde dentro una cosechadora (el enorme robot que ataca al grupo de Marcus Wright en la gasolinera), sembrando el caos entre las máquinas. Terminator Salvation intenta ser variado y divertido, y eso es algo que se nota desde el primer momento, a pesar de no ser del todo original. Pero su diversión y su frenetismo son en parte su peor enemigo, porque cuando más te estás divirtiendo… se termina. Es un juego corto, muy corto, de apenas cuatro horas de juego, casi más corto que Wanted. Es un punto negativo en éste caso porque no cuenta con extras a encontrar, salvo los trofeos/logros que se desbloquean con una facilidad pasmosa (basta pasarse el juego en modo dificultad Alta para desbloquearlos todos en la primera partida). Aún así cuenta con tres modos de dificultad, con sus trofeos/logros como premio, cuya superación alarga la duración del un título que peca de ser extremadamente corto.  

 

 También tiene un divertidísimo modo cooperativo para dos jugadores offline que hará las delicias de los que quieran jugar a pares,  y crear estrategias de juego tales como “tú entretienes y yo flanqueo”. Es sin duda un modo de juego acertado, teniendo en cuenta la ausencia de modo Online, que seguro llenará las tardes con amigos. La duración deja con ganas de más, por la tanto asegura el rejugar esporádicamente, ya sea en solitario o con un compañero. No cabe duda, eso si, de que un par o tres de horas le hubiera hecho un bien tremendo, y que su duración no vale los 70 euros que costaba en su lanzamiento. Eso si, a un precio como el que a mi se me ofreció, no es un juego despreciable en absoluto, y comprarlo por treinta euros es aconsejable para quien guste de los buenos shooters en tercera persona. 

 Conclusión 

Terminator Salvation es un buen juego que peca en algunos sentidos y lo hace en exceso, pero que intenta ser divertido a toda costa, y lo consigue. Es imposible no divertirse mientras dura su corta campaña principal, así como entristece pensar que el cierre de GRIN les imposibilite crear una segunda parte para la película posterior, una parte en la que seguro mejorarían los aspectos que lastran a éste título. 

  

Sabe ser divertido, intenso, variado y representa con fidelidad el mundo destrozado de la película, así como el peligro y la amenaza de sus enemigos, las máquinas, y la pobre resistencia de los seres humanos, que deben usar su ingenio para salvar la vida de momentos peligrosos, habituales en los tiempos post Juicio Final. Terminator Salvation ha sido vapuleado por la crítica, pero a mi me ha convencido totalmente, a pesar de contar con ciertos fallos, y se ha convertido en una agradable opción y adaptación de película que, una vez más, me ha hecho disfrutar tanto o más que juegos cuyo lanzamiento se ha comunicado a los cuatro vientos, y cuyas notas son en exceso altas. Porque no existe a día de hoy un juego que plasme con más realismo la inferioridad humana frente al enemigo Skynet, ni que haga sentir al jugador tan metido dentro del mundo postapocalíptico del que, en teoría, un tal John Connor debería sacarnos.

Lo Mejor

 

-El mundo apocalíptico que adapta con fidelidad.

-La historia sabe ser interesante, a pesar de su sencillez.

-Divertido, intenso y frenético.

-Las máquinas no caerán solo a tiros. Hay que pensar.

-El sistema de combate en general es espléndido.

 

Lo Peor

 

 

-Animaciones en los vídeos muy toscas y robóticas.

-Excesivamente corto, sin extras ni nada parecido.

-No vale lo que costaba en su precio de lanzamiento.