Amistades peligrosas

Abrir la puerta eintentar darnos un beso en la mejilla y con la tontería nos lo damos en loslabios. Las ganas de verte, de querer perderme entre tus besos, tus manos,enloquecerme totalmente eran tantas, que me olvido hasta de mí, de la casa, detodo y me vuelco en ti.

Esos labios a losque anhelaba demasiado tiempo sin probarlos, esas manos por mi cuerpo que mehacen perder la noción, una única fragancia a hombre, la que hace que todo estecuerpo tiemble de placer…

 

Te empiezo a besarhambrienta, de deseo y excitación, de no querer dejarte ir a ninguna parte,pongo mis manos alrededor del cuello y hago que en unos segundos, aquí contrala pared, al lado de la puerta, nos besamos apasionadamente, que perdamosnuestros respectivos papeles de padre e hija. De querer seducirte, susurrarteal oído lo mucho que me gustas y te deseo. Pero mi cuerpo no podía esperar, yalo había hecho suficiente, este es el precio que tienes que pagar por habermedejado la semana pasada, lo cual hace que ahora esté como esté.

//i1192.photobucket.com/albums/aa337/miquiprince/TerritorioDD/besosgoogle.jpg

 Un mundo lleno de tentaciones, amistades peligrosas, amores prohibidos, Paisajes tan  deseables como una noche loca al lado de tu pareja, visitas inesperadas, Seducciones y provocaciones, iras inevitables…

Amante de la lecturas, de noticias impactactantes, poemas sin aliento, envuélvete de nuevo con "Entre páginas".

Ellas te harán bailar al son de las palabras, serás su musa…