Recuerdos

Apareciste como un ángel entre laoscuridad de este mero y duro de mis pensamientos, me miraste fijamente,cogiste esta cara entre manos y te acercaste sin temor alguno, pues sabías queiba a caer rendida a tus encantos. Me embrujaron tu mirada, me enamoraron tuslabios, me robaste el corazón con un beso. Enloquecida a estos sueños sin finalsin tenerte a mi lado, dejándome sin tu amor. Ahogada en un mar de lágrimas ysolo la luna me consuela con su luz cada noche…

Noche tras noche, me acuerdo deesa conversación que una vez tuvimos frente al mar, cogidos de las manos ymirando como nuestra estrella se bañaba en su luz de plata:

         Te quiero…- me susurraste en el oído mientras meabrazabas, después de una noche llena de amor y pasión. Recordando viejostiempos querido mío…Mi dulce pasión, tentación…- y yo a ti también mi vida.