Te quiero

Corazón roto

Corazón sin voto

No te alejes de mí

No me dejes aquí.

 

Corazón sin palabras

Corazón sin mentiras

Dejame estar a tu lado

Dejame abrazar de nuevo

 

Mirar tus ojos

Es como estar en el mar

En medio de la nada

Y mirar el filmamento

 

Dejame estar contigo

A tu lado

Sin mirarte, sin hablarte

Soy feliz tan solo con estar contigo.

 

Cada beso tuyo

Es un mundo

Abrazarte es un sueño

Estar contigo es una imaginación.

* Tiempo *

Descartando las cartas del tiempo

Buscando la salido a este simple

Juego del azar y de los quehaceres

De las mañanas, amaneceres

Sin miedo a perder en esta batalla

De la rutina, me pierdo entre páginas

Divulgando palabras, quienes ríen y bailan al unísono

Del cantar de las almas sin camino

Me enloquezco al pensar quién soy,

Al saber que existes

Y mi mayor deseo, estar a tu lado

Quién me enseñará a amar, de nuevo

De amores sin sentido e ilusiones

Llenos de tormentos

Amar sin miedo

Dame tus dulces besos, tus labios

Quiero recorrer cada parte de tu cuerpo

Oler ese perfume que tanto me provoca

Rózame con tus labios mi cuerpo

Y no me desgastes

Acaríciame hasta cansarte

Pruébame y dime que soy para ti

Quiero oír tus confesiones al oído,

Sentirme querida una vez más.

Ámame con locura y ternura

Árdame hasta alcanzar ese chillido,

El que me pidas a solas.

 

Amistades peligrosas

Abrir la puerta eintentar darnos un beso en la mejilla y con la tontería nos lo damos en loslabios. Las ganas de verte, de querer perderme entre tus besos, tus manos,enloquecerme totalmente eran tantas, que me olvido hasta de mí, de la casa, detodo y me vuelco en ti.

Esos labios a losque anhelaba demasiado tiempo sin probarlos, esas manos por mi cuerpo que mehacen perder la noción, una única fragancia a hombre, la que hace que todo estecuerpo tiemble de placer…

 

Te empiezo a besarhambrienta, de deseo y excitación, de no querer dejarte ir a ninguna parte,pongo mis manos alrededor del cuello y hago que en unos segundos, aquí contrala pared, al lado de la puerta, nos besamos apasionadamente, que perdamosnuestros respectivos papeles de padre e hija. De querer seducirte, susurrarteal oído lo mucho que me gustas y te deseo. Pero mi cuerpo no podía esperar, yalo había hecho suficiente, este es el precio que tienes que pagar por habermedejado la semana pasada, lo cual hace que ahora esté como esté.

//i1192.photobucket.com/albums/aa337/miquiprince/TerritorioDD/besosgoogle.jpg

 Un mundo lleno de tentaciones, amistades peligrosas, amores prohibidos, Paisajes tan  deseables como una noche loca al lado de tu pareja, visitas inesperadas, Seducciones y provocaciones, iras inevitables…

Amante de la lecturas, de noticias impactactantes, poemas sin aliento, envuélvete de nuevo con "Entre páginas".

Ellas te harán bailar al son de las palabras, serás su musa…

Abandono por vacaciones

Como muchos de vosotros y vosotras sabreis, estamos en pleno vacaciones por lo que os tengo que informar que voy a estar un cierto tiempo sin escribir mucho, me ausentaré unas semanas. A la vuelta estaré lista continuar con este relato, con ganas de leer todos y cada uno de vuestros magníficos comentarios, opiniones e sugerencias.

Volveré con más ganas que  nunca a divagar, jugar con las palabras, las páginas, y éstos personajes que me hacen soñar de nuevo…

¡Os deseo unas felices vacaciones a todos/as vosotros/as! Buen verano.

PD: ¡Hasta setiembre!

By Priincesa

//euro.mediotiempo.com/media/cartones/2009/04/qucho-la-risa-en-vacaciones-20090407_800.jpg

¿Un mero sueño o el recuerdo de algo pasado?

Ya se asoma por la puerta la profesora que habíamencionado anteriormente, Ana, con su sonrisa de oreja a oreja, como siempreigual de simpática, agradable, destacando por la vestimenta moderna y clásica, conel tema preparado y sus famosos esquemas. No sé porque pero la admiro de unamanera espectacular, ¿qué tendrá? ¿Qué será?

La verdad, es que el tema que estamos haciendo ahora ensociales no me gusta nada, la política, la encuentro tan aburrida… con que cojaalgo de apuntes y de vez en cuando hacer ver que la estoy escuchando hay másque suficiente, por lo que aprovecho y empiezo a dibujar en otra hoja, meadentro tanto en ella que ni me doy cuenta que la profesora me está llamando:

-Laila…- un susurro, una voz lejana queme habla, levanto la cabeza, y lo único que veo es aquél sueño oscuro e frío,negro como el carbón, esas cosas que van vestidas de negro con capucha, ojosrojos, no se les ve la cara. Por un momento, pierdo la noción del tiempo, depensar que estoy en clase, y ahora… mi mente ya no responde, mis ojos ya noparpadean, intento levantar un brazo y éste no actúa.

Vuelvo a oír ese susurro lejano, esa voz tan familiar,está diciendo algo, intento leer sus labios pero no hay manera, y sin más, micuerpo reacciona de nuevo, oigo a Anna perfectamente no sé de lo que hablaba odecía pero Gina me mira como si hubiera visto un fantasma.

-Laila… ¿estás bien? – ella también memira igual que Gina, algo no va tan bien como antes.

– Siisisi, estoy bien, o eso creo…- laverdad es que tampoco estoy del todo segura, me siento como un bicho raro alque todos lo observan, algunos se me quedan mirando con la boca abierta, otroscon los ojos sin parpadear, ¿Pero se puede saber que les pasa a esta gente,ahora? Que soy la misma de siempre.

– ¿Gina podrías acompañar a Laila, allavabo por favor? – Y Gina me coge de la mano y me tira de ella, salimos de laclase, cerramos la puerta y le gente ya esta comentando. Mi amiga se detiene enmitad del camino y se me queda mirando con cara de preocupada.

 

-Laila, sabes que eres mi mejor amiga yque puedes confiar en mí, dime qué te pasa, por favor- no sé qué decirle porqueni yo misma entiendo lo que ha pasado ahí dentro, porque he vuelto a ver unsueño que hace mucho tiempo que no se me aparecía. Pero lo más curioso de todo,es que al volver a la realidad, todos mis compañeros me estaban mirando de unamanera muy rara… ¿Como le voy contar a Gina algo que ni yo misma sé lo que meacaba de pasar? Tal vez me he dormido, estaba soñando y he hecho cosas rarascomo siempre hago, bueno no siempre, solo cuando estoy nerviosa.

-Tranquila, no es nada, supongo que hayalgo que me inquieta y no sé el qué. A lo mejor será para los exámenes quetenemos de aquí a nada o cualquier chorrada. No te preocupes, se me pasarápronto. Va, vamos a la clase. – dicho eso nos vamos las a dos a clase yentramos como si no hubiera pasado nada, aunque no es así ni mucho menos, perode alguna manera tengo que disimular.

 

PD: Disculpad queridos lectores, pero últimamente he estado muy liada en otros temas y no he

podido  pasar a ordenador todo lo escrito en papel, en cuanto pueda os dejaré todo lo demás.

 

Saludos

 

Priincesa

¿Qué os parece la historia?

Me gustaría saber vuestras opiniones sobre "Volver a verte", que opinais de él, que os gusta y que no. Si debo de cambiar algo, la forma de expresar o si tengo poner más diálogo y menos detalles.

Había pensado en cambiar el título y ponerlo como: " Juegos oscuros". Quisiera llamar más la atención para que todos vosotros tuvierais más ganas de leerlo, tener las ganas de saber como continúa; supongo que sabeis a lo que me refiero.

Cualquier sugerencia será buena para poder mejorar.

Saludos de,

Priincesa

Continuación del capítulo dos

Estas calles por las que voy cada día en autobús, meparecen nuevas y extrañas, como si fuera la primera vez, las casas de laavenida Ibiza las encuentro más grandes de lo costumbre. Y como de costumbre,no hay prácticamente nadie, solo aquellos que tienen perros, esto  no es como en la ciudad que está repleto deperros, gatos, pájaros; no digo que aquí no haya, porque sería una mentira sidijera lo contrario. En los bares o mirando escaparates de las tiendascerradas, otros que ya van con prisas para no perder el tren y llegar tarde altrabajo.

Miro a la gente que va subiendo al autobús, hombres vestidospara al trabajo, jóvenes que quieren tener el cuerpo perfecto para conquistarchicas y sentirse bien consigo mismos, niñas y chicas de mi edad algo dormidasy pintas como una puerta, que quieren parecer las unas a las otras, pensandoque son únicas y que se comen el mundo. Ancianos, ancianas que van al médico oa la peluquería a teñirse el pelo y a contar su vida a los peluqueros, quienesescuchan y preguntan por sus familiares como buenos profesionales que son, y bueno también para un poco de“cotilleo”, que se yo.

Intentar adivinar los pensamientos de los demás es ungran reto,  pocos tienen ese don, tanescasos son que es muy difícil conocer a alguien así.

Bueno, casi llego al cole será cuestión de que pida laparada, porque soy capaz de pasar por delante del edificio y no darme cuenta,con lo cual mucha gracia no me hará entrar por la puerta y que todos se giren ala puerta mirándome o que la profe de sociales no me deje entrar.

 

Aquí están todos alborotados, contando su fin de semanamaravilloso para algunos para otros un aburrimiento de dos días larguísimos. Delos que han salido cuentan lo que han hecho, unos al cine con la intención dever la película de Fast- Furious5  yacaban bailando y cantando la canción que a tantas adolescentes les gusta,“Danza Kuduro” de Don Omar, un cantante latino, para mi gusto ha habido demejores, pero para gusto los colores, dicen. Otros cuentan lo que hanencontrado en Internet: noticias, foros, blogs, imágenes rarísimas, estos sonlos frikis, aunque ya debes de saberestas cosas…

 

Gina ya me viene lanzándose a mis brazos, como una locasalida del manicomio:

-¡Laila! ¿Te acuerdas que cuando estábamos en la playahabía uno o dos, no sé bien bien  cuántoseran, que no te quitaban el ojo de encima? – casi chillando a los cuatrovientos, y yo que no sabía si darle las gracias por su discreción, metermedebajo el pupitre o salir corriendo.

Bueno, mejor no hago nada de eso, busco con la mirada aÁlvaro, ahí está con sus amigos hablando con los demás guaperas, riendo conellos con algún que otro empujón a su mejor amigo de la infancia Víctor, sino recuerdomal.

-Gina, cariño, no hace falta que chilles tanto que tampocoes para tanto, además…Estoy delante de ti, no en la otra punta de la clase Jajajajaja– Me río con ella, para no darle importancia, en realidad tampoco es para tanto.

Capítulo 2: ¿Un día más o … diferente?

 

Capítulo 2: ¿Un día más o … diferente?

 Haciendo el menor ruido posible, me levanto de la cama,me voy medio dormida hacia al lavabo y de mal humor.  Madre mía, vaya cara que llevo, con un pocode agua fría y luego un vaso de leche caliente, y seré la reina del mundo,bueno a lo mejor tampoco tanto, pero sí seré y tendré esa filosofía de viviresta única y preciosa vida.  Cinco minutospara tomarme el vaso con calma, pensando en este día tan perfecto, con un solradiante, algo se me escapa pero no sé que es, seguro que en algún  momento lo sabré, nohay prisa.

Me doy cuenta que me tengo que espabilar o no me dará tiempo a hacer la cama y las cosas de casa, como por ejemplo: recojer la habitación, que la tengo patas arriba, dejarme las zapatillas de estar por casa en la entrada, también el bolso de esta tarde si salgo con las chicas o si me surje otra cosa, que no vaya con las prisas de siempre.  

Estoy lista para la aventura del día, esa de ir a clase, de ver a los compañeros, a las amigas, aprender más que nunca, pero supuestísimo, ver a la única persona que ha robado mi corazón : a Álvaro.

¡Ya es hora!

 – Mamá , me voy. Nos vemos esta noche. Acuérdate que hoy me voy con Gina y luego me iré a hacer un par de recados, tranquila que llevo dinero suficiente…- 

-¿Estás segura?- mi madre siempre igual de preucupada, no tiene remedio, hay cosas que no cambian…

Hablando de que hay cosas que no cambiarán, hoy veré aGina con un new look, no sé que se habrá hecho, pero siendo como es ella no mesorprenderá para nada, ¿qué, cómo es? Pues mira: alta, con un piercing en ellabio inferior, pelo rizado y largo, es muy guapa de cuerpo, esto último porqueme lo dijo hace un tiempo Federico quien está enamoradísimo de ella desde haceaño y medio. A ella también le gusta, pero no sé porque va con tantos rodeos enlugar de decirle lo que siente, supongo que será el miedo de que las cosascambien si no funciona, no puedo decir nada al respecto porque no he estado enese tipo de situaciones, al menos hasta ahora; no sé qué  haría yo en su lugar. Pero lo más seguro esque no haría sufrir a alguien de ese modo, sobre todo porque no se lo merece,no es un chico cualquiera, es nuestro mejor amigo; a quién lo conozco desde losocho años y ella lo conoce desde las trece o catorce no me acuerdo exactamente.

Se enamoró de ella a los pocos de conocerla, en menos dedos semanas estaba enamoradísimo, cuando me lo dijo me quedé de sin palabras,el hecho de que en tan poco tiempo sientas algo hacia otra persona sin apenasconocerla o haber hablado durante un período de tiempo corto es difícil decreérselo, ¿ pero porque no? Las puertas del corazón se habrán en el momentomenos inesperado y te hace ver ese paraíso, llenándote de vida,  dejando sin respiración tan solo verla. Oestar pensando cada instante de tu vida cuando estarás con él o ella, ése momentoque tiene que ser perfecto que nada haga perder esa magia que hay entrevosotros, que solo piensas que no sé termine nunca, que pides más y más,deseándolo al máximo; no como en mi sueño, que al final no nos pudimos besarporque el despertador sonó. Espero que al menos, que mis amigos no dejen laoportunidad de estar juntos, de compartir esa complicidad y química que hay;porque podría ser uno de los mayores errores que habrían hecho hasta ahora.  

 

Volver a verte

 

Capítulo1: El sueño

Es precioso este paisaje, una puesta de sol de lo másbonito, sin calor ni gente, paseando mientras pienso cómo puede ser que algotan valioso como el agua la gente no lo valore. Esa brisa que me acaricia la piel y se me lleva este largo pelo, cierro losojos y disfruto del momento mágico, del único momento que me siento yo misma.El agua está algo fría, pero me gusta mientras ando descalza y notar que de vezen cuando el mar quiere jugar con mis pies y los tobillos.

Tengo los pies queni los noto, los tengo relajados y a la vez cansados de tanto andar, ya llevo ratocaminando, me siento en el suelo, sonrío al ver el horizonte pensando que lavida es maravillosa, relajarme escuchando las olas del mar es lo más parecido ami felicidad del día a día. Las gaviotas chillan enloquecidas al ver a su presasaltando entre olas pequeñas, unas se lanzan como flechas otras siguen dandovueltas contemplando a ver si encuentran algún pez más grande, otras navegantranquilamente dejándose guiar por las agua quietas de este mar. 

Echo los brazos hacia atrás con las piernasestiradas, da gusto estar así. Por alguna extraña razón siento que noto quealgo o alguien me está tocando, tal vez acariciándome la piel, ¿Quién o quéserá? Creía que no había nadie y que estaba totalmente sola, ¿qué hago me giroo no? El corazón me va a mil, casi se me sale del cuerpo,  me giro y me doy cuenta que es él.

-¿Cariño, qué haces aquí? Me has dado un susto demuerte.- mientras me levanto y el coge mi mano, me gustan esas manos suaves,este roce hace que me sonroje. No sé si habrá dado cuenta de ello…- Perdonacielo. Es que, estabas preciosa y tenía muchas ganas de atraparte entre misbrazos.- juega con un mechón de mi pelo. Me escabullo de sus brazos e intento levantarme y empezar a andar, peroél me lo impide, me coge de la muñeca acercándome hacia él, huele a rosasfrescas. Ahora que estoy con el oído en su pecho oigo como su corazón late confuerza, de tal manera que parece que se vaya a salir de su cuerpo.

-Leire, eres preciosa…- esta frase insignificante para algunos, pero  para mí  hace que micorazón acelere, que las ganas de estrecharme entre sus brazos y querer algomás, que me derrita…- te quiero.

Estas palabras, ese chico que me roba y  que se hace dueño de este corazón. Me quedosin saber que decir, sin respiración, lo miro con timidez; tal vez estasensación sea lo más normal, el hecho de quedarte sin palabras al oírlas.  Empieza a acercarme su cara poco a pocomirándome fijamente con sus ojos azules, esos que tanto me vuelven loca,únicamente los suyos; tan cristalinos como el agua. Siento que el corazónsaldrá del pecho de un momento u otro, tranquila… Respira fondo…

Piiiip piip pip!!! When loves takes oveeeeeeeeeer!!! … Yeaaaaaahhhh!- ahora no…ahora no. ¡ Maldito despertador! Estaba a punto de besarme, solo unos centímetros, qué digo, milímetros… ¡Vaya tela!

Juegos sucios