Análisis: The last of us

 

Actualmente cualquiera que juegue al primer Silent Hill de PSX sabe reconocer cual es su principal grandeza por mucho que pasen los años: El conocer exactamente como jugar con el miedo.

Hablamos de un juego en el que temías lo que no podías ver, ni predecir. La niebla creaba una sensación de estar realmente pérdido mientras que la radio aunque quizas te permitiera intuir con lo que iba a pasar nunca te lo aclaraba por lo cual te enfrentabas a una amenaza incierta y quizas por ello la mas temible de todas ya que no sabías que era y cuando te la ibas a encontrar.

En lo nuevo de Naughty Dog, uno de los mejores estudios de Sony, esto no pasa. Todo está demasiado esquematizado a favor del preciado ritmo cinematográfico que impera en esta generación. En The last of Us digamos que se sabe a la perfección cuando viene la fase de infectados, cuando empieza uno de los entretenidos enfrentamientos contra bandidos, cuando hay que darse un paseíto y disfrutar de los escenarios y etc. No existe lugar para la sorpresa y la sensación de que en cualquier momento pueden atacarte por la espalda y la verdad es que el mundo del juego presentado se da a ello.

De todas maneras no se puede juzgar mal al juego por ello si se tiene en cuenta que dentro de sus fases guionizadas me lo pasé pipa. Que quiera que vuelvan los survivals de antes es una cosa y que The Last of Us sea un juego muy divertido es otra.

Me encanta ir cargandome bandidos uno a uno e ir improvisando según la situación lo requiera. Los infectados generan momentos bastante tensos y cuando te pillan sabes que toca sacarse la escopeta y que sea lo que dios quiera porque cargar partida es de nenazas.

Porque si de algo puede presumir Naughty Dog es de crear un juego en el que es divertido adaptarse a las situaciones que se proponen:

Este nivel matandolos a todos sin que me descubrieran.

En este me pillaron pero iba despistandoles mientras les sorprendía por detrás y les reventaba la cabeza uno a uno.

En esta fase me entro la mala ostia y fui a saco con la escopeta tratando de matarlos gastando el mínimo de munción.

Como se ha hecho mención en la última situación el juego también invita a cuidar los recursos. Puedes pasarte niveles mediante el metodo del pañum, pañum pero fallar tiros duele un poquito al igual que que te metan un tiro también jode un montón al tener que recurrir de botiquines crafteables. Usar cuchillos es mas rápido que estrangular a un tío pero quizas sea recomendable guardarselos para abrir puertas que contengan almacenes repletos de objetos y chatarra para mejorar nuestras armas y crear cosillas tan chulas como cocteles molotovs y minas improvisadas.

La peor parte del juego quizas se la lleven los puzzles. Funcionan como forma de cambiar el ritmo de la aventura y huir de la monotomía pero al mismo tiempo estos son demasiado fáciles y no muy inspirados repitiendo patrones. No son frustrantes pero estaría que Naughty Dog hubiera sido un pelín mas ambiciosa en este aspecto como hizo con Uncharted 3.

Si jugablemente es un juego bastante entretenido que te invita a seguir pegado a la pantalla la historia también alcanza un gran nivel. No deja de ser un guión postapocalíptico en el que la humanidad muestra su peor cara y en realidad el viaje de los dos protagonistas no es que se gaste giros de guion de 360º pero lo que hace grande es la interaccion entre personajes. Sin demasiadas prisas, explicando lo que hay que explicar y dejando que se sobreentienda ciertas cosas. No os esperéis conversaciones de 20 minutos, aquí con muy pocas palabras ya se entiende de sobra la relación que hay entre dos personajes y lo que ello conlleva.

También se aprovecha de que el jugador no es tonto para contar historias. No cuesta mucho entrar a una casa abandonada y tratar de imaginarse lo que pasó allí al igual que tras una de las numerosos textos repartidos por el juego uno puede imaginarse finales no demasiado felices en muchas cartas de despedida.

Gráficamente no sabría decir si es lo mas burro que ha hecho Naughty Dog en toda su carrera. Los escenarios son mucho mas abiertos que los de Uncharted 3 pero por ejemplo en el juego de Drake habían mas oportunidades para sacarse la polla.

Lo que si es cierto es que estamos hablando de un juego con un trabajo increible tanto en la dirección artística como en los tíos que se matan picando código como unos cabrones. Entornos urbanos dominados por la naturaleza, ciudades bombardeadas, bosques. The last of us es un juego que escapa de entornos quizas mas lugubres para regalarnos paisajes ciertamente melancólicos aunque también existen de los primeros.

También sorprende la utilización del juego de la violencia no centrándose en el gore pero tampoco cortándose a la hora de utilizarlo. Un ejemplo es la animación de estrangulación de Joel en el que vemos como se toma su tiempo en pillar del cuello a un tipo mientras a este se le ponen los ojos rojos a medida que pierde el óxigeno. Es brutal pero creíble.

Sin duda uno de los mejores trabajos que se han logrado a la hora de recrear mundos postapocalípticos.

En el apartodo sonoro quizas es donde The Last of Us nos falle más y me refiero concretamente al audio español. Una música que suena cuando tiene que sonar, efectos sonoros bastante inmersivos, el ruido de los zombies que da muy mal rollo. Todo es perfecto hasta que toca descubrir que el magnífico trabajo de doblaje al español (que no el de localización con sus fallos puntuales) ha quedado empañado por el hecho de que las voces en el juego se escuchan demasiado bajas fuera de las cinemáticas. Si queréis jugar en español recomiendo usar los subtítulos pero aún así opino que la mejor opción es disfrutarlo en inglés debido al fallo mencionado.

The Last of Us es una gran despedida a esta generación por parte de Naughty Dog. Un juego mas o menos larguillo (de 14 a 20 horas), muy entretenido y aunque palomitero no trata al jugador como gilipollas habiendo ayudas que son perfectamente desactivables desde el menu. Si buscáis un juego que mezcle survival y acción de una forma muy bien llevada a cabo y os gustan las historias en las que lo importante es la relación entre los personajes The Last of Us es vuestro juego.