Recuerdos perdidos Capitulo 4

Miércoles 21 de Mayo de 1980

Una contusión en la cabeza.
4 costillas fracturadas.
Un brazo entablillado.

Estoy en una camilla y me han traído mis pertenencias personales. No se como he llegado aquí.

Jueves 22 de Mayo de 1980

El profesor Jaeger me ha explicado que unos chicos me atacaron y me dejaron inconsciente. Debieron ser los amigos de Wilkinson. Pero no recuerdo nada de lo sucedido. El profesor me ha dicho que identificaron a todos los reclutas que participaron en el ataque y que han sido graduados con deshonores por esta agresión y que no podrán seguir con sus carreras militares.

Viernes 23 de Mayo de 1980

No consigo recordar nada de lo sucedido el martes por la tarde. Todo esta borroso y no encuentro la forma de recordar que paso y como se desarrollo el combate entre esos chicos y yo.

Sábado 24 de Mayo de 1980

Durante esta noche no he parado de soñar con el ataque de los amigos de Wilkinson. En el sueño todo pasa muy rápido y soy yo quien les deja inconscientes a ellos. En el sueño actuó como yo habría actuado. Me encargo de infringirles un daño superior al previsto para que sepan que esta es la ultima vez que intentan atacarme. Recuerdo que el mas alto de los 4 chicos intento atraparme primero y que le conecte un golpe seco y directo en la garganta para luego tumbarlo con el CQC. Como de repente 4 manos me agarran del cuello y de la ropa y me empujan contra la pared.

Y como de un codazo le hundo el ojo al que estaba en mi derecha y al caer al suelo le doy una patada para noquearlo.
Veo como el cuarto chico con una vara de hierro intenta golpearme, pero como el chico que esta agarrandome a mi izquierda empieza a sentir miedo. Miedo al ver como fríamente he tumbado y dejado fuera de combate a dos chicos mayores que yo.

Veo el miedo reflejado en su rostro cuando consigo deshacerme de su inmovilización y lo uso de escudo humano contra el chico que me quería romper los huesos de la cabeza con una vara de hierro. Solo que en vez de mi cabeza, lo que ensucia la pared son los restos y la sangre de la cara del chico que he usado de escudo.

Y esta vez lo que siento es ira. Me veo a mi mismo mirando a los ojos al chico que quería lastimarme. Al chico que quería herirme. Al chico que quería matarme. Y durante una fracción de segundo veo mis propios ojos. Unos ojos con la mirada perdida.

Unos ojos inexpresivos que miran directamente a un chico que no sabe con quien se ha metido ni donde se ha metido. Unos ojos que se mantienen fijos en su presa aun cuando su victima intenta alcanzarlo otra vez con la vara de metal. Pero que lo único que consigue es dar una arma mortal al que va a ser su verdugo.

Porque en su segundo intento de alcanzarme veo como le desarmo con un elegante movimiento de CQC y le clavo la vara en la rotula. Y sin darle tiempo a sorprenderse y gritar, veo como le golpeo con un golpe seco en los riñones, en el corazón, en los genitales y en la frente.

Y mientras lo veo caer con los ojos en blanco. Veo como me mantengo firme ante mi victima. Y de repente todo se vuelve borroso y me despierto.

Domingo 25 de Mayo de 1980

He vuelto a tener otra vez el mismo sueño.

Lunes 26 de Mayo de 1980

No puedo soportarlo. El del sueño no soy yo. Yo no quería lastimar tan gravemente a esos chicos. Solo quería que me dejaran en paz. Solo quería que Wilkinson me dejara en paz. No quería que todo acabara así. Solo quería tranquilidad y avanzar en los cursos.

Intente avisar a los profesores. Cuando Wilkinson quiso atacarme todo ocurrió muy rápido y lo hice sin pensar. No soy mala persona. No quería que me hicieran daño. Solo quería advertirle. Avisarle que no debía meterse conmigo, ni él ni nadie. Quería dejar claro que no pueden estar aprovechándose de mi. Y aunque me aseguraron que lo cambiaron de centro por mi seguridad, estoy seguro que Wilkinson murió al hundírsele la nariz en el cerebro. Por eso querían venganza. Por defenderme. Y lucharon para dañarme. Pero aunque no lo haga conscientemente, yo lucho para vencer.

Quise entrenarme para sobrevivir pero solo me volví mas peligroso. Quise que los profesores acudieran a mi llamamiento. No me han hecho caso y estoy seguro que lo que he soñado ocurrió en realidad. No se como me hicieron estas heridas pero solo se que me han dejado solo.

Martes 27 de Mayo de 1980

Los profesores insisten en que un sueño es un sueño. Insisten en que debo concentrarme en mis estudios y que soy afortunado por seguir con vida.

Miércoles 28 de Mayo de 1980

He hablado con los profesores y me concederán un permiso especial para poder usar el programa de realidad virtual en cuanto este recuperado. Quiero aprender lo máximo lo mas rápido posible. Quiero graduarme y dejar esto. Quiero tener una vida tranquila. Quiero vivir alejado de todo el mundo…

No estoy preparado para ser soldado. No estoy preparado para matar.