Mision: serpientes en el nido

 Lunes 23 de Octubre de 1989

-¡Saluden! ¡Entra un oficial!

-¿Y bien, todo listo?

-Todo preparado señor.

-Gray Fox. Me alegro de verte. Felicidades por tu ultima misión. Master Miller. Espero que todo vaya igual de bien. Y ya veo que también tenemos otro componente de Foxhound. La expectación de esta prueba veo que es máxima. Ya intercambiare unas cuantas palabras con el señor Ocelot dentro de un rato. ¿Como están los chicos?

– Preparados para actuar señor.

-¿Porque no se dicen nada?

– Les dijimos que su acompañante de la misión era ruso y francés respectivamente.

– ¿Fue cosa suya Miller?

– Fue cosa mía señor. No hay ninguna necesidad para los sujetos entren en contacto entre si mas de lo estrictamente necesario. La misión es sencilla en cuanto objetivos. Entrar sigilosamente. No dejar supervivientes si es necesario. Y conseguir cada uno una parte de la información especifica.

– Ocelot… De acuerdo pues. ¿Esta la base preparada?

– Los guerrilleros están en nuestra antigua base de Centro América. Todas las cámaras fueron instaladas antes de que la invadieran por un oportuno soplo de nuestra sección de inteligencia. Nadie hace ningún movimiento sin que lo sepamos.

-Bien bien. Por el amor de dios. Vaya nivel de tensión hay entre los chicos. Traigan otro cenicero.

(25 minutos después)

– Si la verdad es que ya era hora de que le diéramos alguna utilidad a esta base. Cuando me comunicaron que la iban a utilizar para una prueba me sentí aliviado. Es una buena forma de comprobar el nivel actual de nuestras dos mayores promesas militares.

– Disculpe señor. Ya han entrado en la base.

-¿Ya? Si que han ido rápido. ¿Alguna baja?

– La mitad de los soldados que estaban haciendo guardia en el perímetro señor.

-No me digas… bueno eso es algo que tendremos que corregir. No es que me importe la vida de unos simples guerrilleros, pero hay que buscar la perfección. ¿Porque no les complicamos un poco las cosas? La base no es que sea precisamente grande. Gray Fox, Ocelot, ¿Creéis que están preparados?

-Sin ninguna duda señor.

-Seguro que mi chico lo agradecerá.

-Adelante pues. Master Miller, dele al doctor Emmerich los códigos para activarle. Es hora de ver que son capaces de hacer…