Full Snake. Cara A

Lunes 23 de Octubre de 1989

 

-Malditos segadores. Así no aguantaremos mucho. Hay que abrir la puerta cuanto antes- Y fue tras ese pensamiento cuando se abalanzo sobre la puerta y comprobó que su compañero pensaba lo mismo y actuo igual que él. Pasaron la tarjeta por el lector y pasaron a la siguiente sala antes de que los segadores se lanzaran sobre ellos.

Transcurridos unos segundos empezaron a escuchar los golpes que los segadores le daban a la puerta. -No se cuanto aguantara, será mejor que… mierda…

Ante ellos, un soldado con casi todo el cuerpo metálico les daba la bienvenida. Medio torso, su brazo derecho, y media cara era todo lo que le quedaba de ser humano. Les señalo con su katana y les dijo en ingles – Veo que se han colado un par de serpientes al recinto – Su voz era metalizada. Poco natural. Sin lugar a dudas seria otro soldado con el que hayan experimentado pensó Solid Snake.

-Por fin cara a cara serpientes… ahora se decide nuestro futuro- y tras estas palabras, hizo una filigrana con su katana con un salto intento atravesar a Solid con su espada.

Solid Snake dando una voltereta hacia delante esquivo el ataque, y la espada del soldado-ninja se clavo en el suelo. -Que cojones es esto…- pensó Solid Snake.

El ninja desclavo la espada del suelo con suavidad. Casi con facilidad. Y fue en ese momento cuando recibió la embestida del compañero ruso de Snake. Esquivaba con relativa facilidad sus puñetazos y patadas. A diferencia del soldado ruso, que esquivaba sus ataques y espadazas de forma muy forzada y siempre por los pelos. Hasta que finalmente, los dos giraron sobre si mismos y se golpearon a la vez con una patada giratoria.

El ninja solo se doblo un poco hacia atrás. Pero el soldado ruso salto 5 metros atrás por la potencia de la patada.

Al caer al suelo, su Mk cayo y Solid Snake la recogió para apuntar junto a la suya al ninja. Empezó a dispararle y vio como ninguno de sus dardos daba en el blanco. Con su espada bloqueaba todos sus disparos. Snake disparo un ultimo disparo, y el ninja, para demostrar que era completamente inútil que dispararan sobre él, corto por la mitad el dardo en plena trayectoria. Las dos mitades del dardo se quedaron clavados en una taquilla.

Se dirigió corriendo hacia él y le lanzo las dos pistolas. Con un solo movimiento bloqueo el impacto de las pistolas, y desde su posición le lanzo una estocada horizontal a Snake. Doblándose hacia atrás y girando sobre si mismo el espadazo no le corto por poco. Y al enderezarse intento conectarle dos puñetazos. El primero lo esquivo, y el segundo no llego a lanzarlo. El ninja le golpeo con la patada del escorpión dejando a Snake aturdido en el suelo.

El ninja levanto la espada dispuesto a ejecutar a Snake y acabar con él de un solo movimiento. Pero antes de que empezara a bajar, el soldado ruso golpeo al ninja con los dos pies a la vez en el pecho del ninja. Consiguiendo así por primera vez moverlo de su sitio.

Le respondió con diversos espadazos, todos esquivados por los pelos. Los dos últimos le produjeron cortes en el brazo y en la espalda. Y fue entonces cuando volvió Snake a la carga, sacándose el cuchillo y atacándole por la espalda al ninja. Este se giro y de un mandoble le corto la punta del cuchillo.

En ese momento los tres soldados se frenaron un momento. Snake y su compañero se miraron mientras el ninja hacia girar su espada. Volvieron a cargar.

Primero el soldado ruso y luego Snake. Mientras su compañero atraía su atención, Snake le corto en el tendón de aquiles y girando sobre si mismo le clavo el cuchillo en el brazo humano que le quedaba. Entonces la lucha ceso momentáneamente.

Del brazo del ninja fluía sangre blanquecina. – Algo es algo- Pensó Snake. -A malas lo desangramos.

El ninja se miro el brazo. -No es suficiente- dijo. Y dio un cabezazo hacia atrás que le dio de lleno a Snake. Se quito el cuchillo del brazo y se lo clavo en el hombro haciendole gritar de dolor.

Su compañero se lanzo sobre él, pero esta vez, no buscaba un ataque físico, sino desarmarlo. Snake vio como intentaba utilizar el CQC, pero había algo que no iba bien. Ya fuera por agotamiento o por su fuerza sobrehumana, el soldado ruso no podía moverse, y lentamente retrocedía por la fuerza del ninja.

Finalmente tuvo que soltarlo. A punto estuvo de ser partido por la mitad por su katana.

El ninja no se cansaba, y ellos se iban agotando a gran velocidad. El ninja estaba a punto de atacar, y cogió sus pistolas Mk y se las paso a su compañero para que las cogiera por el cañón y atacara con ellas.

Atacando individualmente tenían menos posibilidades. Pero al menos así se aseguraba de que si le impactaba con las pistolas, el golpe fuera mas duro.

Se fijo en que la sangre blanca no paraba de brotar, y que si al final su única opción era desangrarlo tenían que provocarle mas heridas.

Su compañero debía estar pensando lo mismo. Y bien debía recordar que su cuchillo estaba en el cuello de un segador muerto. Pero Snake vio, como hábilmente utilizo las empuñaduras de las pistolas para bloquear un espadazo del ninja, y estas fueron cortadas como si fueran mantequilla. Y ahora ambas Mk parecían pequeños piolets metálicos, como los que se usaban en montañismo.

Ahora tendrían tres armas punzantes. Tres armas blancas pequeñas contra una katana. Tenían que desarmarlo. Era la única opción. Y entonces su compañero guardo las dos pistolas. Fue como si le leyera el pensamiento. Todo se reduciría finalmente en si conseguían desarmarlo.

Miro a Snake a los ojos. Y volvió a agarrarlo. Pero esta vez el choque duro menos tiempo. Y el ninja interpuso entre él y su compañero la katana. Le cogió por la cabeza y lentamente lo iba acercando a la espada. En pocos segundos lo degollaría.

Snake, que entendió perfectamente la estrategia. Grito y se arranco el cuchillo del hombro. Se levanto y salto sobre el ninja, al que le clavo el cuchillo en el cuello. Fue entonces cuando soltó la espada.

El ninja soltó un alarido. Una mezcla entre rabia y dolor. Cogió a Snake del cuello con una mano mientras con la otra intentaba quitarse el cuchillo del cuello. Pero Solid Snake se lo estaba clavando con todas sus fuerzas, y hasta que consiguió quitárselo de encima le serró parte del cuello humano que le quedaba.

La sangre brotaba en mayor medida ahora. Cuando Snake se levanto del suelo vio como su compañero, con las pistolas le iba provocando heridas al ninja sin parar. Del ninja se escuchaba ahora una respiración dura y pesada mientras le cortaban y desgarraban la piel.

Pero aun era peligroso. Golpeo al soldado ruso con los dos puños a la vez haciéndole chocar directamente contra una mesa con ordenadores. Mantenía la fuerza, pero la velocidad no era la misma. Parecía mas aturdido. La perdida de sangre seguro que le estaba afectando. Y ahora buscaba la espada.

En el momento en el que la espada entro en su campo visual, fue directo a buscarla. Pero no fue el único que se dirigió hacia ella. El soldado ruso también iba corriendo a cogerla. Y Snake también se puso en pie y se dirigió hacia ellos. Estaba justamente detrás del ninja.

El ninja y el ruso estaban a una distancia similar de la espada. No podian permitir que el ninja llegara antes que ellos porque podría significar su fin. Y fue entonces cuando el compañero de Snake, le lanzo las dos pistolas. Una se le clavo en el ojo al ninja. Eso le retraso, aunque no interrumpió su marcha.

Y fue entonces cuando llego un poco antes el soldado ruso. Con los pies, agarro la espada por la empuñadura y la elevo por detrás suyo como quien eleva una pelota de fútbol. Por su propia inercia, no pudo frenarse, y el ninja le conecto un golpe directo en la cara.

Con la espada en el aire, el ninja alzo la vista. Vio la empuñadura por encima de él. Y salto para coger la espada.

Pero en ese momento no contaba con que Snake, no Coria en la ayuda de su compañero, sino en la búsqueda de la katana. Y antes de que pudiera reaccionar, Snake, le conecto de un salto una patada en la cabeza que hizo que el ninja perdiera el equilibrio. Mientras que en el aire cogía la katana. Y finalmente, al caer, cortarle el cuello al ninja que tantos problemas les había causado.

Por fin se había acabado. La sangre blanca se iba extendiendo por el suelo. Y en los ojos de Snake no había ni triunfo ni sensación de victoria. Nunca la tuvo durante todos los años en los que estuvo cumpliendo misiones y venciendo a todos los rivales que tuvo delante. Y por supuesto, esta vez tampoco iba a haberla.

Ayudo a levantarse a su compañero. Miro al cuerpo sin vida del ninja y le propino un par de patadas. -Este tipo es un salvaje- Se lamento para sus adentros Snake. Miro a su alrededor. Y fue rumbo hacia su puerta.

Aquí se acababa el camino junto a su extraño compañero ruso. Le saludo sin esperar ningún tipo de respuesta. Él seguía pateando al ninja. El pasillo por el que se dirigía era estrecho. Vio la rendija por la que escaparía e iría a parar a las cloacas. Estas le llevarían a la selva. Y hasta dentro de dos días no se podría dar una ducha. -Seguramente tendré que comer alguna serpiente si me entra hambre- dijo Snake.

Encontró el ordenador al fondo del pasillo. Se sentó en la silla. Puso el disquete y copio los archivos por los que había ido a ese complejo militar. Se quito el pasamontañas y escupió sangre. -Misión rápida y sencilla- Se encendió un cigarrillo, le dio una calada profunda y la saboreo. Antes de echar el humo a la pantalla del ordenador los datos ya se habían copiado. Tosió. Y escupió un poco mas de sangre. -Los huevos sencilla.