Crítica destructiva a Resident Evil Apocalypse, o el Homenaje descarado al Copypasteo

Atención: no contiene Spoilers, ¡ES UN SPOILER EN ESTADO PURO! 

Ya hace algún tiempo de mi anterior crítica (no demasiado destructiva) sobre Resident Evil, así que es hora de hacer lo propio con su secuela, Resident Evil Apocalypse, un auténtico homenaje al copypasteo hecho arte. Asi pues, como dice Tani, ¡al turrón!

Todo empieza como siempre en estas películas con un breve repaso de la entrega anterior, ¡ala para hacerte sufrir de nuevo!, en el que se explica cómo nuestra adorada Alice y su amigo Matt son hechos prisioneros de Umbrella para experimentar con ellos. Después de ese inciso, nos metemos en acción, con la apertura de la Colmena en una escena que recuerda a Alien y la posterior epidemia en Raccoon City. Entonces Umbrella se dedica a ir a buscar a sus científicos más eminentes, entre ellos a ¿Charles? Ashford y a su hija, que no se llama Alexia, y que además ¡son buenos! Por si fuera poco, encima han eliminado al pobre Alfred, el hermano trasvestido y freak de Alexia (con lo bien que le quedaba el vestido al bueno de Alfred, y el juego que hubiese dado). Pero entonces ocurre el primer contratiempo, hay una accidente y la niña desaparece, y todo en medio de la epidemia. Los mercenarios de Umbrella, que intentan rescatar a los supervivientes, con Carlos Olivera al frente, y el resto, que tienen tan poca relevancia que ni me recuerdo de los nombres (bueno sí, pero estoy muy perra para escribirlos, ¡leches!).  


Se menciona algo de las Arklay Mountains, ¿pero, con la linea argumental que siguen las películas, importa algo? (pulsa para agrandar)

Entonces aparece ella. ¡Sí! es ella, nuestra Jill. Se supone que en los periodicos que tiene en la pared pone la razón por la que está suspendida, pero no da tiempo a leer. Suerte de los printscreens ¿verdad? Pero claro, esta Jill es más chula que un ocho, y al oir que la comisaria pide refuerzos, pa’ allá va ella, y cuando llega se lia a tiros con todo bicho muriente que hay, y en ese momento nos hacemos a la idea de porque está suspendida (no me extraña con ese gatillo fácil a lo Harry el Sucio).


¿Hablas conmigo? ¿Estas hablando conmigo?… ¡Jill Callahan al rescate!

Al salir de la comisaria se junta con otro compañero de los S.T.A.R.S (tampoco me acuerdo del nombre, lo siento, tengo memoria de pez) que nada más verlo ya sabes que va a morir (negro, secundario y además no ha salido en ningún juego, ¡amigo estás bien jodido!). La guerra ha estallado allí fuera y los zombies están por todas partes, y ahora es cuando se aprecia claramente el copypaste exagerado de la película, lo que nos lleva a preguntarnos si Ana Rosa Quintana trabajó en este film, aunque quien sabe, porque esta mujer está en todas partes.


Las 7 diferencias: Resident Evil Apocalypse


Las 7 diferencias: Resident Evil 3

He puesto las imágenes de los zombies porque, hombre, era de justicia que saliesen, pero este trozo de la película os la podeis saltar y ver la intro del Resident Evil 3, que al fin y al cabo es lo mismo y hace más gracia. Como dice Ortega y Gasset, aprovechen para ir al baño, a sacar al perro o leer un libro, que la vida es corta y el tiempo corre.

Volviendo a la trama, Jill y Vasamorir deciden escapar por el único puente de salida de la ciudad (para que luego digan de la M30) que Umbrella ha cerrado para evitar la contaminación, pero viendo que la infección ha llegado hasta allí, no se les ocurre otra cosa que disparar a discreción, así que desbandada general y se une al dúo, una periodista del canal de noticias (esto más que una película empieza a ser un RPG), y todos juntos se van a ocultar a una iglesia. En ella, son atacados por dos simples lickers, y Jill, nuestra Jill, la que es más chula que un ocho, ¡no puede con ellos!, y están a punto de morir cuando…


Alice no se ha leido los Pilares de la Tierra, con lo que cuesta hacer una catedral: ¿la puerta? ¿para qué?…

O sí, es nuestra supermegaguayconpoderes heroina, Alice, que se carga a los dos lickers con su Harley y su recortada, dejando a la pobre Jill con cara de WTF? Por supuesto, Alice también se une al grupo, como invocadora (no Rikku, que eso es de otro juego), y todos juntos deciden buscar una salida de Raccoon City, y como no hay sitios mejores por los que pasar, deciden acortar por un cementerio. Mientrastanto Carlos y compañía siguen más perdidos que el Teto en la pelicula de Dragon Ball. Y, como no, Nemesis hace su primera aparición, cuando es programado, para probarlo, para que mate a los S.T.A.R.S. (un recurso fácil para explicar la única linea de dialogo del pobre), y así se le queda en memoria como objetivo secundario.


Aquí, las chicas, de fiesta en el cementerio, partiendo cuellos a los pobres muertos, que para una vez que resucitan…

De vuelta en el cementerio, ya se supone lo que pasa: cientos de zombies de cuando Marujita Diaz iba a primaria salen de sus tumbas, pero nuestras heroinas les dan una grata bienvenida, acabando con ellos a lo bruto para ahorrar munición, no sin que antes contagien a nuestro amiguito Vasamorir. Después de un pequeño debate de ‘Matalo ahora o te arrepentirás’ en plan Reservoir Dogs deciden pasar de largo. Pero en esas vuelve a aparecer nuestro amigo del bazooka, que sigue programado para eliminar a todos los S.T.A.R.S., y es aquí donde se cumple el destino de Vasamorir (lo siento, pero ya te rebautice con esa idea), del que Jill se salva por los pelos. Entonces se produce el primer enfrentamiento entre Nemesio y Alice, del que esta última escapa por los pelos. Ya separados del grupo, y después de que Jill remate, otra vez, a Vasamorir, ella y la periodista se dirigen al colegio, donde, para abreviar, al separarse, la periodista es merendada por una clase entera de niños zombies, en la que para mí es la mejor escena de la película y Jill se encontrará a la hija de Ashford, y a lo que queda de los mercenarios de Umbrella, y luego con Alice, Carlos y JT (ya he dicho que iria abreviando, que sino se eterniza). Todos juntos ya, y sabiendo que planean destruir la ciudad con una bomba atómica, buscan un helicóptero para escapar, pero son apresados por Umbrella, y es entonces cuando se deciden probar a las dos "armas biologicas" más potentes: Nemesio y Alice. Esta es la razón principal por la que se puede considerar está película una película de CIENCIA-FICCIÓN, porque no hay nadie que pueda tragarse que Milla Jovovitch (recordemos, 45 Kg, delgaducha) puede enfrentarse, y ¡DERROTAR! a Nemesis (recordemos, 200 Kg, 2,5 m de alto…). Hasta lo de los zombies es más creible que esto.


Mila desafiando lo física elemental, y encima ¡derrotándolo!

Por supuesto Alice gana, (obvio, con ese músculo poderoso que tiene), y con la ayuda de Nemesis, que se pone tierno, se escapa junto con el resto, en una serie de escenas que inauguran nuestra segunda tanda de copypasteos:

 
Las 7 diferencias: Resident Evil Apocalypse

 
Las 7 diferencias: Resident Evil Code Veronica
 

 
Las 7 diferencias: Resident Evil Apocalypse


 Las 7 diferencias: Resident Evil Code Veronica

Lo dicho, Control+C y Control+V a porrón y sin que se queje el personal, y luego dicen que Capcom plagia las películas de Romero… Volviendo a la trama, finalmente consiguen escapar en el helicoptero justo antes de que la bomba detone, pero acaban estrellándose. Habría puesto más imágenes, porque estas escenas también están copiadas casi íntegras de Resident Evil 3, pero me parecían demasiadas, y además ya se capta la idea. Después del accidente, se ve como Alice está dentro de un tanque de kolto (lo sé, demasiada influencia del KOTOR), y es despertada por un cientifico de Umbrella, pareciendo que ha perdido la memoria, pero no. En una de esas escenas a las que nos tiene acostumbrados, Alice se libera de todo el personal y escapa del edificio, con la ayuda de Carlos y Jill, y así termina la película, ¿o no?…

Conclusión

Como película no es nada del otro mundo, y estoy siendo benevolente. Ante la crítica de los fans de que la primera película se había alejado demasiado de los juegos, decidieron hacer un guiño a la saga, pero esto no es un guiño, ¡esto es una auténtica caida de ojos! Los personajes estan metidos con calzador y se ve a la legua que algo sobra, o Alice o Jill. Quisieron meter referencias a la saga (los periodicos del piso de Jill así lo demuestran citando el caso de las Arklay) pero no siguieron ese camino, lo que habría aportado más profundidad a la película, y al menos sabríamos porque Jill está suspendida. Por si fuera poco, el 40% de las escenas son plagios casi integros de los videojuegos, juegos de cámara incluidos, y de las escenas originales hay muy pocas salvables, de entre las que destaca el ataque de los niños zombies. Para muchos, la puntilla para mandar esta película al destierro de las peliculas infumables es esa pelea absurda entre Alice y Nemesis, completamente desmitificadora (¡leñe, hizo falta sumergirlo en ácido para acabar con él en el juego!).

Ahora, que cada uno opine, aunque como ya sabeís, a mí no me acabo de desagradar del todo.

Cuñaaaoooo!

 

Add to Technorati Favorites