Mass Effect (PC), Primeras impresiones

Hoy, después de una larga espera, por fín puedo escribir sobre mis primeras aproximaciones a este gran título y última obra maestra de Bioware: Mass Effect

Para los que no hayan podido disfrutar de la versión de XBox 360 o aún no lo han adquirido, el juego está bastante bien optimizado y no tiene porque dar problemas. Los requisitos mínimos son los siguientes:

  • S.O: Windows Vista o XP
  • Procesador: mononúcleo de 2,4 GHz o de doble núcleo a 2,0 GHz (mejor si es superior)
  • Memoria RAM: 1 GB para XP / 2 GB para Vista
  • Espacio libre en disco duro: 15 GB
  • Tarjeta Gráfica: 256 MB (compatible con Pixel Shader 3.0). Es recomendable que sean superiores a Nvidia 6800GT y ATI XI300 XT
  • Tarjeta de Sonido: Compatible con DirectX 9.0.c. (se recomienda especialmente la serie Creative X-Fi)

Como podeis ver, los requisitos son bastante aceptables para la gama media actual y para ordenadores de hace ya algún tiempo. En mi caso personal, cumple todas las prerrogativas, a pesar de tener una Nvidia 7600GT, por lo que no es necesario actualizar a las de la serie 8000. El único problema aparente que me ha notificado es que necesito una versión actualizada de los drivers de la tarjeta de sonido.

La instalación del juego es sencilla. A pesar de llegar con dos CDs, para la instalación en castellano sólo necesitaremos el CD nº1, ya que el enigmático CD2 no contiene la tan cacareada expansión como se rumoreo hace un tiempo, sino que sirve para la instalación de otros idiomas.

Otra de las trabas que EA ha conseguido colar en el juego es el registro de nuestro original via Internet, es por esto que para instalarlo, nos advierten de que tengamos la conexión abierta. Según se comenta en los foros, este sistema de seguridad, sin llegar al doloroso StarForce, es bastante preocupante ya que sólo se permiten tres registros por juego, con lo que si por algún motivo tienes que formatear tu disco duro, puedes perder los derechos de algo que es legalmente tuyo.

La instalación, por lo demás, es bastante sencilla y despues de empezar a instalar, no solicita ninguna acción especial, ni siquiera para registrar el producto (yo al menos no lo hecho, y el juego no me lo ha solicitado en ningún momento). Una vez instalado, el juego detectará nuestro hardware para encontrar posibles conflictos y automáticamente seleccionará la mejor configuración. Y ya podemos empezar a jugar.

El primer paso es la configuración de nuestro jugador, que podemos optar por escoger los predeterminados que el juego nos muestra, o crear nuestro propio personaje a nuestro antojo. No hay que decir que ésta es la opción más divertida e interesante, porque ABSOLUTAMENTE todos los parámetros de la cara son configurables (estructura facial, profundidad de los ojos, longitud de la nariz,…).

Hay tal cantidad de parámetros de configuración, que aunque nos lo propusiesemos no podríamos conseguir el mismo aspecto para dos partidas (o carreras) diferentes. Además del aspecto físico, también deberemos decidir cómo queremos que sea el personaje, dependiendo de donde se haya criado (espacio, colonias, Tierra) o cómo se haya convertido en héroe (superviviente, heroe de guerra o infiltrado). Por supuesto, como buen juego de rol, nuestras acciones en el juego nos harán virtuosos o rebeldes (o hablando en plata, del lado luminoso u oscuro de la Luz).

Historia

Estamos en el año 2183, y en menos de 200 años, el hombre ha establecido contacto con otras razas alienígenas gracias al descubrimiento arqueológico (¡cuanto nos debe la Humanidad a los arqueólogos) de restos de una antigua civilización con grandes conocimientos sobre como viajar por el espacio gracias al efecto de masa (de ahí el nombre del juego). Pero la raza humana, como recién llegada, no acaba de ser bien vista por el resto de razas ni por el Consejo que forman, aunque están dispuestos a aceptar a un humano, por primera vez, entre las filas de un grupo de élite especial llamado los Espectros. Tú, como comandante Shepard, eres el elegido para tal efecto, pero una serie de incidentes en Eden Prime, una de las colonias humanas, te sumergirá en una lucha  con razas ascentrales. El futuro de la Humanidad dependerá de tí.


Mi particular Comandanta Alessa Shepard

Gameplay

Como es típico en Bioware, Mass Effect representa la renovación del género como ya logró con anterioridad con Caballeros de la Antigua República, porque este juego no se puede encasillar facilmente como juego de rol al uso, ya que contiene diferentes elementos de otros generos, como es su sistema de juego tipo shooter 3ª persona, o elementos de aventura gráfica.

 
Las conversaciones que mantengamos son cruciales, puesto que cuanto más interroguemos a alguién mayor será la experiencia que obtengamos

Gran parte del juego no estará basada sólo en la acción sino en conversaciones que deberemos mantener con los miembros de la tripulación de nuestra nave, la Normandía, y con todos los personajes que encontremos, ya que es una forma segura de ganar experiencia. La nave también nos permitirá explorar libremente casi cualquier planeta que queramos desde el mapa de navegación, y una vez que aterricemos, lo exploraremos más a fondo con vehiculos Mako.

 
Los vehículos Mako nos permiten desplazarnos y a la vez protegernos gracias a la metralleta y al cañon (arma secundaria). Desgraciadamente, moverse con ellos en la versión de PC es muy engorroso.

Por donde no podamos pasar con el Mako, iremos a pie, momento en que el juego se maneja exactamente como un shooter tradicional en 3ª persona, con la diferencia de que podremos dar órdenes a nuestros dos compañeros de patrulla, aunque de hecho, la mayor parte del tiempo se la pasaran muertos, porque no son de gran ayuda. Podemos aprovecharnos también de las habilidades de nuestros compañeros, que vendran definidas por su rango (biótico, soldado, infiltrado,…), aunque no es algo esencial para avanzar.


Nuestra especialización en un rango también nos pasará factura porque obligatoriamente tendremos una afinidad hacia armas concretas según cuál hayamos seleccionado

Algo vital que aprenderemos es que no debemos combatir a la ligera y al estilo kamikaze, sino que necesitaremos estar escudados detrás de alguna pared casi la mayor parte del tiempo. 

Como buen juego de rol, también nos veremos en la obligación de ir mejorando el rango de nuestro personaje así como las armas y nuestra habilidad con ellas, conceptos estos que cuestan un poco de asimilar al principio.

Un problema personal que he encontrado es que la dificultad llega a ser excesiva en algunos tramos, de forma repentina, lo que obliga a repetir una y otra vez, una y otra vez, la misma escena, sin posibilidad de grabar la partida en un punto intermedio, lo que fastidia bastante en el caso de las cinemáticas o en las conversaciones.

Diferencias respecto a la versión de XBox 360

Existen muy pocas diferencias respecto a la versión de consola puesto que el juego está muy bien optimizado, pero el paso entre diferentes zonas no es fluido y te puedes encontrar de repente con una carga de escenario o con ralentizaciones continuas parecidas a los lags del online. Esto puede ser problemático si te pilla en mitad de un combate y es un merecido capón para Bioware, y que le quita puntos a este excelente juego.

Por supuesto, los controles también cambian considerablemente ya que ahora están adaptados al teclado, aunque siempre se puede acceder a las opciones directamente desde el Menú.

El precio del juego es un poco caro para un juego de PC (en torno a 47 € en el MediaMarkt), pero no tanto en comparación con los juegos para consolas, por lo que yo recomiendo su compra.

Eso ha sido todo de momento. Más adelante tal vez modifique la entrada para incluir alguna escena subidita de tono Very Surprised, o para incluir mis impresiones finales una vez termine el juego. Sólo un consejo, no os lo perdais: no os arrepentireis.

Saludos!