Niños… tiernas criaturitas

Niños, esas tiernas criaturitas de ojos celestiales e inocentes que en la vida real nos hacen enternecernos…Pero, ¡que demonios! No estamos en la vida real, esto es Raccoon Hill, el blog donde el terror predomina, y ya sabemos que los niños en las películas de terror, o son los típicos repelentes que siempre acaban salvándose o son el origen de nuestra peor pesadilla.


Y si encima vienen en parejas… A estas, su padre las mató por no tomarse el Colacao

Y es que una de las normas no escritas del género es que los niños NO pueden morir en las peliculas de terror, excepto en Mimic (ahí sí que fue revolucionario Guillermo del Toro), pero eso no quiere decir que no se lo puedan hacer pasar canutas al protagonista de turno, o sino que se lo digan a la chica de La Noche de los Muertos Vivientes, o a Dani del Resplandor.

Por supuesto, los videojuegos no se libran de esta regla esencial, en especial nuestro género preferido, el survival horror, y por eso hoy les vamos a dedicar este particular ranking. Ya sean personajes vitales para la trama y teóricamente buenos, o unos auténticos hijos de su madre, todos ellos consiguen despertar de una u otra manera los instintos asesinos del jugador, y por eso, sin más dilación, aquí viene la particular lista:

Joshua Shepperd (Silent Hill Homecoming)

El juego aún no ha salido pero a primera vista ya intuimos que este pequeño cab… caballerete nos lo va a hacer pasar muy mal en Silent Hill. De momento, sabemos que nos va tocar ir a buscarlo (como no) por las siniestras calles repletas de monstruos de la Colina Silenciosa, pero no contento con ello, el muy "buen hermano" saldrá corriendo cada vez que lo veamos, como lo demuestra el video de la demo del hotel. En resumen, si yo fuera Alex y éste fuera un juego abierto, el pequeño Joshua seguramente acabaría devorado por algún monstruo como Schism.

 

Por supuesto, su aspecto tampoco da muy buen rollo, tan pálido. ¿Será porque en realidad Alex lo mató y está atormentado por ello?… Sólo Pyramid Head lo sabe.

Alma (F.E.A.R.)

Su look a lo Samara lo dice todo, que esta niña es peligrosa, tiene poderes y además una mala leche increible. Se ha escapado de unas instalaciones militares y le gusta hacer de las suyas a los pobres incautos que se cruzan con ella. Por supuesto, tambien le gusta aparecer de repente, cuando menos te lo esperas, para que te dé un ataque al corazón. Si es que en realidad ella es buena, y lo hace para que no te duermas entre tanto disparo y luz tétrica.

 

En resumen, si la ves, mejor que salgas corriendo.

Walter Sullivan (Silent Hill 4)

No os dejeis engañar por esos tiernos y cristalinos ojos verdes. Detrás de esa imagen tan inocente, se esconde el asesino en serie más famoso de la región de Toluca Lake. De pequeño, se obsesionó con la idea de que la habitación donde nació era su madre, complejo de lo más normal en los niños de entre 5 y 10 años, pero en lugar de pasar esa fase con la adolescencia, siguió enperrado en ella, tanto que se rumorea que el que le intentó convencer de que sólo era una habitación, acabó convirtiéndose en su víctima numero 14.

 

Si os cruzais con él, no intenteis ponerle una cinta de los Teletubbies o de mayor vendrá a por vosotros… ¡y con razón!

Aristócratas del Crayon Rojo (Rule of Rose)

 

Tienen pinta de cándidas niñitas pero son unas auténticas hijas de… su madre. Si te va atormentar a los demás, éste es tu club, pero recuerda que si eres mayor de edad, pasarás a ser su víctima. Ellas son una de las razones por las que aquí, en Raccoon Hill, estamos a favor del infanticidio, porque si ahora son así ¿cómo serán de mayores? ¿directoras de la parrilla de programación de Telecinco?

 

Con estas niñas, prefiero no imaginármelas como seran cuando lleguen al instituto…

Las Hermanitas (Bioshock)

Lo cierto es que no dan mucho miedo, a pesar de su siniestro aspecto, si no fuera por… ¡Porque siempre vienen acompañadas de los Big Daddy! Qué hacen unas niñitas de aspecto fantasmal recogiendo ADAM de los muertos es mejor no preguntárselo y menos esperar a que aparezca su enorme compañero de juegos.

 

Si veis una… simplemente preparaos para lo peor.

Laura (Silent Hill 2)

En seguida que la conoces, sabes que te va a tocar mucho las narices, y es que Laura es el prototipo de niña repelente a la que le gusta hacerte la vida imposible, tenga o no una razón para ello. Y encima, como todo buen niño en Silent Hill, te obliga a correr detrás de ella aunque no quieras y a meterte en los lugares más peligrosos. Ni siquiera su condición de huerfana es capaz de despertar en nosotros un ápice de compasión: Laura merece morir… Lástima que los monstruos pasen de ella.

 

Si no fuera por la insistencia de Maria con James, seguramente esta niña seguiría vagando por las calles de Silent Hill, pero tranquilos, ya encontraría a otro a quién incordiar.

Cheryl Mason (Silent Hill)

A diferencia de otros niños en el género del survival, Cheryl no es mala ni repelente, pero como todos los crios en Silent Hill, tiene la manía de salir corriendo y obligarte a seguirla, siempre a callejones oscuros y ensangrentados. Nada de esto hubiera pasado si Harry le hubiese dado una colleja a tiempo o la hubiese llevado a Disneylandia en lugar de a Silent Hill, porque ¿qué niña de 7 años en su sano juicio prefiere eso a ver a la Sirenita?

 

Cheryl tambien demuestra otra cosa, y es que en vacaciones, a los niños hay que dejarlos con los abuelos.

Sherry Birkin (Resident Evil 2)

No sabemos como será de mayor, pero, de pequeña, esta niña era la típica niña de survival horror (o sea, prota que veo prota del que salgo por piernas). Si hacemos el escenario de Leon, apenas tendremos contacto con ella, pero si hacemos el de Claire, Sherry se convertirá en nuestro particular grano en el culo, y encima que nos obliga a perseguirla por la comisaria, tendremos que salvarla obligatoriamente con una vacuna.

 

Por lo visto, tan pesado era el personaje, que a pesar de la promesa de Claire de que volvería a buscarla, ni lo ha intentado después de diez años. Como te entendemos, Claire.

Alessa Gillespie (Silent Hill… en casi todos)

También conocida como la niña de personalidad múltiple o la trinaranjus (por ser una y trina a la vez), Alessa es la típica niña de película de terror (como Alma) con poderes y muy mala leche, aunque razones no le faltan. En el Silent Hill original, sólo puedes sentir pena por ella y compadecerte, pero en el Origins cada aparición suya, de repente como siempre, da mucha grima, aunque eso es culpa del diseñador de personajes.

ATENCIÓN: ¡¡VIDEO CON SPOILER Y DE LOS GORDOS!!

 

De los aquí propuestos, y si esto fuera un ranking tradicional, Alessa merece estar en el puesto de honor, porque si hay una niña terrorífica (aunque comprensible), esa es ella, y no podemos más que ponernos de su parte.

Como veis, utilizar niños en sus dos variantes (repelentes o terroríficos) es un recurso muy habitual en el género. En esta pequeña lista, he puesto de los que me acordaba pero seguro que aún hay más niños terrorificos memorables, en esta y en anteriores generaciones y os invito a que los comenteis.

La moraleja de esta entrada es que si pierdes a tu hermano, no lo busques (si se ha ido, sus razones tendrá), si se te cruzan niñas desconocidas, escápate como puedas o ignóralas (puede ser que sólo quieran venderte galletas pero es mejor no arriesgarse), y si tu hija pequeña, a la que casualmente encontraste en una carretera pero te la quedaste a pesar de que "las cosas del suelo no se cogen", te insiste en acompañarte a Silent Hill… ¡mándala con los abuelos, que a ellos siempre les hace ilusión, aunque tu hija esté poseida por Samael! (si es que los abuelos son  unos santos). 

¡El virus de la suzumiyitis ataca de nuevo!