Safari Fotográfico por Metal Gear Solid 4

Una de las innovaciones de esta última entrega de la saga de Kojima es que podemos realizar cuantas fotos o capturas del juego que queramos. Vosotros direis que eso no es ninguna novedad, y en cierto modo es así porque eso ya se podía hacer desde el MGS2. La diferencia radica en que ahora, y gracias a la compatibilidad de los soportes de almacenamiento de USB, por primera vez, podremos exportar dichas fotos e incluso publicarlas en la comunidad del juego. Sólo se necesita la cámara y para obtenerla, sólo tendremos que explorar con el MK. II el avión durante los Mission Briefings. Además, la cámara incorpora una novedad y es que por primera vez, podremos tomar fotos en 3ª persona, siempre que dispongamos de un segundo mando conectado, y sobretodo mucha paciencia y algo de habilidad para captar el momento.

Y ya, sin más preámbulos, os presento algunos de los momentos más memorables, capturados por mi.

ATENCIÓN: Algunas capturas pueden considerarse spoilers, a pesar de que no destripan nada de la trama.

1. El RAT PT 01

Es la patrulla de élite infiltrada de FOX-HOUND en Oriente Medio, y nuestro contacto de intel. Compuesto por Meryl (al mando), Ed (francotirador y radio), Jonathan y Akiba, demuestran sus habilidades y compenetración en el hotel abandonado ante el ataque de las FROG, el comando de élite personal de Liquid. Aunque no lo parezca, todas las imagenes capturadas son in-game, lo que pone de manifiesto la calidad de las mismas.

2. Meryl en acción

Para mí, se ha convertido en el mejor personaje femenino de esta entrega, a pesar de ese giro final. Estupendamente doblada por Debi Mae West, el personaje tiene una fuerza increible (no física), capaz de dejar con la palabra en la boca al mismísimo Snake, con un par de cortes que dejan la pobre psique de nuestro héroe por los suelos. El personaje ha madurado y se ha vuelto mucho más independiente y autoritario, vamos, que es una tia mu’ dura. Eso por no hablar del modelado facial, muy superior incluso al de las Beauties.

3. El "pastelón" de Akiba

El pobre chico tiene incontinencia, y si ha eso se le añade una situación de estrés, pasa lo que pasa. A raíz del "incidente", se suceden una serie de chistes en forma de reproches y respuestas del resto del equipo en plan "¡apartate!" o "¡que peste!".

4. El Pulpo que rie…

La primera de las Bestias que debemos derrotar, con mucha paciencia y nuestro SolidEye porque se camufla, Laughing Octopus, con una historia personal trágica, como no, con pulpos y crueldad contra la infancia. Pero Snake es buena persona, y la "liberará" a base de dardos somniferos (o a ostias si has tenido un mal dia).

5. Siguiendo la pista de Naomi Hunter

No sabemos que versión del cuento de Hansel y Grettel leyó esta chica, pero ir dejándose la ropa interior para que te sigan, desde luego que no es un método muy ortodoxo, pero es que Naomi es mucha Naomi. Ante este descubrimiento, Snake sólo podía decir "¿¡Pero que coño!?" y Otacon, "¿¡Naomi…!?". Bueno, sabemos que le gusta el encaje rosa.

6 y 7. ¿Zombies en Metal Gear?

No, no es un efecto colateral del blog, ni son muertos vivientes. Son soldados de las PMCs afectados por el parón del sistema, que los convierte en seres sin control sobre sí mismos. No son enemigos dificiles, pero si un auténtico incordio, sobretodo cuando tienes detrás de tí un ejercito de Gekkos con mala leche.

8. Gekkos a la carrera

Lo reconozco, la foto está movida, pero cuando tienes una bandada de vehículos teledirigidos Irving, conocidos familiarmente como Gekkos, en tu cola, y estás subida en un blindado que va a toda leche, mientras tú, en vez de defenderte (opción lógica) con la ametralladora, te dedicas a tirarles fotos, es lo más normal. Y es que nadie dijo que el periodismo de guerra fuera seguro…

9. Fauna autóctona

Si, lo reconozco, soy friki: me gusta fotografiar gallinas cuando una banda de Gekkos anda buscándome para hacerme trizas, pero es que incluso estos aspectos han sido muy cuidados en el juego, como esas tres gallinas en el Nomad que se llaman como los Enfants Terribles, Liquid, Solid y Solidus.

10. Gekko en acción

Una imagen impresionante para un enemigo impresionante, y es que el poder de ataque de estos tanques bipedales dirigidos no reside sólo en su poder de fuego sino también en sus potentes patadas giratorias y en sus saltos. Mientras no se adquiere la Rail Gun, son enemigos de los que es mejor huir y evitar el enfrentamiento directo.

11. Seguir al de la Resistencia

Se supone que es de los buenos, pero este tio es un auténtico incordio que convierte esta parte de la misión en una auténtica pesadilla. Se gira de repente, te dispara si te ve, y lo que es peor, ¡TE DELATA!. En mi lista de personajes odiados de la saga, este miembro de la resistencia sólo es superado por Vamp, y en más de una ocasión, ha acabado muerto por "accidente"…

12. Pillado in-fraganti

No contento con ser un auténtico coñazo, encima es un incívico maleducado que se dedica a mingitar en los parques públicos, cuál adolescente borracho tras un botellón… ¿Pero qué modales les enseña Big Mamma?

13. ¿Otacon?

Aunque pueda parecer un trucaje, no lo es, y además es una de las formas más seguras para pasarte esta fase. Sólo se necesita el FaceCamo de Otacon (se encuentra en el avión y se consigue con el MK II), y nos permitirá pasar por delante de los soldados como si nada.

14 y 15. Born to be wild

Estas capturas son una muestra perfecta de lo que se puede conseguir con la cámara en modo J2 (segundo mando) y de la habilidad de Eva a los mandos de su Triumph. La escena de la persecución es de lo mejorcito del juego y una de las más excitantes que yo recuerdo en un videojuego. La única pega es lo poco que dura el cargador de la VZ de Snake.

16. El Cuervo cabreado

Raging Raven es la segunda bestia a la que deberemos abatir. Un método práctico es acoplar una mirilla de corta y media distancia a nuestro M4 personalizado, aunque cualquier método es válido.

17. Ejem,… Kojima, Kojima…

Esto ya es un clásico de la saga: empapelar los escenarios de la saga con posters de japonesitas. Una de las obsesiones de Kojima.

18. Shadow Moses

¿Quién no se acuerda del famoso helipuerto de Shadow Moses, una auténtica pesadilla para poder entrar sin ser detectados? Pues como esto va de recordar tiempos pasados, nada como colocarle el FaceCamo de Snake joven para pasarse esta fase. Ésto último es altamente recomendado, sobretodo para reactivar nuestra vena nostálgica.

19. Snake posando

Pues eso, Snake posando tranquilamente ante la amenaza de un Gekko. Este tipo de imágenes, no hacen más que hacernos la boca agua ante la posibilidad de un remake del Metal Gear Solid en la nueva generación, porque con estos modelos luciría realmente bien.

20. Escarabajos

En realidad, esta captura es una muestra de mi ineptitud en los juegos de infiltración: haga lo que haga, estos pequeños bastardos siempre me acaban pillando. La clave para evitar ser detectados está en colgarse en las barandillas y tener mucha paciencia. Si nos detectan, tampoco son enemigos muy temibles y el mejor método para quitárnoslos de encima es rodar por el suelo o usar una granada chaff.

21. El gekko del ascensor

Por supuesto, esta captura tiene truco. Corresponde a una segunda partida y por eso Snake tiene el Rail Gun. Como ya he comentado antes, sin esta arma (que se consigue tras derrotar a Crying Wolf), el mejor método para derrotar a un gekko, es derribarlo disparándole a las rodillas y ahí darle con todo lo que tengamos a mano, eso si no tenemos RPGs. Eso sí, cuidado con los espacios estrechos.

22. El Lobo llorón

Como todas las Bestias, ésta también ha sido pensada para rememorar aquellos enemigos del equipo FOX-HOUND del primer Metal Gear Solid, en concreto a Sniper Wolf. Para acabar con ella, necesitaremos un rifle de francotirador (recomendado el SVD) y nuestro querido SolidEye en modo de visión nocturna. Sólo hay que dispararle cuando esté fuera de su armadura, lista para dispararnos.

23. Vamp

¿He dicho ya que Vamp me cae muy mal? Pues sí. No sé si es por ser una copia de Joaquín Cortés o porque mató a la pobre Emma, pero Vamp es uno de los personajes más odiados de la saga, a pesar del gran trabajo de Phill Lamarr en su doblaje, pero es que a Joaquín…

24. Cómo acabar con Vamp

Una imagen vale más que mil palabras. En nuestro enfrentamiento con Vamp, y puesto que éste no puede morir por las nanomáquinas, deberemos dejarlo inconsciente y, seguidamente, hacerle una llave e inyectarle con la jeringuilla… si no, nos podemos pasar horas disparándole sin que muera.

25. ¿Deja-vu?

Esto ya empieza a convertirse en una costumbre… Otra vez, Screaming Manthis vuelve a utilizar a Meryl como marioneta en nuestra contra, y os recomiendo, por experiencia propia, que no le dispareis. Es divertido oir como Otacon te dice por codec "ya no eres un heroe", si la matas por accidente, y es dificil no matarla cuando se te cruza constantemente en tu linea de fuego.

26. No, así no

No, así no se derrota a Screaming Manthis, pero lo necesitaba para hacer la captura. Cuando Manthis nos atrape, sólo tenemos que utilizar la jeringuilla para liberarnos y dispararle a la marioneta que controla a los vivos con nuestro rifle de francotirador, y una vez que la suelte, recogerla.

27. Master of Puppets

Una vez en nuestro poder, utilizaremos la misma marioneta en su contra, sacudiendo el SixAxis. Vamos, auténtica justicia poética de manos de Kojima.

28. La Mantis aulladora.

Y por fin, la última de las Bestias, Screaming Manthis, aunque ella en realidad no es culpable de sus actos…

Esto es todo. Hay escenas memorables del juego que han quedado en el tintero, más que nada porque no permiten el uso de cámara, pero a partir de aquí es cuando viene la parte más emotiva del juego, que nos hará soltar un par de lagrimillas (vale, más de un par).

Siento no haber dado señales de vida antes, pero es que en Cataluña hemos tenido un pedazo de puente de cuatro días y no he parado por casa.

¡Tened cuidado con Sniper Cat!