Crítica cinéfila: La Profecía


Introducción

Dirigida por Richard Donner, autor de películas de reconocido renombre como la saga de Arma Letal y Superman, llegó en el año 1976 un producto que nació a raíz del éxito que tuvo El Exorcista. Pese a que las dos películas parten de un mismo punto, ambas se distancian una de otra y comienzan a ir por distintos derroteros. Esta cinta está basada en la novela escrita por David Seltzer, quien además fue el responsable del guión.

Dicho filme, contó con dos entregas más que abarcarían la adolescencia y etapa adulta de Damien, hasta su muerte. Además, hace unos años se hizo un remake de la original que no aportó nada nuevo.

 

Argumento (SPOILERS)

 

La historia comienza en Italia, donde, Robert Thorn, está a la espera del nacimiento de su primer hijo. Desgraciadamente, las malas noticias no se hacen esperar, y un cura le confiesa el fallecimiento del bebé. En un momento de desesperación, el cura le propone adoptar a un recién nacido que no tiene padres. Thorn acepta ante la insistencia de este puesto que la noticia de la muerte de su hijo supondría un duro shock para su mujer.

 

Han pasado cinco años desde entonces, y la familia Thorn ha tenido una vida de lo más normal y repleta de éxitos (Robert mismamente fue nombrado embajador de los Estados Unidos). En estos instantes se está celebrando el aniversario de Damien. En un momento dado, la niñera llama la atención del niño atándose una soga al cuello, recitando las siguientes palabras; Mírame Damien. Lo hago por tí; y segundos después suicidándose ante todos los asistentes. Después de la conmoción de todos los presentes, los Thorn contratan a una nueva niñera, Baylock, que muestra un interés por Damien más allá de lo normal.

Unos días después, Robert recibe la visita de un sacedorte que tratará de advertirle de la maldad que esconde su hijo. Logicamente, el embajador ignora sus absurdas advertencias. Las acciones del sacerdote no pasan a ser ignoradas por el Anticristo, puesto que acaba siendo atravesado por un pararrayos en extrañas circunstancias. Nuevamente, Thorn recibe otra visita, en este caso, de un fotógrafo que estuvo presente en el aniversario de Damien. Este expone las mismas teorías que el sacerdote; que Damien es el hijo del Diablo y que tratará de apoderarse del mundo gracias a las influencias del embajador.

 

 

Así pues, y tras las reticencias iniciales de Thorn, ambos deciden viajar a Italia para visitar el hospital donde nacieron Damien y su hijo biológico, así como para encontrar las respuestas a sus preguntas. Sin embargo, el edificio había sufrido un incendio poco después del nacimiento del niño. Además, no quedaron registros de que allí se tramitara adopción alguna.

 

De todas formas, una de las enfermeras del recinto le comenta que el sacerdote que había convencido a Robert para que adoptara al niño, sigue estando vivo, aunque en estado catatónico, y que actualmente reside en un monasterio. Este, con sus últimas fuerzas, los remite a un cementario de los etruscos, en las afueras de Roma. En una de las tumbas, está enterrada la auténtica madre de Damien. Al abrir la lápida, encuentra el esqueleto de un animal, y junto a esta, el cadáver de su hijo biológico al que lo asesinaron nada más nacer. En ese preciso instante, Thorn y el fotógrafo son atacados por una manada de perros. Afortunadamente, consiguen escapar, pese a no estar exentos de alguna que otra herida.

 

 

Paralelamente a estos sucesos, la mujer de Robert sufre un accidente en su casa, propiciado por Damien. Una vez hospitalizada, recibe una desagrable visita de Baylock, la niñera, quien acaba con la vida de la mujer lanzándola por una ventana.

Una vez recuperados de sus heridas, Robert y el fotógrafo deciden viajar a la ciudad de Meggido, Israel, para encontrar a uno de los hombres que pueda ayudarles en su propósito. Bugenhagen, que así se hace llamar, les entrega siete dagas sagradas; las únicas armas capaces de acabar con la vida del Anticristo. Además, estas deben ser utilizadas en un orden establecido. Pese a que los hechos hablan por sí solos, Robert se niega a utilizarlas, pero la violenta muerte del fotógrafo, momentos después de que estos estuvieran discutiendo, termina por hacerle cambiar de opinión.

La escena pasa nuevamente a Inglaterra, donde Thorn tratará de confirmar la verdadera naturaleza del niño. Tres seises ocultos en su cabello lo corroboran. Así pues, decide llevarse a Damien a rastras y asesinarlo con el poder que le confieren las dagas, pero Baylock tratará de impedirlo, aunqe en una sucesión de golpes consigue acabar con ella. De eso se sigue, el trayecto en coche hacia la Iglesia. Los continuos forcejeros de Thorn llaman la atención de la policía, provocando que le sigan muy de cerca. Una vez que este consigue llevar a Damien hasta el altar y se preparaba para clavarle la primera daga es interceptado por las autoriades y lo matan en el acto.

Los últimos minutos transcurren en un cementerio donde se oficia los funerales del embajador Thorn y su esposa. Por otra parte, Damien pasa a estar bajo la tutela del presidente de los Estados Unidos. En los últimos segundos, el niño se gira mirando hacia la cámara y muestra una sonrisa escalofriante.

 

Fin de la película.

 

 

Crítica personal

 

Primero de todo, me gustaría resaltar la notable dirección de Richard Donner, pues fue su primera película en dirigir (anteriormente se dedicaba a las series de televisión) y los resultados saltan a la vista. Por aquel entonces, la idea del Anticristo ya se había utilizado en más de una ocasión (La Semilla del Diablo, El Exorcista, …), pero el director supo darle un nuevo punto de vista.

Por otra parte, las interpretaciones son más que notables y entre todo el elenco destacaría a tres actores. En primer lugar a Gregory Peck en el papel de embajador y padre adoptivo de Damien, en segundo lugar a la niñera interpretada por Billy Whitelaw (nada más verla en escena, sabremos que es una hija de p*** de mucho cuidado) y en último lugar a Harvey Stephens quien hace el papel de Damien. Bien cierto es que apenas dice una palabra en todo el desarrollo del filme, pero es solo verle la cara para comprobar que bajo ese rostro angelical, se esconde el mal en sí mismo.

De eso se sigue un guión que va de menos a más. Seremos testigos de como la profecía va cumpliéndose poco a poco pese a los esfuerzos de los protagonistas en evitarla. Además, contiene escenas memorables, como la decapitación del fotógrafo (como curiosidad, fue la primera en que se mostró una de manera explícita en la historia del cine), o bien, en la que Damien hace caer a su "madre" por el pasamanos con su triciclo.

Además, me gustaría destacar por encima de todo, la increíble y sobrecogedora partitura de Jerry Goldsmith al que por fin reconocieron su inmenso talento otorgándole la famosa estatuilla de oro. El tema Ave Satani fue el mayor responsable de este premio, puesto que es capaz de ponerte los pelos de punta nada más empezar a sonar la melodía (a quien no le haya pasado esto, no puede ser humano).

 

 

01. Ave satani
02. The new ambassador
03. Killer’s strom
04. A sad message
05. The demise of Mrs Baylock
06. Don’t let him
07. The piper dreams
08. The fall
09. Safari park
10. The dog’s attack
11. The homecoming
12. The altar

 

 

 

En definitiva, una película altamente recomendable que puede mirar de tú a tú a los mayores referentes del género de terror.

 

Valkyria Chronicles

Introducción

A mediados del año 2007, unos días de que se celebrase el E3; conocida como la convención más importante del mundo de los videojuegos; se anunció un nuevo proyecto de SEGA, Battlefield Valkyria: Gallian Chronicles (acá Valkyria Chronicles). Lo cierto es que esta empresa no pasaba por sus mejores momentos hablando a nivel creativo. Muchos usuarios, entre los que se incluye este servidor, recordamos algunos de los títulos que nos obsequió en su última consola, Dreamcast. Ahora mismo me viene a la mente las vivencias de Ryo Hazuki (Shenmue I&II) en su dos entregas, las cuales difícilmente serán borradas de las mentes de todos aquellos que tomaron parte del juego. Tampoco habría que olvidar las dos magníficas entregas de Sonic en las tres dimensiones, o bien SoulCalibur; un soberbio videojuego (actualmente una saga consolidada) en el que una de sus mayores virtudes residía en las luchas con armas.

Bueno a lo que íbamos (revivir estos recuerdos me hacen olvidar el verdadero propósito de esta entrada). Tras el descalabro de dicha consola, SEGA apostó únicamente por el desarrollo de videojuegos, y lo cierto es que las cosas no fueron tan bien como se querría en un principio. En la generación PlayStation 2/Xbox/GameCube es muy difícil recordar algún título que hiciese revocar lo anteriormente dicho (Panzer Dragoon Orta puede ser la excepción). Pero parece que en la presente generación de consolas las cosas hayan cambiado.

Como ya comenté en el primer párrafo, se presentó el nuevo proyecto desarrollado por Overworks (algunos los conoceréis como los creadores de Skies of Arcadia, uno de los RPG más destacados de Dreamcast), en exclusiva para PlayStation 3. Tras su lanzamiento en el país nipón, donde cosechó buenas críticas y un número aceptable de ventas, SEGA se arriesgó a llevarlo más allá de oriente a fin de que europeos y americanos pudiésemos disfrutar de uno de los títulos más atípicos de la generación. Los medios especializados se deshicieron en elogios ante la marcada propuesta jugabilidad y el gran acabado gráfico de Valkyria Chronicles (a partir de ahora VC para más comodidad). Aún con todos estos factores a su favor, las ventas no corrieron la misma suerte. En nuestro mercado, la tirada fue muy escueta, y el que suscribe estas líneas pasó la oportunidad de hacerse con una copia. Afortunadamente, algunas tiendas repusieron una gran cantidad de estas al módico precio de 10 euros. Que mejor ocasión como para no desaprovechar esta ganga.

Y tras unas semanas de juego, mis impresiones no podían ser mejores. VC se alza como una de las propuestas más interesantes de PlayStation 3; un producto que todo aquel que se considere un amante de los videojuegos, no debería de dejar pasar. Llegados a este punto, voy a comenzar a desengranar una a una todas las características del título que tenemos entre manos.

Historia

En los años 30, tiene lugar una disputa que enfrenta a dos superpotencias en una Europa ficticia, la Alianza Imperial y la Federación Atlántica. El conflicto llega a un pequeño país independiente llamado Gallia, que se verá sorprendida ante la invasión de estas dos superpotencias puesto que hasta entonces se había mantenido en una posición neutral. El interés por esta zona reside en la presencia de amplias reservas de Ragnite, un preciado material cuyas cualidades sirven para hacer funcionar todo tipo de maquinaria y que posee propiedades curativas.

En uno de los pueblos que conforman la nación de Gallia, Bruhl; es donde tomaremos el papel de Welkin Gunther; un joven estudiante que aspira a ser docente, pero que se verá forzado a blandir un arma a fin de defender su tierra natal, y Alicia Melchiott, una joven panadera y vigilante local que hará todo lo posible por evitar el desastre que se cierne sobre su pueblo.

La historia contiene claras reminiscencias a la Segunda Guerra Mundial adaptándolas a un contexto alternativo a esta con gran lujo de detalles. Solo hace falta echar un vistazo a la base de datos del título para darse cuenta de la excelsa labor de documentación que ha llevado a cabo el estudio japonés. Asimismo, los personajes que conforman la historia (cerca de medio centenar) poseen una personalidad muy definida. Muy a menudo estos nos harán reír, llorar e incluso a algunos los odiaremos a partes iguales.

Por otra parte, el argumento, está muy lejos de las propuestas que ofrecen otros productos del mismo género (un ejemplo de ello es la saga Advance Wars). Sí que es cierto que VC incurre en los manidos tópicos japoneses, pero tampoco abusan de ellos. Pero por encima de todo, el estudio se ha esforzado por presentar el lado más humano de la guerra (muchos títulos de corte bélico deberían de tomar ejemplo de este) y en esto se incluye los momentos dramáticos y tensos; puesto que seremos testigos de numerosos asesinatos de civiles a gran escala y de como el paso de estas dos superpotencias dejan tras de sí un reguero de destrucción. Aún así; el juego se guarda un par de licencias de corte fantástico que no están de más.

Jugabilidad

VC se presenta como una mezcla entre diferentes géneros, ya sea la inclusión de ciertos elementos de rol, acción en tercera persona y estrategia por turnos. Esto puede que a primera vista os pueda parecer una locura, pero os aseguro que solo se queda en eso; "a primera vista", puesto que los chicos de SEGA han logrado unos resultados impresionantes.

Nada más comenzar un capítulo, se nos abrirá un plano en vista aérea en el que deberemos usar unos puntos de comando (CP). ¿Y cuál es su utilidad? Pues son necesarios para que las unidades aliadas puedan moverse y atacar a las fuerzas enemigas. Una vez que hayamos gastado los CP necesarios, el bando rival hará lo propio. Seguidamente, seleccionamos uno de los personajes de nuestro unidad en el modo comando, y acto seguido el juego pasará a ser un Action-RPG en tercera persona. Seremos capaces de desplazarnos por todo el mapeado, aunque claro, justo en la parte inferior de la pantalla, hay una barra que disminuye a cada movimiento que hagamos, así que no sería muy inteligente perder el turno sin haber hecho nada.

Aún habiendo pasado a un juego de acción, el componente estratégico seguirá estando presente. Nuestro enemigo posee un radio de alcance que cubre mucho más terreno de lo que pueda parecer, así que deberemos ir con mucho cuidado. Aprovechar las coberturas cuanto sea posible, evitará que recibamos impactos críticos. Por cierto, las habilidades de nuestros personajes no se limitan solo a atacar. Podremos reparar unidades blindadas, restablecer nuestro HP, …

Esto último viene condicionado gracias a la disponibilidad de un total de 5 clases. Estos son: los exploradores; capaces de cubrir grandes distancias, las tropas de choque; equipadas con metralletas de gran potencia, francotiradores; efectivos de largo alcance, lanceros; equipados con armamento pesado, y los ingenieros; muy prácticos a la hora de reparar tanques y detectar las minas de tierra. Estas unidades las podremos reclutar en los cuarteles. Asimismo, podremos irlas mejorando (subida de nivel, mejora del armamento) una vez que obtengamos los puntos de experiencia necesarios.

Y aquí no acaba la cosa. Tras haber completado los primeros capítulos a modo de introducción, los acontecimientos acaecidos en el modo historia nos llevará a formar un pelotón compuesto por veinte integrantes. Cada uno pertenece a una de las clases ya mencionadas, pero con particularidades. Cada personaje dispone de un perfil que lo hace diferente al resto. Es decir, su personalidad: gustos, manías, si es capaz de trabajar en equipo o bien en solitario nos obligará a construir un equipo equilibrado capaz de afrontar todo tipo de situaciones. Por cierto, si uno de los miembros del pelotón cae en una batalla, no podremos volver a usarlo a posteriori, a no ser que seamos capaces de sacarlo del campo de batalla en no más de tres turnos.

Como único aspecto negativo del apartado jugable, habría que remarcar las decisiones más que cuestionables de la IA enemiga. En ocasiones tenderán a salir a campo abierto y ejecutarán una misma acción en más de un turno. Sin embargo, habrá muchos momentos en el que la máquina nos pondrán las cosas muy difíciles. Es aquí donde deberemos dar lo mejor de nosotros mismos y demostrar que somos grandes estrategias

Gráficos y Sonido

Más allá de su apartado jugable, VC presenta un acabado gráfico sobresaliente. Gran "culpa" de ello, lo tiene el motor CANVAS, pues gracias a este, el estudio ha sido capaz de elaborar el mejor Cel Shading hasta la fecha (y de eso ya hace casi dos años). Bien cierto es que si incidimos en el plano técnico, el título de marras no destacaría a nivel de poligonaje y texturación, y por ende, no aprovecharía las capacidades técnicas de la consola. Sin embargo, es en el plano artístico donde VC sube muchos enteros y destacaría por encima de casi cualquier otro juego que hayamos visto en esta generación Este motor gráfico simula la pintura de acuarela y posee numerosos trazos que parecen haber sido hechos a lápiz, dotando al conjunto de mucha personalidad. De eso se sigue un diseño de personajes estilo manga que no desentona en absoluto.

Por otra parte, la música corre a cargo de Hitoshi Sakimoto, responsable, entre otras, de la banda sonora de Vagrant Story. Sobra decir que este aspecto lo han cuidado con mucho mimo. Mayormente, la mayoría de composiciones son orquestales, aunque también tienen cabida temas protagonizados por vocalistas femeninas. Sin embargo, no todo pueden ser alabanzas, puesto que el juego nos ha llegado sin subtítulos a nuestro idioma. No es la primera vez que SEGA nos la juega de esta manera (la serie Yakuza no se salva de la quema), aunque ya es algo que se venía venir. No es que exija un nivel de inglés alto, puesto que servidor, con un nivel medio de la lengua de shakespeare, ha logrado entender toda la historia, pero es algo que no se debe permitir a día de hoy.


Resumen

Es una lástima que juegos como estos pasen con más pena que gloria, ya que más allá de la barrera idiomática, Valkyria Chronicles es uno de los mejores títulos de la presente generación de consolas y asimismo, uno de los más personales de los últimos años. Ha sido capaz de innovar el sistema de estrategia por turnos, algo que sin duda gustará a los amantes del género, (aunque la IA puede exasperar en no pocas ocasiones). De eso se sigue un apartado audiovisual espectacular y una historia que a buen seguro agradará a muchos usuarios. De esta forma, solo me queda desear a SEGA que se anime a elaborar más entregas para la consola de sobremesa de SONY, más allá de la secuela aparecida en PSP.
 
 

El asesino de la cuchara

 

Recuerdo que a finales del año 2009 (yo ni siquiera estaba registrado en Meristation; solo me dedicaba a leer noticias y algunas entradas de la comunidad), XxXRakueXxX dedicó una entrada a este cortometraje que no ha dejado indiferente a nadie, puesto que además de reutilizar algunas de las escenas que hicieron famosas a muchas cintas del género de terror, hizo acopio de un sentido del humor de lo más peliculiar.

Este cortometraje, dirigido por Richard Gale, y protagonizado por Jack Cucchiaio, se titula The Horribly Slow Murderer with the Extremely Inefficient Weapon, y recibió numerosos premios. El propósito de esta entrada va más allá de hacer mención a este corto. Nuestra compañera Rakue ya lo hizo en su momento; no tendría mucho sentido que yo hiciese lo mismo.

El caso, es que Richard Gale inauguró, hace un mes aproximadamente una sección en el que el mismísimo protagonista de la obra contesta algunas de las cuestiones que "supuestamente" rondaban por la cabeza de más de un usuario tras visionar el vídeo.

Aquí os dejo el cortometraje (está subtitulado a nuestro idioma):

 

 

 

 

 

Y aquí el primer episodio titulado SPAGHETTI DINNER OF THE DAMMED:

 

 

 

 

Saludos ^^