Halo 3: ODST (Xbox 360)

 

 

Introducción

 

En el Tokyo Game Show del año 2008, Bungie anunció una nueva entrega de Halo bajo el sobrenombre de Recon, y que posteriormente fue rebautizado como ODST. Lo cierto es que este servidor, nunca se ha considerado un fan acérrimo a la saga, pese a tener en su haber todas las entregas. Salvo la segunda parte, que me pareció un producto sobresaliente, dejando de lado el polémico doblaje de marras, el resto de capítulos me parecieron simplemente correctos sin más. Esta nueva entrega, a priori, iba a seguir el mismo camino, pero algunas de las novedades que se anunciaron, llamaron poderosamente mi atención, entre ellas un nuevo protagonista. Así es, el protagonismo de este nuevo capítulo no recae nuevamente en el Jefe Maestro, sino en otros personajes …

 

 

Historia

 

Entonces; ¿quien o quienes son los protagonistas que toman parte en esta nueva historia? Pues son un escuadrón de ODST (Orbital Drop Shock Troopers), un grupo de élite de la UNSC reconocido por su eficacia en el campo de batalla, que va a ser enviado a la ciudad de Nueva Mombasa para interceptar un carguero de asalto de las fuerzas del Convenant. Sin embargo, las cosas no salen como estaban previstas puesto que nada más iniciar el descenso, son repelidos por un campo de fuerza enemiga, y el crucero consigue evitar el abordaje. El embiste que reciben las cápsulas provocan que cada una de estas acabe colisionando en diferentes puntos de la ciudad africana, quedando expuestos ante las fuerzas del Covenant.

Seis horas después del descenso, y en plena noche, tomaremos el papel del Novato, un soldado "a lo Gordon Freeman" con quien recorreremos las calles despobladas de la ciudad, mientras buscamos al resto de nuestros compañeros. Durante nuestro periplo, trataremos de no ser vistos y sobre todo, debemos de sobrevivir.

 

 

 

 

 

Bien; ya os puedo asegurar que el desarrollo argumental de Halo 3 ODST es claramente distinto al de sus entregas anteriores. De hecho, este cambio le ha sentado de maravilla, puesto que a medida que vayamos avanzando por la ciudad, iremos encontrado objetos personales que pertenecían a nuestros compañeros. Una vez que hallemos uno, se activará una secuencia que nos obligará a retroceder en el tiempo y por consiguiente, tomaremos el control de otro personaje, concretamente de a quien pertenecía ese objeto. Estos flashbacks nos irán narrando los acontecimientos que sucedieron después del descenso y antes de que el Novato despertase.

Además, y como búsqueda opcional, hay esparcidos un total de treinta grabaciones que nos relatan las peripecias de Sadie Endesha, una civil que nos irá narrando como era Nueva Mombasa antes y después de la invasión del Covenant. No hay duda de que este complemento eleva más si cabe, el componente argumental de la obra.

 

Jugabilidad

 

Puesto que ya no controlamos al Jefe Maestro, las cosas han cambiado en el esquema jugable, aunque no de manera tan drástica como aquellas afirmaciones que nos intentaron vender los propios creadores, en las que aseguraban que el estilo de juego sería muy distinto respecto al resto de entregas. En otras palabras, esta es una afirmación de medias tintas, ya que las habilidades del Novato y del resto del escuadrón son prácticamente las mismas que las del Jefe Maestro pero con algunas sutilezas que explicaré en los siguientes párrafos.

El clásico sistema de regeneración ha sido sustituido por una especie de híbrido. ¿Esto que quiere decir? Pues que contamos con dos barras de salud superpuestas. La primera es el clásico escudo que en caso de resultar heridos, se regenera automáticamente. Sin embargo, ¿que pasaría si esta barra se vaciase completamente? Entonces dependeríamos de una barra de vida que no se regenera, y por tanto haríamos uso de los botiquines (un sistema que en los tiempos que corren ha desaparecido). En el plano armamentístico, hay dos nuevos invitados: la Magnum M6S y un subfusil de asalto.

 

 

 

 

 

 

 

Otra de las grandes novedades de esta nueva entrega, sino la mayor, es la diversidad de fases; muy superior al resto de entregas:

Por una parte, las fases en las que controlamos al Novato prima la exploración. En estos momentos, la ciudad de Nueva Mombasa está sumida bajo la oscuridad, así que deberemos utilizar las habilidades especiales que le confieren el casco SCDO, el cual, proporciona un modo de visión nocturna y la capacidad de detectar el paradelo de las unidades enemigas. Y es en esto último, donde entran las novedades. Puesto que de momento estamos solos, no sería muy prudente actuar cual Rambo se tratara. Por sí solos, seríamos capaces de acabar con dos o tres unidades enemigas, pero con grupos de mayor número lo más sensato sería evitar la batalla a toda costa. Dada la extensión de la zona, existen varios caminos que nos llevan al mismo destino, así que dada la circunstancia en la que nos encontremos, es preferible reservar la munición para ocasiones más propicias.

Por otra parte, están las fases en las que pasamos a tomar el control del resto de las unidades ODST. Es aquí donde la esencia de "Halo" sigue estando presente en todas sus facetas, puesto que habrán batallas a gran escala donde utilizaremos todo tipo de armamento e incluso conduciremos los clásicos vehículos.

 

 

 

 

 

 

 

Así pues, y tras haber comentado las novedades jugables introducidas en este nuevo episodio, pasemos a hablar de la faceta multijugador. Más allá de la clásica campaña cooperativa para hasta cuatro jugadores, Halo 3 ODST presenta un nuevo modo de juego bajo el nombre de "Tiroteo". Como si se tratase del modo Horda de Gears of War 2, deberemos de ir superando oleada tras oleada de invasores del Covenant. Cada ronda se compone de cinco oleadas, mientras que un set se compone de 3 rondas (15 oleadas). Al igual que en la obra de Epic Games, las risas y el divertimento están más que asegurados.

Para redondear más si cabe la modalidad online, y ya sea de paso, poner punto y final a este apartado, se ha incluido un segundo disco en el que se recogen todos los mapas multijugador de Halo 3, además de tres nuevos exclusivos.

 

Gráficos y Sonido

 

Para que nos vamos a engañar. Desde su salida, Halo 3 no contaba, ni mucho menos, con el mejor apartado gráfico de la generación; pese a quien le pese. Si acaso, sí que presentaba un sistema de iluminación sobresaliente, una tasa de fotogramas estable y escenarios a gran escala. Sin embargo, un diseño muy pobre de los personajes y unas animaciones muy bruscas, entre otras cosas, lo privaban de convertirse en el nuevo referente técnico de Xbox 360.

A priori, parece que las cosas no han cambiado mucho en este nuevo episodio, ya que Bungie ha optado por reutilizar el mismo motor gráfico, aunque con algunas mejoras que enseguida saltan a la vista. Por una parte, el apartado artístico es mucho más predominante en contraposición al técnico, ya que los parajes urbanos de Nueva Mombasa dan lugar a una ambientación lúgrube y decandente en las fases nocturnas. Asimismo la paleta de colores es mucho más apagada que en Halo 3.

 

 

 

 

 

Por otra parte, ODST presenta unas escenas cinemáticas con un acabado muy superior al que se ha visto en anteriores entregas. No solo eso se ha visto potenciado, sino que además se ha hecho mayor hincapié en el diseño de los personajes, ofreciendo un grado mayor de expresividad y detalle (por supuesto, sin llegar ni por asomo a los niveles vistos en colosos como Mass Effect y Uncharted).

Así como el apartado gráfico sigue siendo en esencia el mismo, en lo bueno y en lo malo, no se puede decir lo mismo, para bien, en lo sonoro. Por lo que a mí respecta, nos encontramos ante el mejor repertorio de temas musicales de toda la saga. Martin O’Donell y Michael Salvatori han demostrado largo y tendido su talento, y aquí han vuelto a superarse. Los nuevos temas, audibles en su mayoría cuando controlamos al Novato son de corte melancólico (el saxofón es el protagonista en este caso), mientras que cuando pasamos a tomar el control del resto de unidades diseminadas, esta pasa a ser de corte épico. Para redondear más si cabe este apartado, el juego se encuentra doblado a un castellano bastante notable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Resumen

 

Así pues, Halo 3 ODST es un notable juego de acción que a buen seguro agradará a los fans más acérrimos. A nivel argumental, es muy sólido, puesto que la utilización de flashbacks para narrar todo lo sucedido es una buena forma de contar una historia. Por otra parte, la rama jugable presenta novedades que ayudan a ofrecer una mayor variedad en el desarrollo. En la parte técnica, pese a denotarse una evolución palpable en el título, se muestra muy conservador. No así ocurre en la faceta sonora, donde nuevamente se han superado a sí mismos. En definitiva, por esto y muchas cosas más, el nuevo título de Bungie se presenta como una buena alternativa en el mercado y desde mi punto de vista, es la mejor entrega de la saga junto con Halo 2.