Crítica cinéfila: Willow

Si remontamos la vista atrás unos treinta años, concretamente en la década de los 80, nos daríamos cuenta de que muchos directores y guionistas se subieron al carro del que por aquel entonces, era uno de los géneros más explotados; la fantasía épica. En vistas de eso, George Lucas, un famoso cineasta al que lo considero mejor a la hora de contar historias que como director, también aprovechó dicho filón. Y es que tras crear algunas de las sagas más populares y exitosas de la historia del cine, uno se mostraba con ánimos de explorar nuevos caminos.
Curiosamente, Lucas planeó realizar en un principio una adaptación de El Hobbit, pero como no fue capaz de hacerse con los derechos, surgió la idea de Willow, la cual, dicho sea de paso, comparte algunas semejanzas con la obra de J. R. R. Tolkien. El caso es que todo esto, lo llevaba meditando desde la década de los 70, pero como por aquel entonces la tecnología no había avanzado lo suficiente, la confección del filme se pospuso indefinidamente. Llegado el momento para dirigir la película, Lucas contrató a Ron Howard, asumiendo este el rol de director. 
Tras unos meses de intenso rodaje, finalmente se fechó el día de su estreno. Willow se perfilaba como una de las películas más taquilleras del año, pero para sorpresa de muchos, no fue así. No es que tuviese una mala taquilla, ya que recuperó el presupuesto inicial con creces, pero después de todo, no fue el éxito esperado. Asimismo, las críticas de los medios especializados tampoco ayudaron, pues estos tachaban su historia de poco original.
(ya es mucha casualidad que la práctica totalidad de las películas que he criticado en el blog compartan el mismo sino trágico; malas críticas y una pobre taquilla; características que hicieron que a posteriori se convirtiesen en filmes de culto. Será que soy un amante de las películas incomprendidas).
Tras este desvarío del autor; ¿Qué es lo que nos podemos esperar de Willow? Sí queréis saberlo, seguid leyendo.

Argumento
En el reino de Tiraslin, la malvada reina Bavmorda que a su vez, es una poderosa hechicera, está sumiendo el mundo bajo un manto de oscuridad. Sin embargo, pese a que todo juega a su favor, la reina está intranquila, y es que según cuenta una profecía, un día nacerá una niña con una extraña marca en el brazo que devolverá la paz al reino. Llegado el momento del tan ansiado día, una prisionera cautiva en las mazmorras del castillo, da a luz a la niña que pondrá fin al reinado de Bavmorda. Esta última, a oyendas de estos rumores, baja hasta las mazmorras, pero cual fue su sorpresa cuando se percata que la niña ya no estaba. Resulta que una de las mujeres que asistieron al parto, ocultó a la niña entre unas ropas y consiguió salir del castillo. En vistas de que no lograrían darle alcance a pie, pues esta llevaba unos días de ventaja, sueltan a las bestias. Desgraciadamente, tras unos días de persecución, la mujer es interceptada por estas. No obstante, antes de ser atacada, esta puso al bebé sobre unas ramas y la arrojó al río.

Afortunadamente y por designios del destino, la niña fue a parar a una orilla cercana a un pueblo en el que viven los nelwyn; unos seres de corta estatura. Ahí fue recogida por Willow, quien se la llevó a buen recaudo pese a sus reticencias iniciales de dejarla donde estaba (los nelwyn son muy desconfiados con la gente del exterior). Unas horas después, el poblado es atacado por aquellas bestias que perseguían a la niña, pero estas son abatidas al poco tiempo. Así pues, y debido a este incidente, el jefe de la tribu, decide organizar un grupo entre los que figura Willow para que lleven a la niña a la frontera y entregarla al primer humano que pasara por ahí.
¿Conseguirán llevarla a la frontera? ¿Acabará todo en una simple entrega, o bien, ocurrirá algo más? Todo parece indicar lo segundo, aunque, ¿Qué es lo que se puede esperar de Willow, un joven campesino que sueña con convertirse en un mago?

Crítica
Como ya comenté al principio, Lucas contrató a Ron Howard para que este asumiera el rol de director. Si bien, el cineasta estadounidense fue el artífice de productos cinéfilos tan notables como Cocoon, este también ha realizado otras tantas películas que son fácilmente olvidables. Afortunadamente, no fue el caso de Willow, pues este creó un producto que pese a lo manido de su propuesta, aseguraba al espectador un entretenimiento efectivo, una narrativa sin fisuras y unos mágicos pasajes que dejaban embelesados a cualquiera. En definitiva, todos estos elementos hacen de Willow, el trabajo más redondo del director.
Respecto al reparto, este lo componen actores que poco a poco se estaban haciendo un hueco en la industria cinematográfica. Ahí tenemos a un joven Warwick Davis que con tan solo 17 años, interpretó el papel de protagonista y que cumple su cometido con creces (es una lástima que salvo esta, siempre le hayan dado papeles de poca monta). Tampoco debería olvidarme de un Val Kilmer en estado de gracia; todo un personaje descojonante a la par que heroico y una Jean Marsh que compone a una villana ejemplar y todo un modelo a seguir para futuros villanos.

En el plano técnico, los encargados de los efectos visuales desarrollaron un efecto especial que consistía en transformar una cosa en otra; el llamado Morphing. De hecho, por lo que he leído, fue la primera película en la que se utilizó esta técnica (servidor creía que la primera afortunada fue Terminator II xD). Por otra parte, para el diseño de las criaturas, contaron con la ayuda de Phil Tippet, quien participó en sagas tan populares como Star Wars. Artífice del dragón de dos cabezas, toda una proeza en el campo de la stop-motion, el cineasta californiano realizó un trabajo a todas luces, soberbio. Ya solo me queda por mencionar la sensacional banda sonora que corría a cargo de James Horner y que en el caso de Willow, firmó una de sus mejores partituras. Temas musicales como Willow’s Journey Begins, captan a la perfección el estilo aventurero de la película.

En definitiva, Willow es uno de los más hermosos filmes de los años 80 que nadie debería perderse. Una película que aúna como muy pocas, lo mejor del cine de aventuras y fantasía, elementos que desgraciadamente se han ido perdiendo con el tiempo. 

 
 

Crítica cinéfila: Titan A.E.

Allá por el año 2000, se estrenó en los cines de todo el mundo el último trabajo de Don Bluth y Gary Goldman; Titan A.E. (After Earth = Después de la Tierra). Y digo último porque la película de marras, sufrió tal sonoro revés en la taquilla que provocó que FOX Animation Studios, la compañía fundada por estos dos señores, cayese en la bancarrota (según tengo entendido, no fue hasta hace cosa de un año cuando  la compañía norteamericana resurgiese de sus cenizas cual ave fénix) y eso que la cinta de animación fue muy promocionada, tanto antes como después de su estreno.
El caso es que a pesar de la animadversión por parte de algunos de los medios especializados y su poca aceptación en taquilla, tenía muchas esperanzas depositadas en este nuevo producto, dada la sobresaliente filmografía de este par de directores. Puede ser que el nombre de estos no os digan nada, pero si ahora os nombro películas como Nimh, el mundo secreto de la Sra. Brisby, Fievel y el Nuevo Mundo y En busca del Valle Encantado, entre otras, la cosa cambia (y si no es así, es que no habéis tenido infancia LMAO).
Así pues; ¿Qué es lo que podemos esperar de Titan A.E.? Seguid leyendo …
HISTORIA Y PERSONAJES PRINCIPALES
En el año 3028, los Drej, una raza de alienígenas invasores, han destruido la Tierra. Quince años después de este trágico suceso, tan solo quedan unos cuantos miles de supervivientes desperdigados por el Universo, sobreviviendo a duras penas y sin la posibilidad de regresar a su hogar. De entre todos ellos, se encuentra Cale, un joven que tiene en la palma de su palmo un mapa que le llevará hasta Titan, una nave que guarda el secreto de la salvación de la raza humana. Con los Drej pisándole los talones, este subirá a bordo de la Valkiria, una nave capitaneada por Joseph Korso y pilotada por Akima para ir en busca de Titan. 

Cale Tucker
Es el hijo de Sam Tucker, el científico que estuvo a cargo del Proyecto Titán, y el protagonista principal de la película. Después de que los Drej destruyesen la Tierra, Cale pasó bajo la tutela de un alienígena llamado Tek, pues el padre de este se vio obligado a ocultar la única esperanza para la salvación de la humanidad.

Akima Kunimoto
Es la piloto de la Valkiria. Akima pasó parte de su infancia en una de las tantas colonias humanas donde aprendió a pilotar todo tipo de naves.

Joseph Korso
El capitán de la nave Valkiria. Años atrás, fue uno de los compañeros del padre de Cale. Entonces, su misión era proteger el proyecto Titan de cualquier amenaza externa.

Drej
Es una raza alienígena altamente evolucionada hecha de energía pura. Su único objetivo es exterminar la raza humana.

CRÍTICA

La historia, sin ser demasiado compleja, cumple a la hora de entretener. Bien es cierto que esta película estaba concebida desde un principio para el público más joven, aunque desde mi punto de vista personal, sea al fin de cuentas una cinta con una premisa que puede gustar a todos por igual, sean niños o adultos. Respecto al desarrollo narrativo, Titan A.E. es algo irregular. Por una parte, los primeros quince minutos de la película son realmente interesantes y prometedores, pues esta se toma el tiempo necesario para ponernos al día de los sucesos. Sin embargo, el resto del filme, continúa con un ritmo muy forzado que no da tregua al espectador.
Y es que si algo se le nota a Titan A.E. es que es una película con muchísimo potencial, pero que se desaprovecha en gran medida debido a su atropellado ritmo narrativo y a una serie de particularidades que explicaré a continuación. Para empezar, el tema de los personajes. Si bien, estos están construidos a partir de tópicos ya vistos en otros productos cinéfilos (el gracioso de turno, la chica intrépida, el tipo duro, …), creo que si los guionistas hubiesen dedicado unos minutos a desarrollarlos un poco más, estaríamos hablando de otra cosa y no de personajes con los que no conseguimos congeniar del todo.

En segundo lugar, el tema de las colonias errantes y la xenofobia, y es que tras la destrucción de la Tierra, los humanos se ven obligados a vivir como nómadas. Asimismo, muchos de ellos se ven incapaces de congeniar con el resto de razas alienígenas, lo que da lugar a un gran problema de intransigencia entre ambas partes. Vale, este es un aspecto que se toca más de una vez a lo largo del filme, pero de manera muy superficial. Tal vez, todo cuanto he explicado en estos dos párrafos sea mucho pedir y más tratándose de un producto dedicado al público mayoritario. No obstante, son detalles que de haberse mejorado, podrían haber hecho de Titan A.E, una de las mejores cintas de animación de ciencia ficción de toda la historia.
Cambiando de tercio. La animación fue uno de los temas más criticados del filme, un aspecto con el que no estoy de acuerdo, pues yo y muchos lo vemos como uno de los apartados más destacados, sino el que más, de este. Para los personajes, se ha utilizado una técnica rotoscópica digital consistente en dibujar encima de una grabación con actores reales, y de esta manera conseguir que estos tengan unas animaciones ultrarrealistas. No obstante, si por algo destaca Titan A.E. es por hacer gala de unos escenarios bellísimos. Espacios como el planeta Sesharrim, una superficie acuática rodeada de árboles de hidrógeno y los anillos de hielo de la nebulosa Andali, son por sí solos, razones suficientes como para ver la película.
En definitiva, Titan A.E. es un trabajo correctísimo que de seguro gustará a los amantes del género. Una space opera que aún con sus deficiencias a nivel narrativo, merecía mucho más de lo que recibió.
 
 
 
 
 

Top 20: Mis videojuegos favoritos (Segunda parte)

 
Os prometí que tendría a punto la segunda parte la semana pasada, pero no ha sido así. De manera que a partir de ahora, me abstendré de dar cualquier tipo de fecha LMAO Para los que no hayáis tenido la oportunidad de leer la primera parte, os dejo el siguiente enlace:

10 – R-Type Delta

Pese a que la saga R-Type se encuentra con nosotros desde que comenzó la tercera generación de videoconsolas, servidor no supo de su existencia hasta que se desarrolló una nueva entrega para la primera PlayStation. Entre una de las tantas demostraciones jugables que venían adjuntas con la consola, había una pequeña demo de esta. No hará falta decir que exprimí al máximo todo lo que podía ofrecer esta. Y es que no recordaba mayores vicios desde que pasaba numerosas tardes jugando a SWIV (un título de SNES) en cooperativo.
Para los que no lo sepáis, R-Type es un famoso mata marcianos en dos dimensiones creado en el año 1987 para numerosos sistemas. El juego que nos ocupa, fue bastante innovador dentro de la saga, pues se trataba del primer R-Type poligonal, pese a seguir manteniendo una mecánica en dos dimensiones. En este, podíamos elegir entre 3 naves diferentes, más una secreta. Mientras que la primera gozaba de una mayor velocidad, las dos restantes contaban con un mayor armamento. Por lo demás, R-Type Delta es el típico mata marcianos en el que deberemos de hacer frente a más de un Boss en cada fase y en el que a medida que avancemos, podremos ir obteniendo numerosas mejoras para la nave.
 Y si a todo esto le unimos una dificultad endiablada y una alta rejugabilidad, R-Type Delta se convierte en un título muy recomendables para los amantes de los shoot’em up. Es muy posible que no sea el mejor representante del género, pero es un título al que este servidor le dedicó innumerables horas; motivo suficiente como para incluirlo en mi listado personal.

 
9 – Crash Bandicoot 3 Warped

Allá por el año 1996, un estudio de Santa Mónica (California) conocido como Naughty Dog, trató de inmiscuirse en el reinado de dos franquicias que hasta el momento ostentaban el título de mejores exponentes del género plataformero; Sonic y Mario. Y es que Crash Bandicoot no se trataba de un plataformas cualquiera, sino de una excelente alternativa a otros títulos de la misma índole y que podía mirar de igual a igual, a las mejores entregas del fontanero y el erizo. Con Crash Bandicoot 2, ND puso mayor énfasis en ofrecer un control más eficiente si cabe, nuevos Gadget y un diseño de niveles muchísimo más variado.
Y entonces, justo un año después de que se lanzase la segunda parte, ND creó una de las mayores obras maestras de PlayStation; Crash Bandicoot 3 Warped. Y es que el juego de marras, más allá de gozar de unas animaciones que quitaban el hipo y unos paisajes de ensueño, se trataba, a nivel jugable y de desarrollo, del juego más completo e innovador de toda la franquicia, y con diferencia. 
Para empezar, contábamos con un nuevo personaje, Coco, la hermana de Crash, con la que iremos superando las fases a lomos de una cría de tigre, o bien, encima de una moto acuática. De eso se sigue la inclusión de niveles tan innovadores como las fases acuáticas y las carreras de motos, las cuales, exigían un plus de habilidad al jugador. Antes de acabar, no estaría de más mencionar uno de los aspectos que más me gustaron de este juego, y es que Crash será capaz de aprender habilidades al acabar con cada uno de los tantos jefes finales del juego. Poderes tales como el de manejar un bazooka, suponía todo un deleite para el jugador.
¿Qué más puedo decir al respecto? Crash Bandicoot 3 es un juego GRANDE, y que si no fuera por un par de títulos de su misma índole que he colocado unos puestos más arriba, sería sin duda el rey de los plataformas.

8 – Another World

Han pasado casi 20 años desde que Éric Chachi, un ilustre diseñador y Jean-François Freitas, compositor, diesen a luz una de las mayores obras maestras de todos los tiempos. Lo cierto es que pese a lo atrevido del título, este no fue ningún gran éxito comercial y eso que recibió muy buenas críticas. Así pues, ¿que es lo que le hace tan especial como para catalogarlo como una obra de culto?
Para empezar, su marcada ambientación cinematográfica. Por aquel entonces, en todos los juegos se ponía como mucho una viñeta y santas pascuas. Sin embargo, Éric Chachi quiso que durante la partida, se desarrollasen escenas cinemáticas que nos relatasen los sucesos ocurridos, y vaya si lo consiguió. De eso se sigue otro de los elementos más atípicos; la ausencia de diálogos, y es que tanto Lester Knight Chaykin, el protagonista, como el resto de personajes, se expresan mediante gestos. Por si fuera poco, la historia cumple con creces. A nivel jugable, Another World se presentaba como un título de aventuras, muy al estilo de Prince of Persia; de ensayo y error, pues no serán pocas las veces en las que mordamos el polvo (mucha atención a las muertes del protagonista, pues son dignas de admirar).
Llegados a este punto, ¿Qué es lo que le podemos criticar? Puestos a decir, su escaso metraje (por Youtube circula un vídeo en el que un usuario llega a completarlo en unos 20 minutos aproximadamente), aunque por aquella época, era algo muy normal. No obstante, una de las razones por las que Another World es un juego tan intenso, es por su endiablada dificultad. No tendremos ni un solo segundo de descanso, ya que los sucesos del juego provocan que el jugador tome las decisiones rápidamente. En definitiva, Another World es una joyita que a buen seguro agradará a los nostálgicos de las buenas aventuras. El título en cuestión, contó hará unos tres o cuatro años con una exquisita edición remasterizada, que hoy por hoy es muy difícil de encontrar, aunque siempre podréis recurrir a la importación.
Hará unos meses, Éric Chachi, en colaboración con Ubisoft, desveló que estaban trabajando en un título llamado From Dust. Yo de vosotros estaría muy atento a futuras noticias, puesto que si este diseñador ya revolucionó el panorama de los videojuegos con Another World y maravilló a miles de jugadores con Heart of Darkness, es muy posibles que haga algo parecido con el juego que tiene ahora entre manos.

7 – Super Mario World

Super Mario Bros 4, título por el que se conoció cuando se supo de su existencia, a posteriori Super Mario World, se trataba de la primera entrega que iba a ser desarrollada para la nueva consola de Nintendo, SNES. Super Mario Bros 3 fue para muchos, la culminación de la saga del fontanero; el título más perfeccionado hasta la fecha. Es por eso que SMW toma algunos de los elementos de la entrega anterior. No obstante, se han mejorado aspectos como la estructuración de los mundos, haciéndolo mucho más accesible para el jugador, y se han incluido nuevas habilidades como el ataque tornillo, que permitía atravesar los bloques desde arriba. De eso se sigue el que probablemente sea el mejor añadido de esta entrega, la aparición de Yoshi; un simpático dinosaurio en el que iremos montados y que en función del tipo de enemigos que engulla, será capaz de lanzar bocanadas de fuego, volar, e incluso ser invulnerables por tiempo limitado.
Si bien, Super Mario Bros 3, introdujo una gran cantidad de trajes como el Mario Mapache y Mario Rana, SMW prescindía de la mayoría de estos. Mario Capa, nuevo disfraz del fontanero, se convertía en una herramienta realmente útil, pues con este podremos llegar a zonas ocultas que de otro modo serían inalcanzables. Y es que si por algo destaca este Mario, es por la ingente cantidad de secretos presentes en la mayoría de las fases.
En definitiva, no hay lugar a dudas de que Super Mario World se trata del Mario 2D más completo, que no necesariamente el mejor (este y SMB 3 mantienen una dura pugna). No obstante, a título personal, es el mejor Mario que he jugado hasta el momento.

6 – Final Fantasy VI

Final Fantasy VI fue la última entrega de la serie que apareció para Super Nintendo allá por el año 1994. Y lo cierto es que este capítulo está considerado por una gran legión de jugadores como la mejor entrega de toda la saga, a pesar de estar muy reñida con la séptima fantasía de Square. Y es que las razones por las que el juego está tan bien valorado, no son pocas.
Para empezar, la historia está muy cuidada, llena de detalles, con algunos giros de guión y claramente dividida en dos actos (los que habéis jugado deberíais de saber cuando termina el primero y da comienzo el segundo). Asimismo, los magos de Square, han creado un mundo en el que lo medieval y el cyberpunk congenian a las mil maravillas. No obstante, un buen argumento debe de ir acompañado de un elenco de personajes a la altura y en eso, FF VI no va precisamente descalzo, tanto en cantidad como en calidad. Cada uno cuenta con su propia personalidad y una interesante historia como telón de fondo, aunque el cuarteto Terra, Locke, Edgar y Celes sean los que hayan sido mejor caracterizados. Tampoco habría que olvidarse de Kefka Palazzo, quien sin lugar a dudas se trata del mejor villano de toda la saga. Todo un ejemplo a seguir, ya que a pesar de ser una de las mentes más desequilibradas y dementes de la historia del videojuego, también es capaz de sacarnos más de una carcajada.
A nivel jugable, FF VI mantiene el listón muy alto, pese a no llegar a la altura de la infravalorada quinta entrega. Gráficamente, a pesar de los años que han pasado desde su salida, sigue sorprendiendo, y es que más allá de tener unos bellos fondos en dos dimensiones, Final Fantasy VI presenta algunos de los enemigos más detallados que se pueden ver en la consola de Nintendo. Respecto a la banda sonora, no hace falta decir que es un aspecto que se ha seguido cuidando desde sus inicios y es que Nobuo es mucho Nobuo. Aún así, es una lástima que debido a las limitaciones del chip de sonido, las melodías no acaben sonando todo lo bien que uno desearía.
Si bien, como todo juego, dista de ser perfecto (algunos personajes secundarios como Gau y Umaro son completamente prescindibles), sus virtudes eclipsan por completo cualquier defecto que pudiese tener. Argumento, personajes, villano, ambientación, … Todo esto y mucho más convierte a Final Fantasy VI en una de las mayores obras maestras de todos los tiempos, aunque a nivel personal, no sea el mejor FF de todos (y no es el que la gran mayoría debéis de tener en mente).


5 – Star Wars: Caballeros de la Antigua República

 
Si por algo destaca la franquicia de Star Wars, es por la comercialización de innumerables productos relacionados con este, y los videojuegos fue uno de los sectores más agraciados. Debido a esto, es muy normal que algunos de los títulos ambientados en este universo distasen de lo que el jugador pudiese esperar, salvo excepciones. No obstante, los chicos de Bioware, un estudio canadiense que aún a día de hoy sigue dándonos alegrías, pretendían crear un proyecto muy ambicioso, lejos de elaborar el enésimo juego de acción. 
Y es que el juego que tenemos entre manos no se contentaba simplemente con recrear el universo de George Lucas, sino que su pretensión fue ir mucho más allá, y vaya si lo consiguió. La excelsa mayoría de los juegos de la saga que han aparecido solo se han limitado en adaptar partes de las películas, con mayor o menor éxito, pero el caso de KOTOR (Knights of the Old Republic) es muy distinto, tanto que me atrevería a decir que incluso supera creces a las dos trilogías cinematográficas. La historia en cuestión, se sitúa unos 4000 años antes de los acontecimientos acaecidos en las películas, y se centra en la lucha entre la República y los Sith.
A nivel jugable, KOTOR es un juego que combina rol y estrategia a partes iguales. Por una parte, deberemos elegir el tipo de especialización que queremos para nuestro personaje, aunque ya avanzado el juego, se nos otorgará la posibilidad de ser un Jedi. Por otra parte, tenemos el sistema de diálogos, con el que en función de las respuestas que elijamos, ciertas repercusiones se modificarán a lo largo del desarrollo. 
En definitiva, Star Wars: Caballeros de la Antigua República es un juego que ningún amante de los videojuegos debería perderse, ya sea fan de la franquicia cinematográfica o no, y no solo por su excelente argumento y personajes; elementos que demuestran una vez más que hay vida después de las películas, sino porque como de rol, demuestra ser muy completo en toda sus facetas. Y es que solo por la posibilidad de cambiar nuestra afinidad con la fuerza, ya es motivo suficiente como para darle una oportunidad. Es una lástima que la segunda parte, desarrollada por los chicos de Obsidian, no estuviese a la altura de las circunstancias.

4 – Final Fantasy IX

Nadie se lo esperaba ¿verdad? Y mira que lo teníais muy fácil, pues el título de este blog hace honor a uno de los escenarios que visitaremos. Vamos; que con solo copiar y pegar el texto en el buscador ya dabais con la respuesta. Bueno; ahora os preguntaréis porque se le ha ocurrido al menda tal sacrilegio; poner esta entrega por delante de colosos de su misma índole como FF IV, VI, VII e incluso el X. En realidad, yo no lo veo como tal. Uno de los mayores motivos por los que el juego fue despreciado por la comunidad de los jugadores y relegado al más absoluto de los olvidos, fue porque el estilo de dibujo y la ambientación resultaba ser mucho más infantil que el resto de entregas; algo que me hacía demostrar que aquellos jugadores solo se paraban a ver la cubierta y no se molestaban en mirar el interior. Porque si se pararan unos instantes a hacerlo, descubrirían que Final Fantasy IX es con diferencia, el título más MÁGICO de toda la saga; y es que son muchos los motivos.
Para empezar, el argumento puede parecer un poco infantil a primera vista. Vale; eso es la primera impresión. Pero sí tenemos un poco de paciencia, descubriremos una trama muy rica en detalles que nada tiene que envidiar a las anteriores entregas. De los personajes, no puedo sino deshacerme en elogios, pues algunos miembros del grupo como Steiner y Vivi cuentan con momentos memorables. Incluso personajes secundarios como el grupo Tantalus cuentan con un nivel de caracterización pocas veces visto en la saga. Puestos a criticar, diría que Kuja no da la talla como villano de turno, quedándose lejos del carisma de Kefka Palazzo.
A nivel jugable, el sistema de combate es similar al de las entregas de SNES, en las que cada personaje estaba especializado en un estilo de combate diferente. Asimismo, el sistema de aprendizaje de habilidades era distinto al de otros capítulos, pues estos aprendían habilidades en base a las equipaciones que llevaban. A nivel gráfico FF IX explotaba todo lo que podía y más, las capacidades técnicas de la consola. Mención especial a las CGI, probablemente, las mejores que se hayan visto en la gris de Sony. A los increíbles gráficos, se le unen unas melodías de ensueño y es que por el simple hecho de estar Nobuo Uematsu a la batuta, ya nos podíamos esperar algo de semejante calibre.
Y con todo esto; ¿a que quiero llegar? Pues a que Final Fantasy IX, merecía mucho más. Pocas veces he visto que un título de semejante calibre, haya sido tan incomprendido. Historia, personajes, banda sonora, gráficos, MAGIA, … Todos estos elementos hacen de FF IX el título más perfeccionado de toda la saga, aunque no necesariamente el mejor trabajo que ha parido Squaresoft …

3 – Donkey Kong Country 2

En una lista en la que abundan los plataformas, no podía faltar un título de Rare, y es que hasta hace unos años, esta empresa británica llena de talentos no hacía otra cosa que brindarnos con innumerables juegazos, fueran del género que fueran. Allá por el año 1994, Rare dio a luz Donkey Kong Country, un plataformas muy “mono” que si bien, no revolucionaba el género, se trataba de uno de los grandes. Y es que aún siendo un plataformas de “manual”, contaba con un diseño de niveles increíble, un acabado gráfico impresionante y una banda sonora de excelsa calidad. Así pues, y dado el éxito comercial de esta entrega, los genios de Rare desarrollaron una secuela con amplias mejoras.
Para empezar, hay que destacar la enorme variedad de fases, pues recorreremos desde niveles helados hasta fases submarinas. Tampoco faltan a la cita las famosas carreras de vagonetas. Por otra parte, y a diferencia de lo que ocurría en la primera entrega en la que el nivel de dificultad era bastante bajo, en DKC 2 se requiere un mayor nivel de habilidad, aunque puestos a pedir, podrían haberla dosificado un poco, pues fases como la de Animal Antics requieren una gran pericia por parte del jugador, tal vez demasiada excesiva. Respecto a los jefes finales, estos son mucho más desafiantes que en el original. A nivel gráfico, el juego vuelve a sorprender con la inclusión de nuevos elementos en pantalla que nos harán dudar de si esto es un juego de SNES o de un sistema superior. Y a nivel sonoro, no se le puede pedir más, pues los temas musicales siguen siendo igual de pegadizos que siempre. 
Resumiendo que es gerundio. Donkey Kong Country 2: Diddy’s Kong Quest supera ampliamente al título original. Vale; es cierto que la primera entrega fue la que llegó con mayor impacto, pero es que si nos paramos a comparar ambos juegos en todos los aspectos, DKC 2 gana por goleada.

2 – Xenogears

La historia más grande jamás contada. Puede sonar pretencioso, pero estoy seguro de que muchas de las personas que hayan tenido contacto con este juego, suscribirían una por una estas palabras. Xenogears fue un juego que salió hará unos doce años para PlayStation y que nunca llegó a Europa (supongo que Squaresoft no tenía muchas esperanzas de que tuviese un buen nivel de ventas). Como estaréis suponiendo, este es un JRPG y como tal, se sustenta en su guión. No obstante, el caso de Xenogears es muy distinto al del resto. Es un juego que trata la realidad histórica de la humanidad. Un argumento en el que se trata temas tales como el sentido de la vida misma, reflexiones puramente filosóficas (la del filósofo alemán Nietzsche está muy presente en el juego) e incluso se da el lujo de hacer una crítica mordaz a la Iglesia y de cómo estos manipulaban a la sociedad a su antojo (solo por esto, el juego estuvo a punto de ser censurado).
Como veis, Xenogears se desmarca de todos los tópicos habidos y por haber, ofreciéndonos un guión genuino que hoy por hoy, sigue sin haber sido superado. Perdón, me he explicado. No existe ningún otro juego que a nivel argumental llegue a igualarlo siquiera. Por si fuera poco, Xenogears cuenta con un plantel de personajes soberbio, y es que todos tienen un parte de protagonismo. Mención especial a los villanos que van apareciendo ante nosotros, pues sus motivaciones están muy bien desarrolladas.
El juego se divide en dos discos. Mientras que el primero es bastante similar al de cualquier otro título de la misma índole, el segundo prescinde de un gran número de momentos jugables a fin de convertirse en una especie de novela interactiva. Y es que esto último, fue una decisión de la propia Squaresoft, pues querían destinar todo el dinero que fuese posible a la que tanto entonces como ahora se trataba del buque insignia; Final Fantasy VIII; un juego que pese a gustarme mucho, es muy inferior a Xenogears. Los motivos de esta decisión son muy claros, pero el caso es que Xenogears fue un juego que no vendió nada mal (más de un millón de unidades).
A nivel jugable, Xenogears utiliza un sistema de combate por turnos que se sustente en dos pilares; uno para los personajes y otro para los Gears; unos robots gigantes manejados por humanos. Por otra parte, los gráficos del juego pueden ser quizás, su único punto flojo, pues a pesar de contar con unos escenarios 3D bien construidos, el diseño de los personajes creados en dos dimensiones a base de sprites dejan mucho que desear, ya que cuando se acerca la cámara más de la cuenta, quedan muy pixelados. Respecto a la banda sonora, no se puede decir lo mismo, para bien. La labor de Mitsuda como compositor es excepcional, así como una de sus mejores creaciones con permiso de Chrono Trigger.
En conclusión, Xenogears puede presumir de ser la obra magna de Squaresoft y del JRPG en general. Ojo, si gracias a este breve reseña os da por darle una oportunidad, debéis de tener en cuenta de que es un juego al que le cuesta arrancar. Si eres capaz de cumplir esta condición, disfrutarás de una de las mayores experiencias videojueguiles de toda la historia.

Madre mía, como me he emocionado con este juego, y eso que todavía hay otro que todavía es mejor. Ya veremos con qué cara me pongo a la hora de escribir el texto siguiente. Supongo que con una sola frase bastará LMAO

1 – Deus Ex

La perfección hecha videojuego.
Fin de la reseña.
…
¿Esperabais algo más? ¿Es que no os ha quedado claro que es lo que pienso de “EL JUEGO” con leer la primera frase? Bueno,… si insistís…
Para mí, el rey de la corona, y no es para menos. Por si fuera poco, da la casualidad de que para el año 2011 se lanzará Deus Ex Human Revolution, capítulo que se sitúa cronológicamente unos años antes que el primer Deus Ex. Desde luego, aquel tráiler con el que Square-Enix nos deleitó el pasado mes de junio, no dejó indiferente a nadie, ya que más allá de su espectacular faceta técnica, todo parece apuntar que los chicos de Eidos van a tomar los mejores elementos del Deus Ex original y evitar a toda costa aquel aborto llamado Invisible War. Aún así, tengo asumido que la nueva entrega de Eidos no va a llegar al nivel del original, nos guste o no (cuanto me gustaría tragar mis palabras).
Bueno;  a lo que íbamos. El caso de Deus Ex es muy especial, pues no solo es mi título favorito, sino que además se trata del juego que menos dinero me gasté; unos cuatro euros. Hará unos 8 años, cuando el fenómeno llamado Internet, era un “completo desconocido” para mí, solía comprarme revistas para estar al tanto de lo que se cocía en el mundo de los videojuegos. Fue en una revista dedicada al mundo del PC, concretamente Computer Hoy Juegos. Durante esa época, llevaba una temporada en la que la práctica totalidad de los juegos que venían de regalo, los dejaba de lado al cabo de unas horas por puro aburrimiento, así que en el caso de Deus Ex, pasé olímpicamente de jugarlo. Sin embargo, llegó el día en el que decidí darle una oportunidad, pues llevaba un tiempo en el que no jugaba a nada. ¿A que no adivináis cual fue la pregunta que rondaba por mi cabeza al cabo de unas horas de juego?
 Como es que no le di una oportunidad antes. Como es que no le di una oportunidad antes. Como es que…
Y es que pese a que Deus Ex fue un juego en el que me costó entrar; poco a poco fue absorbiéndome hasta dejarme sin aliento. Asimismo, Deus Ex consiguió algo  que prácticamente ningún otro juego ha logrado; combinar géneros tan dispares como el shooter, el rol, la aventura y el espionaje; que no es poco. Por si fuera poco, contaba con los siguientes elementos: capacidad de tomar decisiones que modificaban por completo el devenir de la trama, numerosas posibilidades de abordar una misión, un argumento futurista en el que se abordan temas religiosos y filosóficos (como se nota que me gustan este tipo de temáticas LMAO), tres finales distintos y una gran estética ciberpunk.
Son estos hechos los que hacen de Deus Ex, un juego enorme y lo más cercano a la perfección.

 
 
 

Top 20: Mis videojuegos favoritos (Primera parte)

 

Llevaba muchos días tratando de pensar que tipo de entrada iba a publicar nada más terminar el período vacacional. Sin embargo, todas las ideas caían en saco roto, bien porque no conseguía desarrollar plenamente la idea, o simplemente porque no me encontraba con ánimos de escribir. Y ahora os pregunto; ¿alguna vez habéis pasado por una pequeña época de sequía en la que, muy a vuestro pesar, no dabais con la fórmula necesaria a fin de desarrollar la entrada pertinente? Porque ahora mismo estoy pasando por eso. Así pues, y con el objetivo de evitar más complicaciones, he decidido apostar por elaborar una entrada que a priori, es mucho más sencilla de redactar que el resto; un listado personal.

 

Como muchos sabréis, la mayoría de las publicaciones han sido artículos de opinión relacionados con el mundo del videojuego. No obstante, casi todos los juegos que he seleccionado, no han sido analizados por este servidor. La razón de ello, es que estoy tratando de acumular la experiencia necesaria a fin de que cuando llegue la hora de deliberar, el resultado sea satisfactorio; para mí y para todos. Bien; antes de dar pie al listado, os ruego que evitéis en vuestros comentarios que escribáis la típica frase de “te falta este o aquel”; que me las veo venir xD (“te recomiendo jugar a este o aquel” entra dentro de las posibles respuestas xD). ¿Y por qué digo esto? Porque no se trata de un TOP universal, sino de una enumeración de aquellos títulos que más me han influenciado en mi vida como jugador; algo meramente personal.

 

 

20 – Uncharted 2: El Reino de los Ladrones

 

 

 

El primero de los tres juegos de Naughty Dog que van a aparecer en este listado, y es que el amor que le profeso al estudio estadounidense no tiene nombre xD. Allá por el año 2007, ND entró de lleno en la presente generación de consolas, y si bien, el nuevo proyecto con el que nos deleitó me dio todo cuanto necesitaba para no quedar decepcionado, sabía que los chicos de ND podían hacerlo mucho mejor. Estos dieron vida a un protagonista muy carismático y con potencial para llevar a buen puerto esta franquicia. Sin embargo, algunas tomas de decisiones relacionadas con un mal balance entre las zonas plataformeras y la acción, con predisposición a esto último, dieron un poco al traste unas experiencia que apuntaba mucho más alto.

 

Tuvieron que pasar dos años para ver la continuación, la cual, estaba precedida de una enorme expectación, y lo cierto es que no solo supo estar a la altura, sino que fue más allá. La verdad es que, previamente a la salida del juego, una pequeña parte de mí se mostraba un poco escéptica ya que cuando se anunció la inclusión de un modo online, pensaba que iban a dedicarle más tiempo a este último que al modo campaña. Muchos de vosotros sabréis que últimamente, se incluyen este tipo de modalidades en juegos que no lo necesitan, y por ende estos pierden parte del atractivo en el modo para un jugador (véase Bioschok 2). Afortunadamente, nada de esto sucedió en Uncharted 2.

 

Y es que más allá del atronador despliegue a nivel gráfico del que hace gala; tanto a nivel técnico como artístico, y del que probablemente sea uno de los mejores doblajes al castellano, sino el mejor, que este servidor ha tenido ocasión de escuchar, ofrece un compendio perfecto entre plataformas y momentos de acción, un desarrollo narrativo que nos mantiene pegados al televisor y un elenco de personajes maravillosos. ¿Y que tiene de malo este juego? Pues que la intensidad que nos brinda, provoca que las 11-12 horas de juego se nos hagan muy cortas. ¿Hace falta decir algo más? ¡¡¡ QUIERO UNCHARTED 3 A LA DE YA !!!


 

 

 

 

 

19 – Super Star Wars

 

 

 

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana …

 

Mítica apertura donde las haya; ¿no es cierto? Nadie creería entonces que aquel largometraje futurista estrenado en el año 1977 fuese a batir todos récords habidos y por haber, ni siquiera el propio George Lucas quien a día de hoy sigue explotando la gallina de los huevos de oro. Obviamente, la comercialización de todo tipo de productos relacionados con la susodicha franquicia no se hizo esperar, y los videojuegos no fueron una excepción.

 

Tras dejar su huella en algunas consolas como la Atari 2600 y NES, le llegó el turno a SNES. Sculptured Software, fue la encargada de llevar el proyecto por bueno camino, y vaya si lo hizo. No solo cuenta con unos excelentes gráficos y un apartado sonoro a la altura, sino que además había que añadirle una duración considerable, una gran variedad de escenarios (el interior de la Estrella de la Muerte, el desierto de Tatooine, …) y la posibilidad de controlar hasta tres personajes que dotaban al desarrollo de una gran diversidad. Por otra parte, uno de los aspectos más vistosos del juego pertinente, y que por ende, emplearon las dos entregas posteriores, era la inclusión del mítico Modo 7; un sistema que permitía crear en una superficie de dos dimensiones una perspectiva de profundidad (si tenéis alguna duda sobre su ejecución, os dejo un video explicativo nada más terminar el texto). Asimismo, el juego en sí era bastante complicado por momentos. Y si a esto le sumamos la no inclusión de passwords, hacía que la tarea de completarlo de tirón fuese una tarea ardua y estresante.

 

Como breve inciso, quiero contaros que este fue el primer juego que alquilé para mi SNES, y todo cuanto me ofreció fue motivo suficiente para su posterior compra. Por cierto; si tenéis una Wii, podéis haceros con la trilogía completa por un precio de 800 Wii Points la unidad.

 

 

 

 

 

 

18 – Pokémon Oro

 

 

 

Allá por el año 1999, Pokémon Rojo/Azul aterrizó en Europa; tres años después de su estreno en territorio nipón. Como ya sucediese allí, este tuvo un éxito arrollador desde el primer día. Bien es cierto que una de las mayores razones por las que vendió tanto, fue porque por aquel entonces, la fiebre Pokémon había alcanzado su punto álgido debido a la serie de animación (en el caso de Japón no fue así ya que Pokémon comenzó como un videojuego). No obstante, el título de marras, rebosaba calidad por los cuatro costados. Vale; es cierto que la historia no era nada del otro mundo, y más tratándose de un juego de rol. Sin embargo, solo por capturar las 151 criaturas existentes y hacerlos competir con otros entrenadores del mundo de Kanto, ya lo convertían en uno de los títulos más viciantes de la historia. Servidor desconoce la cantidad de horas que dedicó a estos juegos.

 

Dos años después, se puso a la venta Pokémon Oro/Plata y pese a que las expectativas puestas en este título eran muy elevadas, no solo supo estar a la altura, sino que además pasó a ser, para muchos, el mejor juego de la saga. Para empezar, se ha renovado el menú, quedando mucho más organizado y no tan soso. Pero la principal novedad en este apartado, fue la inclusión de la Pokégear; una utilísima agenda que disponía de radio, mapa e incluso un teléfono móvil. Con este último, podíamos apuntar los teléfonos de los entrenadores a los que nos enfrentamos, quienes a posteriori, podrían llamarnos para concertar una nueva batalla. De eso se sigue que ahora, los Pokémon tiene distinción de sexo, lo que nos permite juntar a una pareja para dar lugar a un huevo.

 

Estas novedades y muchas otras más como la implementación de un ciclo de día y noche, dos nuevos tipos de criaturas y un renovado aspecto gráfico, hicieron de Pokémon Oro/Plata, uno de los mejores títulos de Game Boy, así como uno de los juegos que mejores recuerdos guardo cuando era un renacuajo.

 

 

 

 

 

17 – Advent Rising

 

 

 

¿Por donde empiezo? A mediados del año 2004, Majesco Entertainment presentó en la feria del E3, el primer proyecto en el que se embarcó GlyphX Games (primero y único hasta el momento); Advent Rising; una aventura de acción en tercera persona. Los propios creadores lo calificaban como el Halo Killer, unas declaraciones un tanto desafortunadas por dos razones. Una; intentar destronar al que está considerado, nos guste o no, como el actual rey de los shooters, se antoja como algo al alcance de muy pocos. Y dos; comparar ambos juegos me parece una desfachatez, ya que pese a tener algunos elementos en común, los dos van por distintos derroteros.

 

La salida de Advent Rising no estuvo exenta de dificultades. Para empezar, la tira de unidades que se comercializó, no fue muy elevada y de eso siguió que en Europa llegase con un retraso considerable; decisiones que sigo sin comprender, puesto que tenía entendido que el estudio había depositado muchas esperanzas en este juego. Por si fuera poco, las críticas de los medios especializados fueron muy destructivas. Aún así, servidor no se dejó embaucar por estas, y como el precio de salida no era muy elevado (unos 30 euros), lo compré ipso facto. ¿Y que me encuentro nada más acabar la partida? Con una gran obra maestra, en otras palabras, un título MUY superior a una de las sagas citadas más arriba y que tienen en tan alta estima. Muchos son los motivos.

 

En primer lugar, Orson Scott Card, un famoso novelista de ciencia ficción, fue el encargado de escribir el guión; una garantía de éxito después de todo. No solo el desarrollo narrativo es sobresaliente, sino que además, el universo creado es muy rico en detalles. Jugablemente, ofrece acción a raudales y algunos elementos roleros que casan muy bien con la mecánica del juego. Sin embargo, la guinda del pastel, es que pasado un tiempo, tendremos la posibilidad de aprender poderes mentales que le otorgan al juego una nueva perspectiva. De eso se sigue el que probablemente sea uno de los aspectos por el que fue tan duramente criticado; un apartado gráfico irregular (en el análisis pertinente ya daré más detalles). Por el contrario, Advent Rising hace gala de uno de los mejores repertorios musicales de la historia, y según tengo entendido, más de un usuario de gamefilia estaría de acuerdo con mi valoración. Para acabar, es mi deber comentar que uno de los mayores infortunios de este juego, es que estaba pensado como una trilogía, y que debido a muchos de los factores anteriormente mencionados, quedó inconclusa. Una verdadera lástima.

 

 

 

 

 

Vaya, creo que he escrito más de la cuenta xD. De hecho, creo que reutilizaré parte de la estructura expuesta aquí.

 

 

16 – Jak and Daxter

 

 

 

Segundo título de Naughty Dog, que no último, en aparecer. Tras la creación de la saga Crash Bandicoot, a quienes se les atribuye la realización de los primeros cuatro episodios para la gris de Sony (y sí, Crash Team Racing merece ser incluido en el conjunto pese a que muchos renieguen de este), ND dejó en manos mucho más torpes e inexpertas la saga del marsupial a fin de dedicarse a nuevos proyectos. En el año 2001, irrumpió el primero de ellos para PlayStation 2.

 

Jak and Daxter se trataba de un nuevo título plataformero que solo pasó a convertirse en el mejor plataformas de la bestia negra de Sony, sino que también en uno de los más destacados y atrayentes de la generación 128 bits (no soy quien para dictaminar si es el mejor o no, aunque para mí sí lo sea), y es que son muchos los motivos. Para empezar, el personaje de Daxter, esa especie de comadreja, es probablemente uno de los mejores secundarios de toda la historia del videojuego. Acompañado, como ya es costumbre. De un doblaje al castellano de primer nivel, este llamará nuestra atención con comentarios muy jocosos que amenizan el desarrollo. Asimismo, Daxter efectúa una especie de danza, sí es que se le puede llamar así, nada más cumplir algún objetivo. No hace falta decir que estos bailes nos sacarán más de una sonrisa.

 

Dejando de lado a este entrañable personaje, se puede decir que J&D cuenta con una apartado gráfico asombroso. Más allá del enorme y colorido entorno en tres dimensiones creado con todo lujo de detalles, el juego de marras pone en pantalla a unos personajes excelentemente diseñados, y no solo en lo que a texturizado y número de polígonos se refiere. Las animaciones son lo más destacado del conjunto, pues estas nos recuerdan a algunos personajes de la factoría Disney. Jugablemente hablando, no es nada que no se haya visto antes, pues parte de una fórmula que ya ha sido inventada. Sin embargo, todo lo que hace, lo hace de manera sobresaliente. Jak es un tipo muy habilidoso, aunque el repertorio de golpes sea algo limitado. No obstante, y a fin de paliar esta carencia, podemos hacer acopio de unas formas de energía conocidas como Eco que nos ofrecen un sinfín de mejoras: aumento en la fuerza de ataque, mayor velocidad, ataques mágicos, …

 

¿Hace falta decir algo más? Jak and Daxter es uno de los títulos plataformeros más pulidos de todos cuantos he jugado, y nada me gustaría más que ND nos deleitase con una nueva entrega (de La Frontera Perdida, mejor corramos un tupido velo ya que esta no la desarrollaron ellos). Y es que sí algo hace falta en esta generación, son más títulos de este tipo, y no tantos shooters clónicos.

 

 

 

15 – Team Fortress II

 

 

 

Resulta curioso que el nacimiento del primer título de la serie en el año 1996, se originase a partir de una actualización de Quake que mejoraba las capacidades multijugador del mismo. La buena acogida que tuvo por parte de los usuarios, dio lugar a que unos años más tarde se barajase el desarrollo de una secuela. Desgraciadamente, el proyecto se quedó en el aire, así que tuvimos que esperar once años para poder disfrutar de ella, aunque esta vez a manos de Valve, quienes habían adquirido la desarrolladora.

 

Lo primero que llama la atención de Team Fortress II, es la estética de dibujos animados, y es que tanto el modelado de los personajes como las texturas empleadas lucen de maravilla. Asimismo, el grado de optimización merece un aplauso ya que entonces no se necesitaba de un equipo de última generación para poder moverlo con soltura.

 

A nivel jugable, Team Fortress da lo que todo título de acción multijugador debe ofrecer. Tenemos a nuestra disposición numerosos modos de juego como el clásico capturar la bandera, hasta una modalidad en la que siendo el equipo atacante, deberemos ir adueñándonos de las zonas que el equipo defensor defiende con uñas y dientes. En lo que respecta a las clases de personajes, estas están muy bien equilibradas. Por una parte, tenemos al scout, el más veloz de todos con diferencia y que resulta ser muy útil a la hora de esquivar el fuego enemigo. Por el contrario, su medidor de salud es muy pobre. Por otra parte, se encuentra el heavy, una clase con un gran poder ofensivo pero que no tiene una gran movilidad. Así, hasta la nada despreciable cifra de 9 clases, cada una con sus pros y sus contras.

 

Si bien, Team Fortress II no fue al principio todo lo completo que pudiera ser (seis mapas iniciales eran muy pocos, independientemente de la enorme calidad de estos), el continuo apoyo por parte de Valve añadiendo mes a mes nuevos contenidos, la presencia de Logros y las numerosas aportaciones de la comunidad de modders desde el momento de su salida, lo convierten en uno de los mejores juegos de acción multijugador del momento y uno de los títulos a los que sigo jugando con asiduidad.

 

 

 

 

 

 

14 – Heart of Darkness

 

 

 

Bueno. No tengo mucho que decir acerca de esta pequeña maravilla. Hace unos meses que le rendí mi particular homenaje, así que no tendría mucho sentido volver hacerlo. Os dejo la entrada pertinente:

 

Enlace

 

 

 

 

 

 

13 – The Longest Journey

 

 

 

En una época en la que los shooters en primera persona copaban los puestos más altos en lo que a número de desarrollos se refiere (y que por desgracia sigue la misma constante en la presente generación), una empresa noruega llamada Funcom, se sacó de la manga una de las mejores aventuras gráficas del momento; The Longest Journey.

 

La historia de TLJ nos sumerge en una historia fantástica en la que existen dos mundos divididos que conviven en un mismo espacio: Stark, un mundo regido por la ciencia y la tecnología, y el mundo mágico de Arcadia. Por desgracia, el rapto del Guardián, un ser sin espíritu que mantiene el equilibrio entre estos dos mundos, da lugar a que estos comiencen a mezclarse. No obstante, cada 1000 años nace una persona capaz de viajar entre estos dos mundos y afortunadamente April Ryan, una joven estudiante de Bellas Artes, es esa persona. Así pues, tomaremos el control de esta fémina con la que trataremos de devolver las cosas a su sitio.

 

Bajo esta sencilla premisa, se esconde uno de los argumentos más trabajados de todos cuantos he vivido. A lo largo de nuestro periplo, conoceremos a personajes tan carismáticos como Cuervo y Jacob McAllen. Este último, es uno de los mejores villanos de todos los tiempos y no estaría de más que las desarrolladoras lo tomasen como un modelo a seguir porque es algo realmente impresionante. A nivel jugable, TLJ es como casi cualquier otra aventura gráfica, es decir, manejaremos a April con el clásico ratón. En lo que respecta a la dificultad de los acertijos, estos se rigen por la lógica, aunque más de una vez nos topemos con algunos, como el puzzle de la caverna submarina, que nos sacará de quicio. Servidor rompió a llorar de alegría después de haber estado más de dos semanas atascado en ese punto.

 

 

 

Estos elementos y muchos otros más como un apartado artístico de matrícula (os he adjuntado unas imágenes para que veáis que no exagero) y un doblaje al castellano de primer nivel, cortesía de FX Interactive, hacen de TLJ, una de las mejores aventuras gráficas. Es una lástima que la secuela no estuviese, ni por asomo, al mismo nivel que el original.

 

 

 

 

 

 

12 – Age of Empires II

 

 

 

A finales del año 1999, la ya desaparecida Esemble Studios (gracias Microsoft ¬¬) dio a luz una de las obras más importantes del género de estrategia en tiempo real y uno de los más jugados de su época; Age of Empires II. Las novedades respecto a la primera parte eran muchas, y entre ellas, destacaban las nuevas modalidades introducidas, nuevas operaciones de combate y un apartado gráfico remozado. Para empezar, el modo campaña de este, hacía la función de tutorial en el que aprendíamos como dirigir las tropas y como gestionar los recursos. A su vez, dicha modalidad está basada en personajes y acontecimientos históricos de la Edad Media en los que además de tomar posesión de las tropas pertinentes, se nos permitía controlar unidades especiales como William Wallace y Juana de Arco. Asimismo, a medida que íbamos completando los objetivos, la dificultad iba yendo in crescendo.

 

Sin embargo, es en el modo multijugador donde realmente le saca todo el jugo. Servidor así puede atestiguarlo, pues dedicó muchas tardes con sus amigos a esta modalidad en algunos de los cibercafé que frecuentábamos. El juego en red, ofrece bastantes posibilidades a nivel jugable, pues algunas modalidades como combate total lo convertían en un simple mata-mata, mientras que en otras debíamos dedicar nuestro tiempo en optimizar los recursos, y es ahí donde hace honor al género de la estrategia.

 

Gráficamente hablando, AOE II mejora en todos los aspectos respecto a la primera parte, ofreciendo diseños con muchos más polígonos y resoluciones más altas. No obstante, uno de los aspectos más destacados del mismo, es su trabajada optimización que hacía que en configuraciones muy modestas, pudiese correr con soltura. Es una lástima que las desarrolladoras de hoy en día ya no se molesten en optimizar los requisitos, y por ende, tengamos que renovar componentes cada X tiempo para poder disfrutar de la máxima experiencia audiovisual.

 

En definitiva, Age of Empires II es uno de los mejores exponentes del género de la estrategia en tiempo real. Tal es así, que once años después siguen habiendo servidores para poder jugar online.

 

 

 

 

 

11 – Unreal Tournament

 

 

 

Unreal, un conocido videojuego de disparos en primera persona, consiguió algo que ningún otro juego de la misma índole había logrado jamás; resultar ser algo más que una molestia para el que por aquel entonces estaba considerado como el rey de los shooters; Quake II. Unreal Tournament, subsaga de la misma, trataría de hacer lo mismo, pero en este caso debería ajustar las cuentas con la tercera entrega de la saga de id Software; Quake III Arena. Y es que la obra de Epic Games no solo se convirtió en una buena alternativa, sino que en muchos aspectos lo superó con creces.

 

A diferencia de Unreal, UT carece de guión. Vale; es cierto que se ha introducido un modo campaña para un solo jugador, pero este se limita a enseñarnos las funciones básicas del juego, en otras palabras, un tutorial con todas las de la ley. No obstante, Unreal Tournament fue originado como un juego multijugador, y es ahí donde reside todo su potencial. Lleva implementado la nada despreciable cantidad de seis modalidades que abarcan desde el típico todos contra todos, hasta un modo en el que el equipo atacante, tenía que cumplir una serie de objetivos mientras que el equipo defensor debía impedirlo a toda costa. Por si esto aún os parece poco, tenemos a el juego pone a nuestra disposición un total de 10 armas totalmente diferentes unas de otras con la introducción de un disparo alternativo y un extensísimo editor con el que podremos hacer auténticas proezas.

 

Del mismo modo que Unreal mostró un apartado gráfico de infarto, Unreal Tournament no se quedó atrás, y pese a que se valía de mismo engine, Epic trató de mejorarlo, y vaya si lo consiguió. Lo mejor de todo es que más allá de la calidad de las texturas y de las mejoras en lo que a modelados se refiere, este hacía gala de una optimización ejemplar que ya quisieran para sí juegos de hoy en día. En cuestiones de audio, UT ofrece una pista de sonido para cada escenario que encaja a la perfección según la circunstancia. Por otra parte, el juego viene doblado al castellano, un buen detalle por parte de Epic aunque la calidad de las voces no fuesen nada del otro mundo.

 

Todas estas cosas y muchas otras más, hacen de Unreal Tournament, y aquí si que no me corto, el mejor shooter en primera persona de todos los tiempos. Ni siquiera las sucesivas entregas han conseguido ponerse a la altura de la misma. Una obra maestra atemporal.

 

 

 


 

 

Como véis, ya estoy de vuelta con vosotros tras estar más de un mes de "vacaciones". En un principio, tenía pensado publicar esta entrada el viernes pasado, pero hasta hoy, he estado sin Internet (gracias a Timofónica ¬¬). Si es posible, tendré la segunda parte preparada para finales de esta misma semana.

Saludos ^^