Análisis de Resident Evil 5

Si copiamos una obra maestra… ¿creamos otra obra maestra?

 

     Capcom arriesgó mucho con Resident Evil 4. Cuando su creador, Shinji Mikami, decidió rehacer todo el trabajo hecho para tomar un nuevo rumbo, muchos se echaron las manos a la cabeza, aduciendo que ésta sería la entrega que acabaría con la serie que inventó el término Survival Horror. No fue así, afortunadamente, y Capcom se sacó de la manga, no el mejor Resident Evil creado hasta la fecha, sino uno de los mejores juegos de toda la historia.

     Así pues, cuando las primeras imágenes del quinto episodio se dieron a conocer, la expectación y el hype que generaron dieron paso a la cautela más escéptica. Ahora tenemos el juego entre nosotros, y la reacción general ha sido irregular.

     Caín y Abel lo analizan para ti:

 

     Gráficos:

     ABEL: Los gráficos de Resident Evil 5 ponen el listón muy alto con respecto al resto de juegos de la actual generación (salvando muy pocos), incluso en el modo cooperativo a pantalla partida. Todo posee una pátina de texturas fotorrealistas, los escenarios son sólidos y están muy bien estructurados (algunos parecen diseñados para un deathmach), y los personajes se mueven de auténtico lujo. Destaca por encima de todo los efectos de luz que, aunque Capcom no haya cumplido con su promesa inicial de darle a la luz del sol una importancia inusitada en los videojuegos, cumplen con su cometido a la perfección, deslumbrándonos, desenfocando la imagen, regando de luz una caverna, etc. En resumen, nadie puede negar que en este apartado no se haya hecho un gran trabajo.

     CAÍN: Los gráficos son un lavado de cara del Resident Evil 4 que ya vimos en Gamecube, con el HD que se le presupone a la consola de Sony. Personajes y animaciones responden a un reciclaje “tramposo”, y todo va a peor cuando jugamos en pantalla partida: ¿es que PlayStation 3 no es capaz de mantener la calidad general en este modo? En fin, todos deberíamos exigir algo más de una franquicia como ésta, que a buen seguro cuenta con un equipo de desarrollo dantesco y un presupuesto Hollywodiense.

 

     Sonido/Música:

     ABEL: La banda sonora del juego es espectacular, y logra crear tensión y pánico en algunos momentos. Por otro lado, el doblaje no deja de ser correcto, al igual que el sonido general, que mantiene el nivel de la saga.

     CAÍN: Ya que hablamos de exigencias… ¿para cuando un doblaje a nuestro idioma? ¿Es que nosotros, que pagamos casi más que los demás por los juegos, no tenemos el mismo derecho? No creo que un juego con tan pocas líneas de diálogo suponga un problema tan grande como para impedir su traducción completa. Desde aquí reivindico el doblaje al castellano ya; estamos hartos de leer subtítulos (sobretodo cuando se superponen a la escena y te impiden leer correctamente), y de encontrarnos situaciones como la del nivel en el que recorremos la sabana africana disparando a los nativos motorizados… ¿alguien es capaz de dirigir la ametralladora, apuntar, disparar y leer los malditos subtítulos al mismo tiempo? Yo no, sinceramente.

     ¿La música? Bueno, pasa algo desapercibida entre la orgía de acción. Una banda sonora grabada por una orquesta reputada de Hollywood (esto es verdad, no me lo invento) debería dar más de sí.

 

     Duración/Extras:

     ABEL: Al igual que en Metal Gear Solid 4, este juego pide que lo vuelvas a empezar más de una vez para completar los rangos de nivel y para conseguir todos los premios. Además, los extras son muy curiosos, y el modo Mercenarios (que ya traía la cuarta entrega) es muy adictivo. Si a todo esto le añadimos los niveles de dificultad y las medallas puede durarte mucho tiempo.

     CAÍN: Tan corto como mi comentario…

 

     Conclusión: 

     ABEL: No son pocas las críticas que ha recibido Resident Evil 5 desde su lanzamiento. Su enorme parecido con la edición de Leon Kennedy es evidente, su preferencia abierta por la acción y el terror directo sobre los puzzles y los momentos más reflexivos es una decisión que, en un principio, cuesta asimilar, pero una vez que aceptas este hecho, un mundo de diversión se abrirá ante ti, sobretodo en cooperativo, donde la experiencia alcanza cotas de inmersión inimaginables. Quizás el nombre de la franquicia sea un peso de difícil aguante, pero Capcom ha querido expandir la odisea anterior y desarrollarla antes de volver a los orígenes (como han prometido que harán con Resident Evil 6). Adéntrate en Kijuju con ánimo de pasar miedo y lo pasarás de miedo.

 

8/10

 

     CAÍN: A nivel jugable, este capítulo retrata uno de los pocos defectos de Resident Evil 4: el limitado movimiento del protagonista. Para disparar hay que detenerse… ¡a estas altura de la película! y cuando Chris o Sheva buscan cobertura la acción se vuelve torpe y mal integrada (a lo GTA IV, vamos). La libertad de acción esta muy sesgada, obligándote a seguir un camino prefijado carente de sorpresas, que te roba cualquier oportunidad de ser espontáneo, y los puzzles… ¿dónde están? Sin ánimo de engañar, creo que hay uno sólo en toda la aventura (y no es que sea muy brillante). Otro elemento deficiente es la IA de Sheva cuando jugamos offline, que pone a la muchacha a curarnos cuando no lo necesitamos o a enfrentarse a una horda de asesinos sin mediar de por medio ningún componente estratégico (es muy triste llegar a pensar en que estaríamos mucho mejor jugando solos, sin la señorita Alomar de por medio). En fin, fallos para aburrir. Este título no ha conseguido mantener el nivel de la serie. Los habitantes de Kijuju deberían hacerle una visita a los estudios de Capcom (juar, juar, juar…). Un cinco raspadillo.

 

5/10

 

PUNTUACIÓN MEDIA

 6,5/10

 

     (Nota: si no estás de acuerdo con las valoraciones o, sencillamente, quieres opinar sobre el juego, no lo dudes y pon tu comentario a continuación)