Análisis «Naruto Ultimate Ninja Storm»

 

¡Vaya que sí!

     Cuando una serie manga alcanza cierto éxito internacional no es de extrañar que genere videojuegos que, en muchos casos, no alcanzan ni de lejos la mínima calidad exigida por los usuarios, aprovechando el tirón comercial para colarnos productos bastante mediocres.

     Naruto, esa serie mundialmente conocida y que muchos ya catalogan como la sucesora de Dragon Ball (aunque ésto sería digno de debate para unos cuantos), es un manga relativamente moderno (Masashi Kishimoto dio origen al personaje allá por 1997), pero este hecho no es óbice para que ya cuente con multitud de títulos en el mercado para casi todas las plataformas, unos más acertados que otros.

     Playstation 3 no iba a ser menos que las demás, y no hace demasiado tiempo vio la luz para esta consola el juego que hoy nos ocupa: Naruto Ultimate Ninja Storm, una extraña e interesante mezcla de sandbox y juego de lucha que nuestros hermanitos favoritos, Caín y Abel, pasan a analizar a continuación:

 

Gráficos

     ABEL: puede que cometa el pecado de parecer aventurado, pero Naruto para Playstation 3 puede jactarse de ser el videojuego que mejor adapta un manga, al menos gráficamente. La famosa técnica Cel-Shading, utilizada y reutilizada en multitud de juegos con anterioridad, alcanza aquí cotas verdaderamente épicas, perfilando un retrato casi exacto de los personajes y el entorno de la serie de animación.

     Al principio alucinarás moviendo a Naruto por la Villa Oculta de la Hoja, saltando de tejado en tejado, o conversando con sus habitantes y con los protagonistas (que aparecen ocasionalmente desperdigados por ahí), pero lo más grande viene cuando la palabra ¡Comenzar! aparece como telón inicial de los increíbles combates del juego. En ellos, todo tipo de efectos gráficos pasarán ante nosotros con una fluidez pocas veces vista (los combates contra los gigantes son directamente capítulos de TV), destacando especialmente los ataques especiales. Un espectaculo.

     Si los personajes poseen un modelado y una animación admirables, no les desmerecen en absoluto los escenarios. Desde la villa antes mencionada (con un dibujado del horizonte muy lejano y nítido), a los parajes que engalanan las batallas, todos fácilmente identificables y con cientos de detalles (incluso el agua del río reacciona con el típico efecto "manga").

     En este sentido, CyberConnet2 ha llevado a cabo un trabajo encomiable, situando el nivel gráfico de las adaptaciones de este tipo a mucha altura. La pregunta es: ¿Dónde está el límite del Cel-Shading?

     CAÍN: Es verdad que este juego es fiel a la serie en el aspecto gráfico pero, como siempre, omites los fallos técnicos, hermanito, aquello que ha veces chirría y que nos hace preguntarnos: ¿por qué en aquél análisis le otorgaron un 9 y no mencionaron ésto?

     En Naruto de PS3 se nota algo que yo llamo el efecto "Primer Plano", es decir, que redondean el aspecto de todo aquello que cobra vida delante de nosotros (personajes, escenarios…), olvidandose de pulir los detalles secundarios, como pueden ser los habitantes del pueblo o la riqueza gráfica de los fondos. Ésto, que ya pasaba en FF X (los secundarios eran modelos simples y robóticos mientras que los principales refulgían de tanto detalle), se da aquí de manera más acentuada, dando como resultado situaciones grotescas como, por ejemplo, aquella en la que Yiraiya se coloca justo al lado de un aldeano-modelo-simple. Sinceramente, el contraste es llamativo.

     Por otro lado, los típicos defectos gráficos que arrastran la mayor parte de los juegos están presentes aquí tambien, tales como las ralentizaciones (en los combates, sobretodo) y el popping (desde la distancia la villa parece desierta, pero si te acercas la gente brotará como las setas).

     Así pues, aunque no niego el merito, no me parece justo obviar sus fallos, que los tiene.

 

Sonido/Música

     ABEL: Como en tantos otros juegos, Naruto te deja la opción de elegir entre las voces japonesas y las inglesas, y ninguna de las dos desentona en absoluto. Por otra parte, la música cumple a la perfección, con temas que bien podrían estar sacados de la serie de animación (la suave y amena melodía que nos acompaña en el modo "sandbox", por ejemplo). Todo muy correcto.

     CAÍN: Supongo que por ahí me tacharán de pesado pero, ¿tanto cuesta doblar un juego a nuestro idioma? En el caso de Naruto Ultimate… saben de antemano que el título generará unas ventas casi seguras (los fans de la serie se cuentan por legiones), por lo que la apuesta no sería tan arriesgada.

     Hace algunos años, era raro el título que llegaba a nuestro país localizado al castellano (¿quién no se acuerda de aquellos "elegidos" Illusión of Time o Terranigma?), sin embargo hoy día tener juegos en nuestro idioma se ha convertido en un standard (de hecho, juego que llega en inglés, juego condenado a un casi seguro fracaso comercial). Por eso, iluso de mí, pensé que el siguiente paso lógico sería estandarizar el doblaje tambien… Pues bien, parece que NO veremos esa evolución natural en esta generación de videoconsolas, al menos de momento.

     Cambiando de tema, la música es realmente vacía y olvidable (me atrevo a decir que no hay ni un sólo tema que destaque), y la mayoría de melodías parecen recicladas de otros juegos. Por si ésto fuese poco, al tratarse de un sandbox, la duración del mismo se prolonga bastante, obligándonos a escuchar una y otra vez la misma cantinela. Realmente tedioso.

 

Duración/Extras

     ABEL: Pese a que un poco más de variedad le hubiera dado más vida al asunto, el título es bastante largo (alrededor de las 30 horas, contabilizando los secretos), y a todo ésto se le añade los contenidos descargables vía PlayStation Network (gratuítos) que prolongan aún más la experiencia. Un modo para dos jugadores (sólo offline) es la guinda final del pastel.

     CAÍN: Lo repetitivo de las misiones lastra un sistema de juego con posibilidades, pues los programadores nos "invitan" a repetir una y otra vez las mismas misiones (ahora escala el árbol, ahora lucha, ahora salta por el bosque, ahora escala el árbol, ahora lucha, ahora…). Además, cada capítulo necesita ser jugado al menos 2 veces para completarlo del todo (por aquello de los requisitos especiales), así que ya os podéis imaginar los temblores que le entran a uno cuando el contador de tiempo marca… no sé… 27 horas, por ejemplo.

     Todo el tiempo da la sensación de que CyberConnect2 trata incesantemente de alargar la duración tontamente, cuando lo lógico hubiera sido añadir algo más de variedad y, sobretodo, un modo Online. Por que… ¿qué juego de lucha puede lanzarse al mercado hoy día sin modo Online? (Si hasta Uncharted 2 va a tenerlo, por Dios). Este es, en mi opinión, el mayor fallo de Naruto Ultimate Ninja Storm, algo que deberían de subsanar cuanto antes (y no me refiero a la segunda parte, sino a algo descargable y gratuito).

 

Conclusión

     ABEL: Todo fan del ninja de la Hoja debería de acercarse a este juego, pues en él vivirá las mismas experiencias que en el manga (con alguna que otra omisión, como el combate en el País de las Olas contra Zabuza). Todo, desde los gráficos hasta el sistema de combate, está cuidado al máximo para satisfacer al aficionado más exigente. Es verdad que quizás algo de variedad y un modo Online lo hubieran convertido en una de las sorpresas del año, pero salvando este hecho nadie quedará decepcionado.

NOTA: 7,5

     CAÍN: Nada salva de la quema a una de las aventuras más aburridas y reiterativas del mercado actual. ¿No creéis que es mejor 15 horas de juego variado y original que 30 de tedio y repetición? No sé si ya lo he mencionado en el blog, pero detesto los juegos que se alargan demasiado sin ofrecer variedad como para justificar tantas horas delante de un televisor (por ejemplo, FF X iba añadiendo nuevas opciones incluso después de 50 horas, como la caza y mezcla de criaturas).

     Y lo del Online no tiene justificación (máxime cuando la IA del contrario no pasa de un atacar y cubrirse constante). Seguro que rectificarán en la próxima entrega, pero para mí ya será demasiado tarde, pues ya gasté más tiempo del que debía en repetirme una y otra vez en la Villa Oculta de la Hoja. Que arda en el averno (juar, juar, juar…).

NOTA: 3,5

PUNTUACIÓN MEDIA

5,5

(¿Estás conforme con la valoración? ¿Qué puntuación le otorgarías tú?)