opinión personal: fetichismo digital absurdo

Recopilatorios especiales con la cara de la abuela del creador bordados en la cara delantera, estuches tamaño trolebús en los que cabe el cuadruple del contenido real revestidos con piel de guepardo, figuritas que parecen pintadas con la gracia  del mismo Rompetechos de resaca con una tirolesa y que pesan más que el monigote de michelin cebado a donuts, juegos sin desenvolver y que nunca arrancarán en una consola… Sin par mundo, el de las ediciones especiales…

  

El otro día oteando entre las ofertas de juegos para pc en lo que amistosamente llamamos “despensa”, mi hermano va y encuentra una edición especial del “the saboteur “ acompañada de un código para desbloquear una copia completa del mercenaries 2. O lo que es lo mismo, dos por el precio de uno (y encima, dos muy notables); y lo bueno es que el pack no subía de los diez euros. Ya echaba yo mano motivao perdido de la cartera cuando me frena y me dice: “¡tío, ¿y la edición coleccionista del mafia 2 que te querías agenciar a finales de agosto????”

 

Dura elección y a los hechos me remito: el mafia original sea, probablemente, el juego que más hondo me ha calado en mi vida de viciao ( aunque le sigan de cerca el primer call of duty, los dos max payne y unos pocos que me dejo y que ya recopilé en una entrada del año catapúm…) y el segundo va camino de estar a la altura de lo que supuso el primero.

   

prefiero que me regalen otro juego a un estuche que va a acabar donde Napoleon perdió el gorro en como muy mucho, unos años…llamádme materialista. 

Pero lo cierto es que me paré a pensar (si, raro…) y lo más curioso es que no solté el saboteur: ¿Qué era más, el concepto de tener la edición coleccionista, de “haber estado allí”, o la edición en si?, también barajé la apocalíptica hipótesis de que al final el mafia 2 no fuera tan bueno y el chasco que me llevara fuera todo lo bestia que sería, multiplicado por los euros de más que aquella edición especial me iba a sacar de la cartera. Vamos, que ya está lo bastante jodida la cosa como para además ir por ahí tirando el dinero (y si ya invertir en un hobby es, en lo práctico, poco productivo…)

 

¿Poco probable?…Psché, lo mismo decían de driv3r…

 

No, definitivamente este no es el mejor videojuego de la historia…

  

Recapitulemosh que diría stierkol : ¿aparte del deber casi moral de seguir una franquicia –en este caso de ocio electrónico, pero extiéndase esto al cine, la música…- a pies juntillas y hacerse con la edición “megachachidelaostiahipervisaoro” porque es una ocasión histórica (y es hype individual, porque inconscientemente ya sabemos que por muy bueno que algo acabe siendo, muy probablemente no va a ser para tanto…) , qué aporta la edición especial que no aporte la original, que es o debería ser lo más importante del pack?

 

Un póster, una caja tipo colonia barata con el logo del juego, un par de armas nuevas que seguro no aportan nada jugablemente hablando y un par de gilipolleces más de tan poca importancia que ni me acuerdo. Y la edición, antes de aparecer, ya tiene una producción considerada por la mayoría como buena. Y lo mejor de todo es que de setenta euros no baja la gracia seguro…No se ustedes, a mi no me sale a cuenta, pero es porque yo entro a comprar un juego, no un artículo de coleccionismo.

 

Pero lo sigo viendo un poco raro: cajas especiales para las que hay que estar el primer día en la tienda, títulos de poca calidad que, envueltos, pasan a valer una millonada…Los videojuegos pasan de ser algo interactivo a su opuesto radical, casi piezas de museo, una experiencia táctil pero no como se nos ha acostumbrado. Menos enriquecedora intelectualmente, al menos…Y no dudo que haya quien lo vea un submundo apasionante pero…joder, que están hechos para jugar, no para exponerse en la vitrina. Que pierde toda la gracia, que casi es como un bocata sin pan, ¿Que se nos ha ido la olla o qué?…

Gafapastadas fílmicas sobrevaloradas vol.1: la naranja mecánica

¡Ojo!, ¡caution!, ¡achtung!, ¡cuidaor condemor!, ¡cuidadeishon!, ¡achtunbragen estrugenbajen!… Antes de nada, antes de empezar a echarse las manos a la cabeza y a blasfemar, recuerdo que esto es la opinión subjetiva de quien aquí les sus…….bah, que leches; este es mi blog y escribo lo que me sale de los cojones me da la gana…Dicho esto inauguramos la sección con una cinta a la que le tenía ganas ya.

 

Lo que realmente lesh quiere expresar el autor esh que esto son opiniones subjetivash y que aquí no se pretende lavar el coco a nadie ni eshtablecer verdades univershales…Ergo ya he acabado, me voy a cazar palomas en el gta-valdebotijo city stories o a buscar piedras alucinógenas que coloquen en el stalker shadow of villapuercos de la frontera (villaporco’s frontier)

———————————————————–

Porque si bien en numerosas ocasiones he coincidido con lo que más o menos la mayoría de usuarios han evaluado con más o menos rigor, este es uno de esos casos en los que de ninguna de las maneras, y mientras la inmensa mayoría de crítica y público no duda en ponerla de cinta de culto para arriba yo no la trago, hoygan…Dicho esto paso a destripar la película de marras, le duela a quien le duela (y como siempre cualquier crítica es bien recibida….)

La cinta es una adaptación, una adaptación de una novela de 1962 de Anthony Burgess que, sinceramente, no me he leído por lo que no puedo entrar a discutir o no su fidelidad, aunque resulta cuanto menos curioso que la existencia de la novela sea mera anécdota en comparación con la popularidad (totalmente injusta a mi parecer que es a lo que voy ahora) del metraje de marras.

¡mirádme, soy un niñato malcriado y psicokiller y miro la camara en plan chungo!

La película está dirigida por Stanley Kubrick, un alabado director (con notabilísimas películas como “la chaqueta metálica”), de merecido éxito y cuya principal baza para ganarse la fama, por encima de la propia calidad de sus proyectos incluso, ha sido rodear sus temáticas de toda polémica posible. Más o menos como rockstars games o los guns and roses…xD

?

¿Y la cinta en sí?, pues hace un uso excesivo de ese recurso, ES POLEMICA EN SI, más que explicar una historia, más que mostrar unos personajes definidos…Es intentar transgredir a toda costa; y ya lo dicen: que en contra de todo, en contra de nada…

La naranja nos cuenta la historia de Alex, un hijo de la gran puta joven que se dedica a la ultra violencia, que básicamente consiste en ir por ahí atacando, asesinando y violando a todo quisqui junto a sus coleguillas de “juergas”. Finalmente es internado y sometido a un lavado de cerebro y acaba asociando las barbaridades que llevaba a cabo con malestar físico para además acabar con su voluntad totalmente anulada siendo un pelele en manos de la sociedad. En ese momento todas las personas a las que perjudicó se vengan del mismo. Fin.

Tropecientos minutos de metraje resumidos en cinco líneas, para cagarse…Por si fuera poco la película no se recrea en la más que interesante vertiente pseudo-sociológica de la que podría hacer gala con semejante base argumental (básicamente que en una sociedad en la que no hay control ni segundas oportunidades, totalmente distante y problemática el primer paso para evitar la violencia no es buscar una “medicina” sino evitar de raíz esas situaciones antes de que se lleven a cabo así como una posible antitesis de los lavados de cerebro y demás monsergas que por aquel entonces estaban bastante más de moda que ahora)

Pero no, porque la película se tira casi dos tercios (mucho más al principio que al final, por eso…) exhibiendo las juergas infernales de Alex y sus coleguillas en plan totalmente desmedido (como diciéndo; esto es lo que hemos podido hacer -o lo que hemos querido, aún no lo tengo claro-…- y nos sobra una hora de cinta así que…¡aquí tienes cosas chungas de las que hacen gritar a las ancianitas y protestar a abogados con complejo de superman sin nada interesante que hacer!

¿ wat da…?

¿Excesivamente cruel?…Nah, no me habéis visto cabreao….Pero de hecho la cinta tiene cosas buenas: las interpretaciones, aunque en muchos personajes desaprovechadas y predecibles (muy poco, por decir nada, no gira entorno a Alex, su intelecto -¡superego a tope!- y su absurda forma de argumentar su forma de vida) no dejan de tener un nivel que roza, como poco, el notable muy alto. Y los planos, bueno, están por encima de la media, pero siguen la línea casi enfermiza de la trama.

Exageración es la palabra que más las define: desde el plano principal a las posiciones casi incomodas de las cámaras en plan medio snuff-movie (y lo digo por un análisis del manhunt ese, porque del tema en cuestión, más bien poco…xD) y confundiendo exceso con solidez: De nuevo se trata de aportar novedades (rarezas, más bien) aunque no entren ni con calzador, y todo para rellenar el rato que queda de cinta sin exponer nada más que ultraviolencia morbosa de esa (y, sinceramente, no se quien le puede ver entretenimiento a la primera hora de película, una sobrada en todos los sentidos…)

Desde la escena de la violación, a la de la paliza al borracho pasando por todas las animaladas que realiza el grupo principal en la primera hora de metraje, aquello no hay por donde pillarlo…Habrá quien diga que es para ponernos en situación, para ver porqué Alex acaba como acaba, pero sigo diciendo que aquello sobra. O al menos sobra recrearse con todos los detalles de esa manera cuando la profundidad narrativa de casi todas las escenas en cuestión es muy discutible (casi todo ocurre al final de la cinta y, como ya he mencionado, no es una oda a la complejidad…)

¡no!, ¡¡¡¡¡¡ver física o quimica noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!

Para rellenar, en fin, más intentando -que lo logre a día de hoy ya es otra cosa- transgredir (porque divertir personalmente lo considero una burrada como una casa) que dar forma a la trama. Se puede intentar argumentar tomando como eje la narrativa visual, pero de nuevo nos encontramos a unos personajes demasiado caricaturescos y poco profundos (en parte por su gran numerosidad) y una sociedad pseudo-futurista totalmente exagerada que, sinceramente, tomada en serio da pena y tomada en plan irónico (que al final es el objetivo de la cinta a la hora de transmitir frialdad social, algo logra…) es más un “lo que pudo ser” que “lo que ha sido”.

Una cinta, en definitiva, que yo no recomiendo (y se que mucha gente no esta de acuerdo): excesiva en casi todo, vacía en casi todo también. Un continuo desfilar de burradas para rellenar una trama que, con un planteamiento prometedor, apenas tienen repercusión. Amén de ser por momentos desagradable. Solo se salvan las interpretaciones, por momentos muy buenas, y poco más…Muy floja.

(nota 4/10)

analizando: S.T.A.L.K.E.R: Shadow of Chernobyl

La situación del mercado de videojuegos para PC actual es paradójica: ni mucho menos tan malherida por la piratería como mucha gente da a entender, su principal problema para destacar frente al resto de alternativas a la hora de jugar no ha sido sino un descuido generalizado por muchos estudios que han visto un público que, si, protestaba como el que más, pero también pasaba por caja después de boicotear online su juego favorito.

A pesar de todo, no hay mal que por bien no venga, y en esta especie de “salvaje oeste” que se ha convertido el mercado para pc, muchos estudios independientes y, sobretodo del este de Europa, vieron un mercado que podían explotar. Aún con la piratería, aún con un mercado totalmente centrado en dejarse la paga en el enésimo port comercial mal adaptado del año.

Y por encima de todos estos estudios que probaron fortuna, uno destacó especialmente: CSC game world, tras un tortuoso proceso de desarrollo que ocupó más de media década (¡que se dice pronto!) y varios rumores de cancelación lanza su primer título: Este S.T.A.L.K.E.R : Shadow of Chernobyl que hoy nos ocupa y que obtuvo tal éxito que permitió a la compañía centrarse en proyectos más ambiciosos que, para colmo, se lanzarían todo tipo de sistemas de juego.

¿Su premisa para obtener un éxito tan arrollador en un mercado tan duro?; fácil y sencillo: ser un gran juego de verdad. Es más, acabar por ser considerado con el tiempo, como una verdadera obra de culto y un imprescindible dentro del panorama videojueguil, calificativo que tardó bastante en obtener respecto a otros títulos que, más o menos por aquel entonces, obtuvieron por el gran público bastante más a la ligera (como assassin’s creed)

Historia

A pesar de lo que su nombre pueda llevarnos a deducir; este Shadow of Chernobyl (soc de aquí en adelante) no es una adaptación de la película (basada a su vez en un libro) homónima. Y si bien es cierto que comparte cierto trasfondo (los tres se desarrollan en un Chernobyl post-apocalíptico en el que la supervivencia es, más que algo lógico, un milagro), soc presenta una trama bastante más compleja y con un desenlace y unos personajes que, a la larga, poco o nada tienen que ver.

Estamos en pleno 2012 en un lugar conocido como “La Zona”, situado entre la Central Nuclear de Chernobyl y sus alrededores. Por lo poco que sabemos “La Zona”, terreno devastado donde los haya, repleto de zonas radiactivas, mutantes, ladrones y todo tipo de anomalías naturales se encuentra en tales condiciones por una segunda explosión nuclear acontecida a lo largo del año 2006.
Convertida en tierra de nadie, los cazarrecompensas conocidos como stalkers, el ejército y todo tipo de organizaciones se encuentran en el lugar para obtener todo tipo de recursos de indudable valor, tanto científico como económico. El resultado es un lugar peligroso donde realmente no se puede confiar en nadie.

El jugador encarna a “marcado”, un stalker amnésico que iba camino de ser enterrado vivo en un camión junto a otros cadáveres afectados por la radiación hasta que el mismo se estrella. En ese momento somos rescatados por un comerciante que nos pone en antecedentes acerca de cómo desenvolvernos y empezar a buscarnos la vida amén de saber más cosas acerca de nuestro pasado y el de Strelok, un conocido y peligroso stalker al que debemos eliminar según reza un tatuaje en el cuerpo de marcado.

Jugabilidad

A la hora de poner todo esto en marcha es donde soc se desmarca del resto y demuestra todo lo que vale: la perspectiva es la de un fps, y así lo es su desarrollo; pero si profundizamos en sus opciones de juego vemos que no tiene nada que envidiar en opciones y detalles a las aventuras de acción y juegos de rol más complejos.
Llevando a marcado debemos desplazarnos por los vastos mapas de hasta cuatro kilómetros cuadrados (solo separados por tiempos de carga), cumpliendo misiones principales y secundarias tal y como lo haríamos en un sandbox (es decir, con total libertad de movimientos)

Pero primera sorpresa: nuestro personaje no es Cj Johnson o Tommy Vercetti: si por algo destaca este juego es por su realismo y la necesidad de alimentarse, unida a la de tapar hemorragias causadas por las heridas, hace que debamos estar pendientes de nuestros suministros y de lo que el entorno nos ofrece. Sin duda el componente de exploración es uno de las más explotados en este soc, y se le ha sacado partido con mucho talento, pero no es el único.

Nuestro objetivo será buscar a diversos personajes, unirnos a variadas facciones y cumplir sus encargos como en un rpg al uso, pero ante todo, lo que prima es la supervivencia…
Absolutamente todo en soc se sujeta a leyes realistas: las armas se desgastan, puede que en el peor momento, si llevamos muchos objetos nos cansaremos más y nos moveremos más despacio; y si hablamos con alguien apuntando con el rifle se mostrará violento cuando no nos atacará directamente. A esa sensación de “vida virtual” contribuye, por otro lado, una i.a “de mundo” que reacciona de forma aleatoria pero siempre lógica: una manada de mutantes que nos ataca en busca de comida, una lluvia ácida, un stalker en busca de nuestra ayuda porque le atracan…Multitud de elementos dejados al azar y que hacen que cada partida sea diferente a la anterior.
Además, dado que estos eventos interactúan entre si: pongamos el caso de que al atraco se le suma la manada de mutantes, con lo que el desenlace se vuelve totalmente imprevisible, más si no decidimos intervenir.
Y todo ello a lo largo de un modo historia perfectamente esquematizado (salvo un principio algo tosco en el que tenemos que descubrir las posibilidades del juego por nosotros mismos y no tenemos muy claro donde ir o que hacer) que, aprovechado, supera las 20 horas sin problema, con una variedad de eventos y situaciones, repito, brutal y una i.a, tanto para enemigos como aliados, sencillamente excelente y que responde de forma totalmente impredecible pero siempre lógica y sensata.
Probablemente el aspecto más criticable en este sentido sean los errores a la hora de hacer reaparecer enemigos al cargar zonas, algo absurdos e ilógicos pero que no perjudican en sobremanera la experiencia de juego.

Por otro lado en ocasiones el juego adquirirá toques más lineales, (por ejemplo al asaltar una base subterránea enemiga), momentos en los que a pesar de todo el juego logra mantener el interés gracias, esta vez, a un enfoque más cinematográfico y “peliculero”: los toques de survival horror en los enfrentamientos contra los mutantes afectados por la Zona tienen una clara referencia a los combates contra final bosses de doom 3 o las apariciones de Alma Wade en f.e.a.r.
Es, en definitiva, una experiencia inolvidable pero altamente desafiante (incluso en los niveles de dificultad más bajos de los cinco que incluye…)

Gráficos

Para poner todo esto en buen camino hacía falta un apartado técnico en condiciones, y en ese sentido soc cumple sobradamente: no se ha escatimado en recursos para convertir la Chernobyl del juego en una de las urbes más trabajadas que se pueden ver en el videojuego moderno. Es más, está tan bien realizado que se puede considerar actualmente como uno de los títulos más punteros en este sentido.

El motor gráfico, desarrollado para la ocasión y que responde al nombre de x-ray, se basa en la API directx 9, pero es capaz, entre otras filigranas, de mostrar hasta 1.000.000 polígonos a la vez en pantalla, cosa que se traduce en que todos los elementos que podemos observar en los enormes escenarios están recreados con igual detalle y espectacularidad. Sin dejar de lado prácticamente nada.

Y fuera del papel no cabe duda de esto: ver stalker en marcha es una gozada para los sentidos, más por la vida que desprende que por el propio detalle (enfermizo en todo caso) que destilan todos los elementos en pantalla: amaneceres espectaculares gracias a la iluminación dinámica en tiempo real, enemigos que mutan de forma espectacular ante nuestros atónitos ojos (a lo que contribuye un diseño artístico de personajes y enemigos tan asombroso que da para varias páginas de comentarios), físicas de colisiones extremadamente realistas, explosiones y efectos visuales impresionantes…Con SOC aprovecharás esa gráfica nueva que te compraste como no podrías imaginar.

Y todo sin restar méritos a los escenarios y la lograda distancia de representación: con un horizonte que, salvo contados casos, no conoce límites y unas construcciones en pantalla en las que la repetición de texturas brilla por su ausencia (y basta con acercarse a éstas para darse cuenta de que la inmensa mayoría son en alta resolución…)

Y lo mejor de todo es que para disfrutar de todo este despliegue de efectos, no hace falta un equipo especialmente potente, si bien con gráficas y memorias de gama media/ alta se aprecia una mejora notable en lo que respecta sobretodo a tiempos de carga (abusivos y que pueden llegar a los cinco o seis minutos en equipos limitados)…Con todo, el juego se puede ejecutar incluso en gráficas compatibles con directx 8, lo que vistos los resultados, denota un esfuerzo loable en garantizar la máxima compatibilidad.

Si bien es verdad que soc es probablemente lo más espectacular visualmente hablando que se puede ver en videojuego alguno detrás del archiconocido crysis, bien es cierto reconocer que no está exento de defectos (bastante escasos en todo caso): los personajes en pantalla tienen un amplio registro de movimientos pero a la hora de ejecutarlos los llevan a cabo de forma un tanto robótica; dicho de otro modo, las animaciones se limitan a cumplir.
Por otro lado la presencia de texturas en baja resolución es poco usual pero existente, sobretodo en algunos mapas en los que, de fondo, veremos algún edificio al que no se puede acceder poco poligonado. Casi siempre son elementos que apenas advertiremos, pero que están ahí y que alejan al juego de la matricula de honor. Espectacular, en todo caso.

Sonido

Respecto al apartado de audio, probablemente el más flojo del título (y aún así muy por encima de la media), hay diversos apartados a tener en cuenta, tanto positivos como negativos, predominando afortunadamente los primeros:
Resulta obvio que el juego ante el que nos encontramos, por su naturaleza, es muy basto, lo que conlleva ocuparse de muchos detalles al mismo tiempo. No tiene absolutamente nada que ver con, pongamos, un “call of duty”. Pero lo que se ha resuelto con sobresaliente en el plano gráfico ya lo es más complicado para el sonoro:

En nuestras peripecias por la zona nos encontraremos con un sonido envolvente de gran calidad, sonidos diferentes y realistas para cada tipo de arma, voces en ruso de gran doblaje para los enemigos y una banda sonora excelente que se deja escuchar en los momentos más inesperados (como cuando un npc se pone a tocar la guitarra para entretenerse…)
En líneas generales el sonido cumple sobradamente: sobretodo en lo referente a crear ambiente, con efectos como lluvia o ventisca que realmente generan la sensación de estar allí, si bien hay otros detalles que no llegan al mismo nivel sin dejar de cumplir: el doblaje al castellano, por ejemplo, bastante mediocre y solo presente en algunos diálogos , dejando el resto a líneas de texto (algo, por otro lado, comprensible al contar con tantas líneas de texto) y la transición entre unos efectos de sonido a otros (por ejemplo cuando el clima cambia) en más de una ocasión resultará brusca o poco adaptada. Defectos menores en todo caso que no logran empañar un apartado sonoro muy digno, sobretodo en lo referente a crear ese ambiente de decadencia e inseguridad.

Otros

La inclusión de un modo multijugador en los tiempos que corren nunca está de más. Y a pesar de que con el modo campaña de soc tenemos para rato, es algo que se agradece. Con modos de juego clásicos, mapas bien diseñados y un manejo de armas algo más atípico de lo normal (directamente extraído del modo campaña), el multijugador de soc se deja jugar de forma notable. Obviamente no nos encontramos ante un “bad company,” pero si que sirve para alargar todavía más la vida del disco.
Además el título goza de buena popularidad en la red, lo que lo convierte en garantía de diversión.

Conclusión

¿Es soc una obra maestra?
Eso es algo difícil de responder, lo que está claro es que está muy por encima de la media pero también lejos de ser un juego perfecto (la cantidad de errores de programación a la hora de hacer reaparecer enemigos es hoy en día absurda, sin ir más lejos…). Complejo y desafiante, exige paciencia y dedicación, sobretodo en sus duros comienzos, porque no es un juego para completar en dos tardes. Lo que si es verdad es que, una vez nos hemos adaptado a su lenguaje, descubrimos un título con una ambientación simplemente indescriptible, y unos valores de producción que dejan en evidencia a verdaderos “must have” del mundillo.
Largo, complejo, rejugable y espectacular; SOC es, en sus cosas buenas y no tan buenas, una experiencia inolvidable, que se adapta al jugador para sumergirle en un entorno casi vivo. Memorable.

——————————————————————

 

Historia
Una ambientación literalmente brutal, que mete de lleno al usuario en el mundo de juego. En este caso el escenario es la trama; ligeramente empañada por una trama algo predecible pero que cumple sobradamente. La Zona es un cúmulo de historias en si misma.

9.5

Jugabilidad
Un arranque tosco y difícil que acaba por desvelar una profundidad de juego y una capacidad de inmersión rara vez superada en cualquier otro juego. Intachable en duración, realismo, variedad de situaciones e intensidad; Cumple casi a la perfección en todos los aspectos jugables.

9.2

Gráficos
Optimizado para dar de sí en todo tipo de equipos, tanto el realismo como la variedad y cantidad de texturas es simplemente ejemplar. No se han escatimado en efectos especiales de gran calidad si bien se han orientado más a la experiencia de juego que al espectáculo pirotécnico puro y duro.

8.1

Sonido
Si bien cumple sobradamente a la hora de generar ambientación, presenta un abanico de efectos literalmente inmenso y lo utiliza con talento aparte de contar con una banda sonora excepcional, también es cierto que un doblaje bastante mejor no hubiera estado de más.

9.0

Otros
Sorprendiendo a propios y extraños, S.T.A.L.K.E.R : Shadow of Chernobyl, se convirtió en una obra maestra reciente para pc. Un juego en el que la palabra inmersión adquiere nuevos niveles y no solo se queda ahí: rejugable, complejo, variado, espectacular y interactivo hasta límites insospechados. Una nueva forma de entender los shooters. Damas y caballeros: esto si es next gen.

————————————————————————

total: 9,5 (sobresaliente)

el emuleta: ese gran desconocido

A veces puede parecer que una buena vía para mantener el índice de visitas de un blog, una web, un supermercado o lo que se tuerza puede ser tirar de recurso fácil, de polémica, de provocar al personal y con ello estar en el ojo del huracán. Que hablen bien o mal de ti, pero que hablen, que le dicen.

Digo esto porque quiero dejar claro desde un principio que el objetivo del post no es este ya que hasta a mí me ha dado la sensación al pensar el tema de la entrada: “si, ya, y un jamón” que pensaréis, y no os falta razón, pero para daros una muestra de buena fe dejaré al margen todo lo posible el trillado tema de la piratería (no, no la de la canción de Sabina, tampoco la de Jack Sparrow…que no, que tampoco se trata de la del barquito de los playmobil….) para centrarme en el concepto de emulador en si. También debo hacer hincapié, antes de empezar, en que desde esta entrada no se hace apología a la descarga ilegal de software en ningún momento, por si las moscas…

Para quien no sepa en que consiste esto, el de los emuladores es todo un mundillo dentro del gaming para pc: son programas que funcionan entorno a una bios interna (esto, que parece difícil pero no lo es, explicado de una forma un tanto chapucera quiere decir que el ordenador “aprende a trabajar” como lo haría otra máquina a la hora de utilizar un programa concreto)…Por ejemplo, un emulador de playstation 2 hace que tu ordenador aprenda a procesar los datos exactamente como lo haría una playstation 2, lo que te puede permitir descargar los juegos de una red p2p o una web y jugar a los mismos en las mismas condiciones que en la máquina siempre que tu pc tenga potencia suficiente para hacer andar el emulador.

a día de hoy casi cualquier máquina preparada para ejecutar juegos es susceptible de ser emulada via pc con total fidelidad.

La fidelidad y precisión de algunas de estas herramientas es tal que incluso te permitirá adaptar la cantidad de colores representados en pantalla, la precisión acústica o modificar parámetros de potencia gráfica (como suavizado de bordes en las texturas) para mejorar las condiciones del juego gracias a la potencia de tu pc o, por el contrario, jugar al juego exactamente tal y como fue concebido en la consola.

Ello implica que para ejecutar el emulador el ordenador se debe someter a un “proceso de atontamiento”: en otras palabras nuestro pc debe ser, obviamente, más potente que la máquina a emular; mucho más de hecho, porque a la carga de ejecutar la bios debemos unir la del juego y la de poner en marcha el sistema operativo. Ello implica que por ejemplo, para emular una máquina medianamente potente como una xbox 360 o una ps3 necesitas un pc casi el triple de potente (indicado en las especificaciones del emulador al que recurras). Nadie dijo que este fuera un hobby barato precisamente…

Hay gran cantidad de emuladores por la red; basta con introducir la consola en cuestión seguida de “emulador” en nuestro buscador para acceder a los mismos, en su inmensa mayoría gratuitos y testeados con máxima compatibilidad y garantías. Además aunque en España no sea tan usual, en sitios como Sudamérica la prensa escrita de videojuegos es muy dada a evaluar los mismos o a vender recopilaciones.

digerati es una editorial que se ha especializado en las recopliaciones de emuladores para pc…Ellos ponen los programas, lo que tu luego hagas…………..

Su valor está fuera de toda duda: poder recurrir a juegos descatalogados y cuyo código es libre para así, recordar viejos tiempos o probar clásicos que no tuvimos oportunidad. El problemilla en si, viene con juegos relativamente no tan lejanos en el tiempo.

Cuándo el código se vuelve libre como ocurre, por ejemplo, con muchos juegos de hace casi 30 años, descargar los mismos y hacerlos andar en el emulador no implica repercusión legal alguna. Como sabemos, cuando se hayan todavía bajo licencia, como diría el Cigala, la cosa cambia…

Poniendo que tengamos el super pepinaco que hace falta para hacer funcionar de forma fluida una ps3 o una 360 en nuestro pc, es lógico que no estén libres y por lo tanto, su descarga se considere delito, los juegos de las mismas. Porque en las tiendas están disponibles como novedades más que por otra cosa. Hasta ahí normal, yo veo bien que no sea legal bajarse un título de 360 que lo puedes encontrar en las tiendas vía emulador, ahora bien, cada cual en su casa hace lo que quiere…

Lo que no veo bien es que títulos descatalogados de máquinas descatalogadas de hace un par de generaciones, casi imposibles de encontrar a día de hoy (y menos a precios razonables) se encuentren en la misma situación legal: ¿se supone que si quieres jugar al silent hill -por poner algo- de psx, te tienes que buscar la vida para hacerte con la máquina y el juego por encargo o en ferias -y a precios desorbitados (en comparación a su valor real o en su defecto, al de lanzamiento) de coleccionista obviamente-?

fijo que si bajas al game de la esquina te encuentras una remesa para que así no tengas que tirar de emulador…Venga hombre………..

Esto es un problema importante, porque estos juegos no se encuentran en el mercado a precios y demanda (muchos de esos juegos hace años que dejaron de tener unidades en el mercado) lógicos. La única forma que tiene la mayoría de la gente de hacer uso de esos títulos recae en la emulación. De hecho es lógico ya que los ingresos que generan estos títulos hace ya años que dejaron (salvo el tema de las colecciones y demás, y es un mercado claramente minoritario) de existir. Pero aquí estamos…Lo dicho, no voy a decir desde aquí que la piratería es algo bueno ni a recomendar su uso, obviamente, pero si que puedo entender a quien lo hace. Y si no, que evolucionen de una jodida vez…

————————————–

aprovecho la entrada para spamear un poco Very SurprisedCool la web  Max level   en la que actualmente estoy como redactor de videojuegos.

———————————————-