El analista fantasma.

El mundo está tó’locoprimoh: Tener un trabajo es ya motivo de alegría, te roban los derechos en lacara y a la gente encima parece que le hace gracia y hay que formarse un huevoy parte del otro para intentar dedicarte a algo que muy posiblemente explotaráun 10% de tu preparación de forma abusiva hasta dejarte con el estado anímicode un pedrusco, es decir, cero. Ni estás ni dejas de estar y si estás te caesde sueño de la paliza que llevas.

Pero no sepreocupe nadie que a esta entrada ya vengo bien lloradito: A lo que voy es quehay que desconectar lo poco que se puede, y aquí viene el ocio de calidad ytal. Ocio, gran palabro ese, que abarca de zamparse un bocadillo de lentejas aechar un polvo pasando por leerse el reverso del champú.

Es curioso como,a la hora de aprovecharlo, este se ve afectado por tan inmensa infinidad depatrones: cultura, formación, edad, economía…Incluso en perfiles relativamentesimilares no me dejará de sorprender el sueño que me puede llegar a entrar enuna discoteca al ritmo de los “piropos” a las mujeres de Pitbull y algún chalaocon el que colabora (y de esto no se quejan las feminazis extremistas de turno,tócatelos bien tocados…) o lo que se puede llegar a aburrir más de una personaque conozco con mis nunca suficientemente endiosados matabichos mafia 2, alanwake o the saboteur. Esto es subjetivo carajo y no descubro nada. Ni que elsegundo ejemplo sea a rasgos objetivos mejor (que lo es) ni nada, vive y dejavivir, Semper fi, paz hermanos , el plus p’al salón y todas esas cosas.

A pesar de todohay algo por encima de todo eso, un poder supremo y universal, como elquitamanchas de marca: Las cosas bien hechas, pero de verdad.

Me remitiré a unade mis tres películas favoritas a lo largo de toda la historia: El padrino 2.Me encanta ver esta película por tantos motivos que darían para otro post, y meencanta hablar con toda la gente que puedo de ella por, esta vez sí, losmotivos de este pseudopost: A todo el mundo que la ha visto le encanta, nofalla ni una jodida persona, ni una tú.

El caso extremofue ya un cani que no lo sacas de su reggetón, sus cadenicas reshulonas y susgilipolleces en vinagre : ¡como mola cuando se carga al jefe y sale por el tejadodesechando el arma! ¡como mola como lo sigue la cámara!

Pim, pam, tomalacasitos: Como lo sigue la cámara. Ahí es nada.

Insisto: Lodifícil suele tener su recompensa. Si tienes una ligera idea de losparalelismos con la psique de los que tira silent hill verás un trabajo notabledetrás que de otro modo pasa inadvertido, si sabes de música sabrás comodisfrutar un gran grupo de hard rock directo y contundente como es AC-DC  como si fuera el grupo más complejo de todos,si te has leído la triología del Señor de los Anillos, entenderás mucho mejorporqué las adaptaciones son tan buenas.

A pesar de todoeso no es necesario. Profundizarás más, luego te durará más. Pero hablamos decalidad y no de cantidad.

Luego críticopuede ser cualquiera. Debe ser cualquiera.

Y que no os diganlo contrario.

Repaso a…Los Cazafantasmas, el videojuego (pc, ps3, xbox 360)

Por norma unjuego basado en una película suele ser ya motivo de mal augurio. Si no lo veismuy claro estoy abierto a debate, previo paso por esa ponzoña interactiva malllamada terminator salvation, claro.

Por desgracia,eso suele ser lo habitual:  Tirar delicencia y caradura y llenarse los bolsillos con algo hecho de cualquiermanera. Por ello me resultó especialmente sorprendente y grato encontrar laexcepción a la regla, este Ghostbusters (anglicismos, anglicismos everywhere)  que ejerce de secuela de las películashomónimas y que no solo supone una continuación extremadamente fiel y digna,sino que además consigue ser un juegazo alucinante.

Y eso que, siendosinceros, no las tenía todas conmigo: Si me agencié el juego (en formatodescargable dada su poca disponibilidad) fue más por el fanatismo de las dosdivertidas entregas protagonizadas por Bill Murray y el resto de frikis conmono cazaespectros que por otra cosa. Y por las ofertas, que también hacen losuyo.

¡Zas en toda laboca!: Los cazafantasmas es tan jodidamente grande que se queda a poco de seruna obra maestra siendo un título creado con un mimo y detalle totalmenteinusuales.

Con unaperspectiva parecida a la de gears of war vamos por ahí tirando cajas ylanzando o cruzando rayos así como todas esas cosillas de las pelis para cazara fantasmas de todo pelaje, a cual más divertido. Y cargándonos el escenariopor el camino, cosa especialmente gratificante para los que somos tan de adorarla cazurrería extrema.

HUMOR (conmayúsculas) es la clave: Todas esas gracias absurdas, delirantes, inteligentes(a la vez) que marcaron a una o dos generaciones se plasman aquí con totalfidelidad, hasta el punto de contar con voces y personajes originales. Yfunciona, lo hace hasta el punto de arrancar carcajadas, con sus licencias paramantener la jugabilidad a flote (y por lo tanto bajando muy de tanto en tantoel nivel), pero de una forma como no habrás visto en otro juego.

Otro factordeterminante es el del coleccionismo: Si lo genial de recorrerse bibliotecas,ciudades, avernos o edificios de negocios (si, dos cosas distintas esas, creo)recreadas con tanto detalle no fuera aliciente suficiente, capturar objetos poseídosoptativos con delirantes y extensas descripciones multiplicará la experienciade juego de forma notable y nos hará pasar ratos buenos. Hasta once horas mas omenos, y como se trata solo de apuntar y cazar, eso ya está bien.

Lo curioso es quetodo esto se lleva a cabo, insisto de nuevo, con una fidelidad a las películas estupenda.Ni moquete, ni la secretaria, ni el cuadro del malo, ni el bicho aquel gigante…Nadaen absoluto falta.

Grandes gráficos,humor y detalles 100% ochenteros y cinematográficos (el juego ya arranca con lacabecera de columbia pictures, eso ya dice algo sin duda, y si eso puede apriori parecer una falsa alarma basta capturar el primer fantasma y ver todosesos rayos hijos del vhs para darse cuenta de lo que digo), destruccióngratuita…Todo tiene un precio.

En este caso esun acabado mejorable evidenciado por textos de descripción entrecortados (nadagrave pero que está ahí), caídas de framerrate y una ausencia de sincroníavertical un poco seria. Males menores, técnicos sobretodo, que lo alejan unpoco muy poco de la grandeza.

Pero es que ya enserio: Si no es a ellos, ¿A quien carajo vas a llamar?

TOP 5 personal: Los mejores niveles de videojuegos.

Normalmenteelaborar un top (o un ranking) es una tarea harto difícil al tener por normabastantes aspirantes a manejar. Más cuando trata, ni más ni menos, que de losmejores niveles que ha ofrecido un videojuego.

Como aquí puedehaber, en definitiva, opiniones ilimitadas, no está de más recordar lo subjetivode la lista: Estas son las pantallas que más se han grabado a fuego en la mentedel humilde antropomorfo que les escribe esto.

Todos los nivelesvan acompañados de su explicación, la versión en la que fueron jugados de lasdisponibles y su respectivo gameplay sacado de youtube, cuando el nivel es más largo de lo normal los propiosrecomendados llevan a su segunda parte, que aunque casi todo el mundo lo sepano esta de más aclararlo. 😉

Como siempre osanimo a que propongáis los vuestros desde la sección de comentarios.

Dicho esto, almeollo:

 

5: SUPER MARIOBROS: LEVEL 1 (NES)

Si que su melodíahaya trascendido a algo que es pura cultura popular y que su trazado sepanhacerlo de memoria buena parte de un par de generaciones no es motivosuficiente apunta esto: Se trata de un arranque intachable, nada regalado perotampoco extremadamente complejo, con champiñones que agrandan, tochos conmonedas y jugabilidad (la que exhibe el resto del título) por doquier. Es comosi hubieran querido decir: Esto es lo que hay y es tan bueno que solo conligeras variaciones te vas a pasar el juego entero y te lo volveremos a vendervarios años, y con este nivel te lo vamos a demostrar.

Nunca he sido muyfan de la saga del fontanero bigotudo, pero si algo tengo que reconocerle esque esta pantalla es puro arte.

4: MAXPAYNE 2: CHAPTER 2, A CRIMINAL MASTERMIND (PC)

Remedy es grandey no me voy a cansar de decirlo. Hace juegazos cuando quiere y como quiere, sinceñirse a una industria que solo busca shooters de guerra moderna baratos yfáciles de hacer o, en su defecto, lo que haya de moda y juegos como Alan Wakeo este (ya antiguo) Max Payne 2 son un claro ejemplo.

Previo a estecapítulo Max ha vuelto a encontrar una causa por la que luchar y posiblesrespuestas. Cuando llegamos lo que nos encontramos es una impresionante (hoy,en su día ni hablemos ya) sucesión de habitaciones que revelan un restauranteruso en construcción con un detalle compulsivo.

Como en elejemplo anterior lo que aquí tenemos es un despliegue de casi toda lajugabilidad que el título puede ofrecer: colaboración con npc’s de caráctersorprendente (Mike  The Cowboy es unpersonaje xD) , un diseño artístico brutal (apoyado en series de tv que podemospararnos a ver o unos graffitis en el momento final excelentes) y mucha acciónsin escatimar en casquería y efectos a cámara lenta contra infinidad deenemigos. Incluso pudiendo variar nuestros movimientos de forma ligera peroefectista gracias a las dimensiones del escenario.

 

3: WORLD OFGOO: CHAPTER 1 (PC)

Arranque brutal, perobien. El nivelazo en cuestión consiste en equilibrar un puente de bolitas quesalen de la boca putrefacta de una rana gigante hasta llegar al punto deextracción.

Luego tienes loque parece ser, por esa impactante banda sonora y por la representación visual,una reflexión sobre lo efímero de la belleza y una crítica bastante ácida alcapitalismo y todas esas cosicas…¡Pero eh, una rana que echa mugre! , si yasolo con eso…

 

2: HALF LIFE 2:RAVENHOLM (PC)

Para muchos(incluyendo el que les escribe) el mejor juego de tiros de la historia. Y paramuchos más (incluyéndome de nuevo) el mejor nivel que incluye el juego.

Sobra especificarmucho más: Ravenholm es un homenaje a las pelis de zombies buenas en estadopuro. Con el pretexto de que la ciudad ha sido prácticamente aniquilada nosponen los nervios a flor de piel con aullidos, monstruos horribles, cadáveres yuna personalidad misteriosa que pone trampas que desde ya debería pasar a lahistoria de los videojuegos.Y lo digo muy en serio.

Momentos desupervivencia al límite, otros que nos permiten experimentar con elcomportamiento del levitador gravitatorio (¡ese gran amigo!) , con el de lastrampas o, simplemente, con el de los enemigos. Puzzles por doquier, sensaciónde angustia constante y unas posibilidades de interacción que llevan esta obramaestra al límite.

Y lo mejor es quesi no tienes el juego siempre te podrás conformar con un fragmento generoso dela pantalla en su demo. Pero lo mismo no es tampoco.

 

1: TOMB RAIDER 2:VENICE (PSX)

Y llegamos alfinal con este segundo nivel de tomb raider 2 ambientado en Venecia: De laMuralla China saltamos a Venecia concretamente con el impacto que ello implica,y esta vez, con oponentes humanos.

Sobran laspalabras: Un escenario enorme, un nivel gráfico brutal, zonas secretas pordoquier, libertad de movimientos (¿utilizarás la lancha para no meterte enproblemas o recorrerás las zonas oscuras con bengalas?, ¡cosa tuya!), unacalidad artística inmensa que integra con una naturalidad importante laarquitectura y los puzles, una banda sonora que, ojo al principio, actúa pocopero cuando lo hace te deja flipando y variedad, mucha variedad:

Contrarrelojes, tiroteos, plataformeo y todo lo que hizo de este capítuloel tomb raider con mayúsculas.

Eso es todo,espero que os haya gustado ^^

¡saludos!

Poets of The Fall: El gran descubrimiento de Remedy.

Posiblemente a pocos os suene el grupo (uno de mis favoritos) con el que encabezo esta reseña, pero si os digo nombres como Alan Wake o Max Payne, cual Cigala la cosa cambia…¿o no?

Exacto, apenas conocidos aquí por hacer las bandas sonoras de todos los juegos de ese bestial estudio que es Remedy entertainment pero considerados verdaderos números uno en tierras finlandesas, Poets of the fall son los creadores de todas ellas.

Late goodbye (max payne 2)

Y es que nos encontramos ante uno de esos sangrantes (por lo menos a mí me cabrean cosa mala) casos como el de “Cascada” sin ir más lejos: Con dos discos de platino y dos de oro y un montón de premios (mtv…) a sus espaldas, ya te digo yo que no vas a encontrar un disco de esta gente en una tienda de música española.

Ofreciendo un rock independiente con un estilo tan suyo (los han intentado comparar con Coldplay y muchos más, pero basta escuchar un par de canciones para darse cuenta de que no existe comparación posible) que han decidido denominar “rock cinemático”.

Lift (3d mark)

Saltaron a la fama tras su creación en 2003 al aparecer en Max Payne 2 cuando Sam Lake los fichó con su late goodbye (tanto en la versión integra que aparece en los créditos del juego como en numerosos guiños que incluyen pequeños trozos a piano de la misma, silbidos de los personajes o muchos otros) empezaron a destacarse hasta llegar a 2006 con su “signs of life” alcanzando un gran éxito en crítica y publico. Con “carnival of rust”, “revolution roulette” y las canciones de “twilight theater” como la bso de Alan Wake repitieron ese éxito brutal, posicionándose en los primeros puestos de ventas (bueno, de hecho llegaron al 1)

War (alan wake)

Temazos cañeros, más lentos pero todos ellos con ese estilo tan particular y complejo de describir, épico pero a su vez dramático que, por eso mismo, se ha adaptado tan bien a la atmósfera de thriller o de cine negro que Remedy le suele dar a sus títulos.

Posiblemente, en definitiva, una de las mejores bandas (sino la mejor) de rock independiente que, si te esfuerzas en informarte, habrás descubierto.