Repaso Semanal (y otras burradas del calibre) 10-17 Febrero 2013

UN CORTOMETRAJE:
Cosas como Fist of Jesús son necesarias en este mundo. Litros de sangre, peces espada katana, zombies sin evangelizar y cowboys en la biblia…exacto, cowboys en la biblia. Ya solo por eso pertenece a un mundo superior.
Con ese aspecto plástico, esos momentacos de rock “Héroes del silencio” y tanta violencia gratuita podría pasar por la segunda parte de “karate a muerte en Torremolinos”, solo que con bastante más presupuesto y cierta solidez en las interpretaciones (la justa para no improvisar sobre la marcha, vaya)
Si indagan por google encontrarán, además, una web dedicada en la que sus creadores se han currado un cartelaco de serie z que demuestra que en este mundo todavía queda esperanza, y habrá segunda parte.

UN FENÓMENO…¿¿CULTURAL??:

The Harlem Shake es el nuevo Gagnam Style, y antes de que lo saquen en una noticia de relleno de antena 3 y lo tengamos hasta en la sopa me daré el pegote de ir de pionero del copón fuera del entorno 4chan para impresionar -o en su defecto aterrar- al personal: Consiste en bailar una canción que dice algo parecido a “Con los terroristas” (no quieran buscar la traducción real, ahí está la magia de que funcione) y acto seguido arranca en dubstep por bulería mientras la gente graba haciendo el ganso disfrazada de power ranger, caballo, power  ranger caballo…

Lo gracioso del tema es que ha llegado tan lejos que ya circulan por youtube centenares de versiones y la cosa va en aumento. Los internets gente, donde cuanto más gilipolleces se hacen más se triunfa. Ahora bien, no veas que risacas…

UN VIDEOCLIP

Esto es DIOS. Y sí, la he sacado de Reservoir Dogs. Pero también lo podía haber hecho del anuncio de champú o del Alan Wake.

UN JUEGUICO

Estaba entre meter a halo 4 por aquello de que no hay nada nuevo pero las cosas explotan mucho, muy bien y eso me mola. Pero luego apareció Clementine, la pequeña y dulce Clementine, que me hizo tomar decisiones que me lo hicieron pasar peor que el peor enfrentamiento en dificultad máxima contra el covenant y los prometeos esos reapers nuevos raros y lo ví claro: The Walking Dead no será el goty del pasado 2012 (ese mérito para mí lo sigue teniendo el siempre cojonudo sleeping dogs), pero no lo es por el simple hecho de que no creo que se pueda meter en el mismo saco. Esto es una videoaventura. Ahora bien, que videoaventura, te hace mejor (o peor, depende lo que hagas) persona tras pasar por cada pequeña obra maestra que son sus cinco capítulos.
Por mucho que lo intento no me viene a la cabeza precedente interactivo en el que el grado de implicación emocional con cada uno de los personajes que forman parte de la trama sea tan elevado, hasta el punto de hacer que la invasión zombi casi pase a un segundo plano. Ha de ser un grande por fuerza.