Los demonios también lloran (Impresiones de «Devil May Cry 3»)

Hoy he terminado uno de los juegos que me ha sorprendido gratamente (y no exagero). había oido maravillas de un título de Capcom llamado "Devil May Cry" pero nunca se me había pasado por la cabeza conseguirlo. Es más, hasta ahora siempre miraba receloso las copias que habían en el estante de esta saga de juegos. Si bien tras haber jugado con intensidad y algún que otro quebradero de cabeza a la tercera entrega (que en realidad cuenta los inicios de Dante), he de decir que este es sin duda uno de los títulos imprescindibles de la PS2.

Carátula del juego 

Pues tras ver la intro, que para más colmo y es una de las manías que tiene Capcom en muchos de sus juegos, es el mismo video que sale al iniciar una nueva partida, queda claro que va a ser una batalla encarnizada entre dos contendientes: Dante y su hermano Vergil.

Lo mejor sin duda es esa actitud un tanto chulesca del personaje y que en algún que otro momento le da un aire cómico. Es sin duda este aliciente lo que atrapa al jugador desde que aparece en la primera cinemática porque esa actitud un tanto despreocupada y chulesca de este joven Dante no tiene mucho que ver con los clásicos héroes que se toman muy en serio su destino y salvar a la humanidad. Si bien con el paso de las misiones del juego, 20 en total, esa actitud irá evolucionando hasta llegar al final del juego.

Otro de los puntos fuertes del juego está, como no, en los combates contra los demonios. Darle pal pelo a un demonio con un sablazo de espada y luego darle una ración de plomo en medio del aire para luego cortarlo a trocitos es sin duda espectacular cuanto menos. Aunque resulta un tanto limitado en un principio, a medida que avanza el juego se pueden ir obteniendo nuevos estilo de combate, movimientos y armas, si bien para optimizar estos dos últimos apartados hay que obtener muchas gemas que dejan caer los enemigos al morir.

El desarrollo del juego mezcla los combates, como no, con tener que moverte de un lado a otro de un enorme torreón bien para buscar un objeto que te permita a brir una puerta o para conseguir un objeto que necesitas en otro sitio para seguir avanzando. El caso es que aunque en ocasiones te ves un poco perdido, no llega a caer en el aburrimiento total y te incita a seguir avanzando para ver que ocurre en la siguiente misión.

Las cinemáticas que hay al empezar y finalizar la fase son de calidad…y vaya que lo son. Aunque parece que hay muchas fantasmadas al estilo "Matrix" (¿surfear en un misil?) de por medio al final terminas cogiéndole el gustillo. La historia del juego es muy intrincada y es perfecta en todos los puntos presentándonos a los personajes, como son y sus objetivos en el juego, narrando cada detalle con precisión y sin ninguna laguna y concluyéndolo de manera que enlace con el primer juego de la saga.

Sin duda un conjunto redondo, al que sólo le falla que Lady, la chica del juego, sea un tanto rarilla de aspecto puesto que no me termina de convencer. Además está la otra manía de Capcom en sus juegos de monstruos/zombies, ¿por qué arañas gigantes? Sólo de tener que derrotarlas…..brrrrrr…. que repelús.

Por cierto, la version que me he pillado ha sido la original, no la "edición especial" pusto que me lo encontré de segunda mano a buen precio y porque creo que siendo Dante el protagonista, manejar a Vergil no tiene mucho sentido, aparte de que no tiene muchos más extras, aparte de ese, que me planteen su compra. Ahora la incógnita que me queda es si pillar los otros dos juegos de la saga.