Opinión: EUROTongo 2008, el «deporte rey» se devalúa

Ayer empezó una nueva edición de la Eurocopa de fútbol de naciones. Un espectáculo que sólo se da cada 4 años y que reune a aquellos equipos que lo han dado todo en las fases clasificatorias para llegar hasta aquí y dejar en buen lugar a su país y a su selección.

Podría centrarme en lo que, a mi juicio, hará España, pero es algo que ahora mismo me trae sin cuidado, pues ya todos sabemos lo que va a ocurrir, puesto que ya hace muchos años que llevamos viviendo la misma situación en cada una de las competiciones para las que ha participado.

El grupo A inició ayer su andadura. Un grupo formado por Suiza, República Checa, Portugal y Turquía. Presumiblemente se clasificarán los checos y los lusos, puesto que son los dos mejores equipos que hay en ese conglomerado….o no.

Ayer pude ver a través de la televisión alemana ZDF el partido que enfrentaba a Portugal con Turquía y, la verdad, mi indignación no pudo ser mayor al ver como los portugueses tenían al árbitro a su favor. ¿Tan mal está ese equipo como para tener que contar con la ayuda del árbitro que en cada jugada en que caía un jugador luso siempre pitaba falta a favor de ellos? Más si cabe, el juez de campo se tragó no uno ni dos, sino tres penaltis a favor del equipo turco que hubieran dado un vuelco al partido.

Supongo que los organizadores temen que ocurra lo de hace 4 años en Portugal. En aquel entonces una selección tan poco conocida como Grecia, que hasta entonces no era nadie en el panorama futbolístico, ganó el torneo. Muchos se sentirían defraudados en aquel momento al ver como las grandes que siempre se llevaban este tipo de competiciones se quedaban fuera del torneo, inclusive el equipo anfitrión (que se quedó a las puertas de ganar el trofeo).

En la Copa del Mundo de hace 2 años, celebrada en Alemania, la cosa no dista de ser muy diferente de lo que he podido ver de este torneo. Selecciones como Costa de Marfil, que tenían potencial para llegar lejos, quedaron eliminadas por errores arbitrales, muchos de ellos injustificados, y que al final dejaron a Italia como campeona del mundo, a mi juicio sin merecerlo.

Ahora me pregunto, ¿estos torneos son patrimonio exclusivo de los equipos grandes? O sea, ¿sólo selecciones como Alemania, Francia, Italia, Holanda, etc., son las que pueden llevarse el trofeo? Si es así es una lástima porque la competitividad en este caso queda en entredicho pues los equipos menores también tienen derecho a evolucionar y poner en aprietos a los grandes y también, porque no, a llevarse trofeos y conseguir una reputación digna.

Supongo que alguno pensará que, evidentemente, lo que estoy diciendo no es más que una sarta de chorradas y que en realidad no me gusta el deporte. En realidad puedo decir que me gustaba pero a día de hoy lo que se conoce como fútbol es una mezcla entre negocio y teatro. Negocio porque de por medio hay gente que mete pasta para que las competiciones vayan de una manera o de otro, de manera similar l famoso escándalo del calcio de hace un par de años, y que no me extrañaría que estuviera extendido por todas las grandes ligas europeas, España incluida.

En cuanto al teatro, pues precisamente es eso lo que veo en cada partido y luego en los posteriores programas resúmenes. No veo ninguna seriedad, no veo transparencia, no veo equidad informativa. Sólo que se favorece al grande porque es el que tiene los jugadores más destacados que luego ficharán los mejores clubes de europa por millones de €uros, aunque al final sólo se hablará de los que fiche el Real Madrid (al Barça y al resto de Europa que les parta un rayo si quiere).

Para terminar sólo diré un par de cosas. Cuando era niño me gustaba ver jugar a los equipos y selecciones grandes porque los jugadores más destacados siempre eran los de estos equipos. Sin embargo con el paso del tiempo esto desembocó en que el espectáculo derive en el circo mediático en que se ha convertido el deporte. Hoy en día mis selecciones favoritas son las menores, aunque con especial atención a las asiáticas como Corea del Sur y Japón. Espero ver el día en que alguno de estos equipos llegue a ganar un torneo de gran magnitud por méritos propios.

Asimismo, espero que este torneo dé un vuelco y que pase de la mala impresión que me quedó a algo mejor. Pero si ya el primer día ves que los árbitros se decantan por los grandes, muy dificil será que cambien las cosas de aquí a los 20 días que quedan de torneo.

PD: No me gusta demasiado hablar de deportes ni de política porque los puntos de vista son tan opuestos que rozan los extremos y para algunos ver que alguien no piensa igual que ellos es demasiado radical como para que acepten ver las cosas desde otra perspectiva. Asi que esta será la primera y a su vez la última vez que trato de este tema en mi blog, aunque la verdad es que lo merece viendo el bochornoso comienzo de la competición de más envergadura de Europa.