Sección de Cine: «Muchas gracias, Mr. Scrooge»

Si Santa Claus (para los más puristas Papa Noel) es uno de los recursos reiterativos en el cine para sacar audiencia en TV (o en el cine) para la temporada navideña, la historia de Dickens, "Cuento de Navidad", no se queda atrás.

Las desventuras y el cambio de actitud que experimenta Ebenezer Scrooge en una sola noche tras la visita de 3 espíritus representativos del paso del tiempo (pasado, presente y futuro) han sido adaptados muchas veces a la gran pantalla. Desde versiones posteriores a los años 30 hasta las más recientes y adaptadas a nuestros días como "Los Fantasmas atacan al Jefe" (otra de mis favoritas para visionar en estas fiestas) pasando por la siempre entrañable adaptación a los dibujos animados, siendo la mejor la de Disney (con el Tio Gilito haciendo de Scrooge).

De entre todas ellas la mejor de todas, a mi juicio, es esta adaptación de la historia con tintes de musical interpretada por Albert Finney ("Big Fish", "Erin Brockovich", "El Ultimatum de Bourne", "Asesinato en el Orient Express").

 


Portada de la película

 

ARGUMENTO

Es el día de nochebuena en una típica ciudad de Inglaterra. Las desigualdades sociales son muy evidentes entre la población pero en esas fechas el sentimiento de humanidad está presente entre la gente…excepto en una persona: Ebenezer Scrooge (Albert Finney).

El viejo Scrooge es un viejo avaricioso y de corazón frío que odia la Navidad y a la gente. Sin embargo tras regresar a su casa recibe la visita del espíritu de su antiguo socio, Jacob Marley (Alec Guinnes), quien le dice que su actitud le conllevará a tener un desfortunado destino en el más allá. Para cambiarlo le advierte de la llegada de 3 fantasmas que le harán ver la vida, tanto suya como de los demás, desde otra perspectiva.

La historia se ve entremezclada con varios momentos musicales que, a pesar de lo que pueda parecer, no desentonan para nada con el carácter de la película y hacen que no termine siendo otra versión más de la historia que se ha adaptado ya a la gran pantalla.

Asimismo, la caracterización del personaje por parte de Finney es soberbia teniendo en cuenta que, por aquel entonces, apenas tenía 34 años y el personaje aparenta el doble de esa edad. Aunque la gran caracterización de Finney queda un tanto eclipsada por otra gran interpretación: la de Jacon Marley, interpretado por Alec Guinness ("La Guerra de las Galaxias", "Cromwell", "Hotel Paradiso", "Doctor Zhivago") . Si no dijeran que es él en los títulos de crédito, nadie le reconocería.

Poco más puedo decir sino que es de las mejores películas para ver en Navidad y un clásico imprescindible para añadir a cualquier buena filmoteca.

 

VALORACIÓN PERSONAL

La lástima es que esta película, aún siendo de las mejores adaptaciones que ha tenido la historia de Dickens, no haya sido emitida nuevamente por ningún canal de televisión (¿demasiado caros los derechos de emisión o es má rentable emitir ahora películas que se han ahorrado a lo largo del año repitiendo otras?).

Tras muchos años de búsqueda un tanto infructuosa, hace ya unos años que pude encontrarla en DVD y, a día de hoy, es la película predilecta de mi familia para visionar el día de Navidad. Muy recomendable.

 

 
Extracto del film