Análisis: Virtua Striker 3 ver. 2002

Los juegos de fútbol suelen tener como necesidad imperativa el transmitir lo que se siente en realidad jugando un partido de fútbol de la mejor manera posible. De ahí nació la continua batalla, que aún hoy continua, entre "FIFA" y "Pro Evolution Soccer" por la supremacía y el título de mejor juego futbolístico.

Sin embargo el juego que hoy voy a analizar de realista tiene poco y es que "Virtua Striker" es un juego de fútbol muy arcade cuyos precedentes se remontan a las recreativas de hace casi 15 años. Tras una adaptación para Dreamcast, en 2002 vería la luz su siguiente entrega en Gamecube.

 

Portada del juego

 

El juego consta de varios modos de juego:

"Clasificación para la Copa Internacional" -> Es el modo de juego más interesante de este título que nos hace meternos en la piel de un seleccionador que debe llevar a su equipo primero a clasificarse para la Copa Internacional superando las eliminatorias previas y luego tratando de ganar el torneo. No sólo se basa en jugar partidos y ganarlos, sino que tendremos que preparar a los jugadores para mejorar su forma física a través de entrenamiento, concentraciones y jugando amistosos en casa o en el extranjero.

"Jugar Partido" -> Simple y sencillamente elegir a un equipo para jugar bien contra la máquina o contra un colega a un partido completo o una ronda de penaltis.

–  "Variación" -> Incluye varios modos de juego como "Copa Internacional", "Liga", "Torneo" y "Clasificicación". Este último es el más interesante ya que elegimos a nuestro equipo favorito y tendremos que afrontar 3 partidos consecutivos tras los cuales se mediran nuestras aptitudes para dominar el juego y nos otorgarán un rango así como puntos que servirán para desbloquear un par de equipos extra.

"Entrenamiento" -> Ideal para aprender a manejar el juego. Podremos elegir diferentes niveles de juego del contrario para saber adaptarnos al control del mismo.

"Editar" -> Evidentemente este título no cuenta con la licencia de la gran mayoría de selecciones que componen el juego (salvo la japonesa, claro está), asi que si queremos podremos editar el nombre y los diferentes aspectos de los jugadores para hacer que se parezcan más a los reales o crear uno propio.

"Replay" -> Para ver las repeticiones de los goles que hayamos marcado y deleitarnos una y otra vez.

"Opciones" -> Evidentemente para ajustar los diferentes aspectos del juego a nuestro gusto.

 

ENTRANDO EN MATERIA

Este juego me ha hecho recordar a otro título muy similar que apareció en Neo-Geo: "Neo Geo Cup 98". Y es que las similitudes entre ambos juegos son evidentes, aunque el de Sega es mucho más completo al incluir diferentes modos de juego.

Tras haberlo probado en profundidad he de decir que este juego, aunque tiene un control muy simple, resulta duro adaptarse. Para manejar a los jugadores usaremos el stick, con B podemos hacer un pase raso (en ataque) y entrar a un contrario para robar el balón (en defensa), con A damos un pase largo elevado y con X chutamos a portería, aunque teniendo cuidado de ajustar la potencia correcta. Aparte, podremos ajustar tácticas pulsando el botón R entre Normal, Ofensivo y Defensivo, con L podemos pedir hacer un cambio en medio del partido (mucho más práctico que pausar el juego en los juegos de EA y Konami) y con Z podemos variar la alineación del equipo.

 

 

No hay más controles así que no se puede esprintar y los regates se hacen cambiando de dirección constantemente (la cámara se acercará al jugador para ver el movimiento de dribbling). Sin embargo esta sencillez se deja notar cuando ves que en los partidos la IA tiene la mayor parte de las veces las de ganar ala hora de luchar por un balón suelto pues sus jugadores son más rápidos y suelen hacer jugadas que saben conectar para marcar gol. Decir que a menos que se le sepa sacar partido a los controles del juego, la sensación de juego en un principio será de ligera frustración (y de alguna que otra vez de tirar el mando al suelo).

Por otro lado tenemos el árbitro. En este juego se puede decir que es raro el partido que no termina con algún jugador expulsado y es que el trencilla es tajante en muchas jugada: entrada por detrás = tarjeta roja. Eso si, choca un poco que tras 3 expulsados de un equipo no llegue a sacar la cuarta roja, aún con una entrada por detrás muy fea, y lo deje en una simple amarilla para que no se suspenda el partido.

Las faltas son sencillas de lanzar mas el factor determinante para quese conviertan en gol viene determinado por la potencia que apliquemosal disparo y el lugar donde apuntamos.

 

 

En este juego también hay repeticiones aunque sólo se limitan a los goles y cuando hay una jugada en fuera de juego (mucho más claros (y justos) que en juegos más populares). Los goles que marquemos se podrán almacenar en la tarjeta de memoria ocupando un total de 4 bloques de memoria. Notar que los goles serán puntuados a tenor de diversos factores.

Por último mencionar que en el modo "Variación" se pueden desbloquear dos equipos extras tras acumular una cierta cantidad de puntos y enfrentándonos (y derrotándoles) en un partido. Por un lado tenemos el FC Sonic que reune al erizo azul y a algunos de sus amigos (incluso a Robotnik…como portero) y por el otro esta Yukichan United que se compone de diferentes personajes como un oso polar, muñecos de nieve, esquimales, una ameba, etc.

 

VALORACIÓN

No puedo decir sino que quien se aventure con este juego no sólo debe asimilar que no se trata de un juego de fútbol realista sino de un arcade deportivo sino que deberá tener paciencia y echarle minutos en el modo de práctica para poder sacar partido a este título.

Aún así y con todo lo considero un buen juego de fútbol que, sin llegar a las cotas de los grandes a nivel jugable y gráfico, se torna divertido.