Demolition Girl: El ataque de la «idol» de 50 pies

Una vez más toca analizar otro juego de D3 Publisher que he podido conseguir hace poco. En este caso le llega el turno a "Demolition Girl" (en el original "The Daibijin") que parece recuperar en parte el argumento de la película de los años 50 "El ataque de la mujer de 50 pies" (de altura).

Como siempre este tipo de juegos no destaca por presentar un apartado gráfico destacable ni una trama tan elaborada como otros títulos si tienen, sino que se basa simplemente, y nunca mejor dicho, en tratar de entretener al jugador.

 
 
Portada del juego
 
 
EL JUEGO

Riho Futaba (¿a estas alturas sigue necesitando presentación?) se ha trasladado a la isla de Minako-jima (geográficamente situada a 300 km al suroeste de la isla de Okinawa) para realizar una sesión de fotos. Tras acabarla, se dispone a disfrutar de un relajante momento en la playa hasta que ve un extraño animal que parece una mezcla entre medusa y cangrejo que le pica y termina quedando inconsciente.

 
Al despertar todo parece normal…si no fuera porque su tamaño a aumentado hasta hacerla gigante. Esto provoca que el ejército se movilice para tratar de averiguar que le ha pasado a Riho y como ha podido aumentar su tamaño de forma tan desmesurada.
 
Nuestro objetivo en el juego será pilotar diferentes vehículos entre un caza, un helicóptero y un tanque, para poder detener a Riho y de paso luchar contra una amenaza alienígena que parece estar tras el incidente.
 
 
La primera fase es bastante simple: montados en un helicóptero nos toca analizar con un rayo la fisonomía de Riho. ¿Ridículo? Piensa que con ello ayudas a la humanidad (y a los pervertidos que quisieran saber sus medidas XD)
 
En total el juego consta de 6 fases en las que se desarrolla la breve historia del juego. Previo a comenzar a jugar tenemos que elegir los elementos que equiparan nuestro vehículo, aunque no podremos elegir un vehículo específico siendo este predefinido para cada fase. Podemos configurar el color, el arma principal y los objetos especiales que utilizaremos para distraer o detener momentáneamente a Riho. Estos últimos son un tanto pintorescos siendo cosas como un trozo de tarta descomunal, una palangana para golpearla en la cabeza o un altavoz que hará sonar una bonita canción J-Pop. En otras, por suerte, podremos equipar una potente bomba explosiva de devastadoras consecuencias y muy útil en cierttas fases.
 
Las misiones son bastante simples y van desde analizar con una onda especial la fisonomía de Riho (jurl, jurl XD) hasta una fase con ciertas reminiscencias de King Kong en la que hay que administrar un antídoto a la "idol" mientras dejamos "groggy" a una versión gigante del engendro que picó a Riho pasando por otras como tener que destruir a un ejército de aliens que tratarán de derribar el transporte que traslada a una inconsciente Riho hasta Tokyo u otra en la que la chica ha llegado hasta Shinjuku y tendremos que detenerla a base de disparos para dar tiempo a que la ciudad sea evacuada.
 
 
 Los avances informativos, previos a cada fase, son retransmitidos en directo por el canal Tamnews (curiosa forma de hacer alusión al estudio que programó el juego)
 
Durante las misiones tendremos que tener en cuenta no sólo cumplir nuestro objetivo sino hacerlo dentro de un tiempo determinado (tendremos un contados en la parte superior derecha de la pantalla) y que nuestro vehículo no sufra daños excesivos. Esto último es primordial ya que Riho, aun siendo una chica un tanto inocente, no deja de pensar en nuestro vehículo como un isecto molesto al que hay que destruir. Por ello en ocasiones se virará y tratará de avanzar en nuestra dirección tratando de colisionar, se defenderá a manotazos o patadas, en alguna que otra nos lanzará objetos o, estando poseída, llegará a lanzar un potente "kame-hame-ha" a lo "Dragon Ball Z".
 
En alguna que otra fase el motor gráfico sufre de ralentizaciones al mostrar varios enemigos en pantalla o sobrecarga de elementos gráficos. No es un problema demasiado frecuente pero en ocasiones si que resulta un tanto molesto.
 
En cuanto a los extras, poco que ofrecer salvo diferentes tipos de bañadores para Riho (un total de 8 que se activan manteniendo pulsado un botón determinado antes de iniciar la fase) que se conseguirán terminando varias veces el juego o completando las diferentes "quests" que se van desbloqueando. Esto último supone un incentivo interesante pues reta al jugador a cumplir las 25 misiones con condiciones específicas.
 
 
Trailer del juego (versión japonesa)
 
 
VALORACIÓN
 

Evidentemente este juego no pasará a los anales de la historia como un título destacado ni será recordado por la gran mayoría de los jugones puesto que tiene un aspecto gráfico poco trabajado, salvo Riho que está de muy buen ver, una trama vacía y pocos alicientes para poder rejugarlo sin contar con que en poco más de una hora puedes haber terminado el modo historia sin demasiados problemas.

Personalmente de lo poco que he podido jugar, estuve entretenido lo suficiente como para acabarlo unas 3 veces y a pesar de sus defectos es un juego que me ha resultado entretenido. En cierto modo es normal, me gustan este tipo de juegos a pesar de sus carencias (¿se nota?).

Lo cierto es que en cierto modo resulta original en el sentido de plasmar el estilo de serie B de la anteriormente mencionada película de los años 50 y por los curiosos objetivos de las misiones y las reacciones de Riho al utilizar los objetos especiales sobre ella.

Para jugadores ocasionales, tal vez merezca la pena gastarse el precio del alquiler. Para los que gusten de rarezas de este tipo o les gusten los juegos de D3, recomendado.