Videojuegos para el recuerdo (buenos o malos): «Esto es Fútbol» (PSX)

Siempre es la misma cuestión: ¿"FIFA" o "Pro"? Y siempre los debates se acaloran tratando de mostrar sus excelsas virtudes y menospreciando a la competencia. Si bien yo se que ambos juegos tienen su punto, de hecho considero que son complementarios uno del otro, el caso es que siempre me interesaría que hubieran más propuestas jugables en el actual panorama consolero.

Mirando atrás, uno de los juegos que se aventuraron a tratar de hacer frente a ambas sagas en la época de PSX fue "Esto es Fútbol". El título no era la panacea jugable y distaba mucho de la calidad de los pesos pesados de EA y Konami (por entonces "FIFA 2000" e "ISS Pro Evolution"). Sin embargo tras esa fachada de juego de segunda categoría, y tras muchas horas de juego, se podían ver retazos de un juego interesante al que poder sacarle partido.

 

 

Portada del juego

 

Cuando puse por primera vez el juego en la consola (de hecho fue el primero que puse nada más sacarla de la caja y conectarla), me encontré con un juego que, para la época, me dejó boquiabierto por su apartado gráfico y con la sensación de estar jugando en un estadio de verdad. 

Selecciones nacionales de los 5 continentes y varias ligas europeas, entre ellas la española, conformaban un conjunto de equipos bastante sólido para ofrecer en un juego de esta categoría. Si bien no había escudos, pues no tenían la licencia oficial, si que los jugadores tenían nombres reales gracias a que el juego contaba con la licencia FIFPro y únicamente los equipos nacionales tenían sus indumentarias oficiales.

El juego poseía un editor…bastante paupérrimo pues apenas contaba con unos pocos peinados, razas, caretos que hacían variar bien poco el aspecto de los jugadores entre si. Eso si, fue uno de los primeros juegos (de los que tengo conocimiento, dicho sea de paso) que permitían crear un club personalizado desde cero pudiendo elegir el colorde las vestimentas del portero y jugadores tanto en casa como fuera, estadio, tipo de alineación y el nombre del entrenador. Lo malo es que estos ajustes, aplicables incluso para cualquier equipo, evidentemente había que guardarlos en la tarjeta de memoria pero a la hora de jugar partido o torneos eligiendo al equipo en cuestión hacía más propensos los tiempos de carga (teniendo que cargar las nuevas texturas y ajustes.

Los comentarios del juego venían a cargo de Gaspar Roseti y aunque no llegaban a las cotas de Manolo Lama y Paco González en el "FIFA" de turno, daban el pego perfectamente con frases que se me han quedado guardadas para el recuerdo como:

"La ha golpeado de pena."

"El árbitro ha señalado fuera de juego."

"¡¡Chuta a portería!! Casi."

"Dos tripletes, es increíble. Hagan lo que hagan nadie le puede parar."

"Sólo necesita la mínima ocasión para marcar."

"Un gran gol de…"

A mi gusto, ha sido de los mejores comentaristas que he podido escuchar en un videojuego y sus comentarios, aunque repetitivos en muchas ocasiones, le daban al juego el aspecto de una retransmisión en toda regla.

En cuanto al gameplay, el juego tenía sus particularidades como usar el botón de triángulo para hacer sprint o adelantar el balón e incluso una combinación de botones para hacer una entrada salvaje que aunque cuesta roja directa casi seguro que dejaría al jugador del equipo contrario lesionado. Incluso tenía un movimiento especial que permitía saltar aprovechando el saque de puesta del portero para, con suerte, meter el balón dentro de la portería (efectivo en mucho casos cuando el balón no tiene la suerte de entrar).

La cruz que tuve con este juego es que yo soy muy de "Oliver y Benji", de marcar goles desde fuera del área y, claro está en este juego de esa manera, si bien suelen llegar alguna que otra vez cuando se conecta el chut y se le da un buen efecto, muy pocas veces suele marcarse. Por ello hay que llegar a portería y aprovechar los balones, pases al hueco y demás para buscar el área y marcar. Cabe decir que, como anécdota, tardé un mes en marcar mi primer gol con este juego (no es broma, me dejó muy traumatizado jugar partidos y perder siempre o empatar sin goles).

A pesar de ello, a medida que fui jugando y cogiéndole el gustillo descubrí muchas virtudes y marcando goles en jugadas de falta (se le puede dar un buen efecto al balón mediante los botones L1 y R1), saques de esquina (de vez en cuando salían unas chilenas espectaculares) y zambombazos desde fuera del área aprovechando despejes del portero o la defensa. Lástima que las repeticiones abarcaran un total de 5 bloques de la memory card para poder guardar algunos tantos antológicos y de bella factura.

Los torneos disponibles son la mayoría los clásicos que se incluyen hoy en día: Copa del Mundo, Eurocopa, Copa de Asia/Oceanía, Copa de África, Copa América, Liga Internacional ydiferentes Ligas Europeas. Asi que había bastantes horas de juego por delante. lo curioso es que en el juego hay ciertas competiciones especiales desbloqueables como el Campeonato de Super Equipos o la Liga Europea de Clubes (la famosa euroliga que tanto dió que hablar en su momento). Para poder jugar estas competiciones había que completar bien un Campeonato del Mundo y una Liga Europea cualquiera en el máximo nivel de dificultad. Con práctica podía conseguirse pero resultaba un tanto agobiante pues el equipo contrario pasaba a ser demoledor y rápido a la hora de recuperar el esférico.

En cuanto al aspecto del juego en si, en lo referente a menús y demás, pues el juego presentaba un acabado simple con un jugador haciendo poses mientras de fondo sonaba una música que bien podría ser de la cabecera de un programa de deportes. No desentonaba con el aspecto del juego y se hacía ameno.

En otro orden de cosas destacar que se podían cambiar ajustes tales como el tiempo de cada partido, el clima y la dificultad (lo normal en muchos juegos de hoy en día) pero pocos he podido ver que puedas cambiar la mentalidad del árbitro haciéndolo desde muy severo hasta cegato para las faltas. Como curiosidad, se incluía un apartado donde aparecían reflejados los diferentes partidos que se han disputado con cada equipo reflejando los números totales de todos los aspectos del equipo (victorias, empates, derrotas, goles marcados, encajados, tarjetas amarillas, rojas y porcentaje de victorias) y, como no, una vitrina en la que ver los torneos que se habían logrado.

Es una pena que a medida que la serie fue evolucionando y teniendo que salir año tras año, evidentemente para no perder su parte del pastel, fue decayendo con cada nueva entrega hasta su desaparición definitiva tras la entrega de 2005 para PS2. Por suerte queda aún el recuerdo de las partidas que tengo de este título y aunque tengo juegos mejores en mi juegoteca, de vez en cuando me encanta sacarlo de su caja y jugar un rato (aunque ahora me cuesta horrores adaptarme de nuevo a la forma de jugar de este título).

Para terminar, en vista de que no he podido localizar ni una sola imagen del juego para poder rellenar este artículo, pues dejo un video de la intro con parte del gameplay del juego.

 

Reinventando sagas: «Soul Calibur» y «Dynasty Warriors»

Empiezo una sección un tanto peculiar cuyo propósito bien podría servir de guía, en parte, para que los desarrolladores se cuestionaran el seguir explotando infinitamente sus sagas sin alterar sus cambios sino poder reinventar el concepto haciendo de estas que sigan fielmente el estilo de juego pero pudiendo introducir nuevos aspectos jugables o, como en el caso de uno de los títulos que hoy expongo, que trasladen la acción a otro espacio temporal.

Evidentemente lo que aquí expongo no son más que retazos de lo que me gustaría que inluyeran para unas, hipotéticas, nuevas entregas de cada una de estas sagas.

 


Muy dificil no sería continuar una saga que ha quedado "cerrada". Se sabe que en el peculiar caso de los juegos de lucha cada luchador tiene un final propio que a la postre bien puede sugerir que la saga ha terminado para ese personaje en concreto o que los programadores se salgan por la tangente anunciando que era otro el final "oficial" para continuar en la siguiente entrega.

La idea para una nueva entrega es simple: cambiar el espacio temporal. Ya que, se supone, ambas espadas han sido destruidas y la paz, siempre relativa, ha llegado y cada personaje del juego ha vivido su vida tranquilamente, no tendría sentido, ni sería lógico, volverles a poner a luchar en un espacio de tiempo considerable. Eso y que ya sería hora de crear un plantel de personajes nuevo.

 

TRAMA

Aprovechando la conyuntura que proporciona cierta profecía de los mayas (ya que Roland Emmerich le sacó partido, ¿por qué no hacer lo mismo en los videojuegos?) se presentaría la trama en el futuro año 2012.

La trama como tal…no la tengo del todo bien planteada. Sería algo así como que un sujeto o varios, incluso una organización con no muy buenas intenciones, han llevado años investigando el mito y leyendas de las espadas de almas que tanto dolor y sufrimiento causaron el pasado. Aunque son leyendas no han cejado en su empeño para poder conseguir demostrar su veracida, investigando en todos los posibles lugares por donde, se dice, tuvieron lugar las batallas entre ambas espadas.

Lo siguiente sería un hecho práctico que derive, irremisiblemente, en que ambas espadas recuperaran su poder. Sería tan sencillo como que se encontrarían ciertos fragmentos de las espadas que, por obra y gracia de "no-se-que-fuerza-desconocida", han mantenido su escaso poder latente esperando un nuevo "recipiente" para volver a la vida.

Y he aquí que la profecía de los mayas anunciando el nacimiento de una nueva era para una fecha concreta resulta que coincide el mismo día que se lleva a cabo un experimento para determinar el nivel de poder que tienen los susodichos fragmentos, que este termina fracasando y poseyendo dos sujetos que se convierten en los "recipientes" para que el poder de ambas espadas renazca en su totalidad. Eso sin olvidar que el cruce de ambas fuerzas supone la entera aniquilación de un vasto territorio (a determinar pues el globo es demasiado amplio como  que diezma a la población y pone en alerta a los mandatarios de varios países del globo  

Si, tiene la pinta de una trama de película de serie sub-ZZZ pero siendo un juego de lucha no creo que nadie le exija mucho más XD

 

PERSONAJES

Crear un plantel desde cero siempre es dificil, aunque teniendo en cuenta que gran parte del elenco de personaje había perdido parte de su carisma con cada nueva entrega no resultaría dificil superarlo.

El elenco tendría un par de personajes conocidos de anteriores entregas. Por un lado estaría Zasalamel que teniendo el don de la inmortalidad ha sobrevivido a los demás guerreros y ha visto cambiar el mundo durante siglos. Por otro estaría Sophitia a quien, por obra y gracia de Haephestus vuelve a la vida para hacer frente a la amenaza de la espada maldita.

¿Ideas para otros personajes? Pues no soy demasiado bueno para esto. Asi entre pocos estaría un chico japonés que es muy diestro en Kendo y apasionado en las leyendas de los samurais, una chica de nacionalidad China que utiliza el mismo estilo que antaño Xianghua (aunque con variaciones introducidas por ella misma), un padre y su hija franceses diestros con el estoque y…poco más. Quizás no estaría mal incluir a Ashlotte, siendo una máquina no tiene porque temer al tiempo, y a algún descendiente de personajes del plantel original (Ivy y Seung Mina) o incluso alguna que otra reencarnación (Taki y…¿Cassandra?)

El sistema de juego sería similar al del "Soul Calibur III", a través de decisiones, aunque estaría mejor plantearlo de forma similar a "Blazblue" a través de la historia personal de cada personaje tomar una decisión que nos llevará a un combate u a otro y que permitiría el enfrentamiento con el poder de una u otra espada.

Por otro lado estaría un modo de juego peculiar pues el protagonista sería un personaje creado que, milagrosamente, sobrevive a la hecatombe y se ve obligado a avanzar a traves de las zonas devastadas haciendo frente a diversos enemigos y conociendo a parte del elenco de personajes del juego, pudiendo incluso formar equipo con ellos para averiguar las causas de lo sucedido y, en última instancia, enfrentarse al poder de una de las dos espadas.

Obvio que el juego tendría los extras tales como galería de imágenes, videos, bio de personajes, modelos 3D, etc., pues se sabe que son estas pequeñas cosas las que hacen que, aparte de repartir leña, el juego tenga más alicientes.

 

 

 

 

 

A pesar de que esta saga me encanta pese a que su mecánica sea la misma entrega tras entrega, no le vendría mal que hiciera un poco más de honor al nombre que lleva.

No es el fuerte de la saga, puesto que cada nueva entrega se basa en renarrar los acontecimientos del "Romance de los 3 Reinos" alterando ciertos elementos e incluyendo nuevos personajes a cada nueva entrega (por algo en Japón se les llama "Shin Sangokushi").

El propósito del juego sería, en un modo especial, crear un oficial nuevo. Un recien llegado que decide unirse a uno de los 3 ejércitos para luchar por la unificación de China. A simple vista la cosa puede quedar ahí pero la idea sería que, en principio, no seríamos más que un teniente a las órdenes de un general y al que hay que obedecer cumpliendo misiones específicas (eliminar al general del bando contrario, matar a X soldados, tomar un puesto fronterizo, evitar que se ejecute cierta táctica bloqueando o eliminado a cierto enemigos,…).

Con el tiempo el personaje subiría de rango y empezaría a recibir el grato favor y reconocimiento del mandatario de la región por esa época, llegando al punto de poder ser nombrado general y tener un batallón al que dar órdenes en el campo de batalla.

Hasta aquí hay muchos aspectos que se han incluido en otros juegos de la saga y que no suponen mucha novedad. De hecho la mecánica, como ya dije, sería la misma sólo que introduciendo elementos más estratégicos y una dificultad un tanto más ajustada (que ya va siendo hora).

Como aspecto interesante sería incluir el poder contraer nupcias a través de diversas peticiones que derivarían respecto a la fama que tuviera el personaje en cuestión (aspecto que, creo recordar, estaba en "Romance of Three Kingdoms VIII" para PS2). Como ya se presume, el propósito es continuar la estirpe a través de los primogénitos (que pueden ser uno o varios, dependiendo del nivel de afinidad que haya con la pareja) y que estos sean los herederos de la hegemonía que se va creando a medida que transcurren los años.

Eso incluiría ciertas variables tales como que uno de ellos llegara a ser el nuevo regente del territorio o incluso que uno de los sucesores llegara a organizar una revuelta o se declarara en rebeldía e hiciera las cosas por su cuenta, lo que le añadiría una serie de factores interesantes a la partida y no limitarse al mero combate siguiendo una trama establecida. Cabría destacar que la partida terminaría bien en una época determinada, a depender de las opciones que se configurarían antes de empezar la partida, o transcurridas unas cuantas generaciones de guerreros.

Crear pactos, alianzas, políticas a aplicar para la región, organizar patrullas para asegurar el orden en la ciudad, crear zonas de defensa y fortificaciones en el caso de que una fuerza hostil atacara, aplacar revueltas,…vamos que incluiría en un sólo juego lo que se suele desgranar en varios títulos o expansiones como los "Empires".

Dejar claro que, como no, seguiría incluyendo el clásico modo que permite seguir la historia de los personajes de la saga a través de diversas batallas, subiendo de nivel y consiguiendo objetos, monturas y armas

El resultado, a mi parecer, sería un juego de "dinastías" que haría honor al nombre de la saga y, quizás, fuera más interesante de lo que es ahora para ciertos sectores.

 

Es un poco dificil plasmar en palabras las ideas que piensa uno que podrían funcionar para un videojuego y tal vez llevadas a la práctica no fueran del todo acertadas como en primera instancia parecían pero creo que merecía la pena hacer esta entrada.

Opinión: Sobre cuestiones varias

Hago esta entrada para reseñar mi opinión sobre unos cuantos apartados sobre los que he estado reflexionando en los últimos días. Constar que lo que aquí expongo es mi más humilde opinión.

 

· "La segunda mano es peor que la piratería"

EA, una de las compañías que más ha tratado por enmendar sus errores en la pasada generacion, parece que se ha cansado de "hacer las cosas bien". Eso o que parece que con la actual crisis económica que hay en el mundo el dinero que ganan con sus juegos, que casi todos los que saca suelen ser superventas, no les parece suficiente pues ahora achacan al mercado de segunda mano que sus beneficios no sean más abultados.

Para gente como yo la segunda mano es en muchos casos la manera perfecta para poder conseguir juegos buenos, llamativos o incluso "must-have" a precios realmente asequible. Eso incluye que juegos que bajan de precio paulatinamente estén a menos de la mitad de su precio original, incluso juegos con apenas un año en el mercado llegan a estar tirados de precio y sin tanta diferencia de versiones nuevas (evidentemente este caso es claramente el de la saga "FIFA").

¿Pagar 30 € por un juego nuevo que tras un par de meses quedará obsoleto o elegir el que cuesta apenas 10 € aunque sea de la temporada anterior? Para mi la elección es clara aunque eso signifique no estar "a la última" en cuanto a este tipo de juegos. Pero claro, EA, que no es tonta, ya hizo pruebas con un sistema de pago por contenidos en "The Saboteur", que impedía ver "tetas virtuales" si comprabas el juego de segunda mano, y que, al parecer, piensa implantar para impedir a los jugadores entrar al juego online con una copia de juego seminuevo.

El problema real no está en el mercado de los seminuevos, que ahora parece que sea la gran lacra del mundillo cuando hace años (o mejor, siglos) que es una practica habitual en muchos campos, sino en el precio de los juegos en si mismos. Es absurdo querer poner de salida un juego por 70 € y querer que todo el mundo pase por el aro como si tal cosa. Si, hay costes, aranceles, picapleitos varios que encarecen el precio y demás parafernalia que perjudica más a quien hace el juego que quien lo distribuye.

No soy hombre de negocios versado en estos temas, pero creo que el precio ideal para los juegos, sería, de salida, entre 35 y 45 € a lo sumo, tal vez 50 € puestos a redondear. Quizás con eso se resuelva parte del "problema" pero también es verdad que llegar y querer quitar de un plumazo o reescribir como debe de ser el sistema de segunda mano o incluso castigar a quienes recurren a comprar juegos de esta forma no es la forma correcta de hacer las cosas.

 

· Dame el juego que yo quiero, no como tú crees que debe ser

Me encantan los juegos nipones que llegan hasta nuestras fronteras. Siempre he creido que los que llegaban lo hacían íntegramente, conservando esa chispa que en su versión original tenían sin cambiar nada del contexto original. Craso error.

Para muestra más clara es el caso de dos J-RPGs que he podido jugar en este tiempo: "Ar Tonelico II: Melody of Metafalica" y "Lost Odyssey". Dos juegos de dos consolas distintas, uno para PS2 y otro para X360, pero que comparten un denominador común: las chapuzas de conversión que hacen.

Por parte del juego de Gust está el típico aspecto de que el contexto de las frases que aparecen textualmente en el juego dejan sitio a la típica gracieta americana que pretende arrancarte una sonrisa, cambios de nombre, etc. Pero entre lo que más me ha jodido la experiencia de juego ha sido algo pero: recorte en el doblaje japonés para dar cabida a las voces anglosajonas.

Con ese pequeño detalle el juego perdió gran parte de su encanto, pues hay gente que, como yo, gusta de poder escuchar las voces originales de los personajes. Aunque sigo jugando de vez en cuando, ya no es lo mismo que cuando pensaba en lo que me podía encontrar.

El caso de "Lost Odyssey" es, si cabe, más extraño e inaudito puesto que aún siendo un juego japonés me extrañó ver durante la partida desincronización entre voces y gestos de los personajes durante la partida. Al tiempo me enteré, fabuloso internet, que se adaptó el movimiento labial para el doblaje en inglés. No es un aspecto que vaya a empañar en demasía la experiencia de juego pero si choca un poco ese pequeño detalle.

Podría mencionar casos de otros juegos como el primer "Persona" de PSX o "Raw Danger" en PS2 que vieron la luz en Estados Unidos, y el segundo en Europa, adaptando los personajes, tanto en nombre como en aspecto a los arquetipos occidentales, las adaptaciones de juegos de Nippon Ichi de PS2 en CD en lugar de DVD para el mercado europeo (eliminando con ello el doblaje original del juego) o simplemente por decisiones de última hora eliminar la pista de voz original al traer el juego a Europa (caso que me chocó bastante, el de "Blue Dragon").

A veces me pregunto porqué en los tiempos que corren, aún no pueda elegir yo como quiero jugar si con voces en ingles, en japonés o en suahili (puestos ya…). Porque tengo que estar supeditado a que si juego a "HALO 3" tengo que hacerlo con mi copia PAL con voces en castellano y no poder seleccionar el inglés o aguantar estruendosas voces en inglés para jugar a un juego típicamente japonés como son "Tales of Vesperia" o "Star Ocean: The Last Hope".

 

· "Region free": La utopía de nuestro tiempo 

Entrando con el tema anterior, así enlazo con este. Aún me quedo estupefacto al saber que Game Boy fue una de las primeras consolas multiregión del mundillo, que podías jugar a juegos de otras zonas sin tener que preocuparte por adaptadores o porque los cartuchos fueran diferentes.

Hoy Nintendo DS, PSP y PS3 son las consolas que mantienen ese "legado". En el caso de la nueva portatil de Nintendo no hay pegas pero en el caso de PSP y PS3, me extraña como en su momento llegaron a tratar de cerrase en banda para no permitir importar juego (y consolas) para jugar a títulos del país del sol naciente (aun cuando el futuro de alguno es bastante incierto).

Quizás el mayor problema es que si los juegos fueran en su totalidad libres de restricciones zonales, los picapleitos que se enriquecen a costa de ellos verían su negocio en peligro puesto que la gente compraría los juegos en función de donde costara más barato. Teniendo esto claro, es dificil que en un futuro llegara a implantarse para todos los sistemas.

Resulta incluso chocante que, viendo en páginas de importación de juegos, haya ciertos casos, escasos, de juegos que son region free en mi actual consola, la 360. "Soul Calibur IV", "Tekken 6", "Street Fighter IV",…por no mencionar juegos como "Mushihimesama Futari" o "Espgaluda 2", los únicos casos conocidos de juegos japoneses libres de restricciones (aunque ambos son del mismo género: shoot’em up verticales en 2D). De todas maneras, tampoco es de extrañar teniendo en cuenta que la 360 no es una consola popular por esos lares.

Para mí, en gran parte, supondría el alivio de no tener que pensar en conseguir otra consola que reproduzca formatos de otras regiones, con el gasto que ello supone (y de hecho no es la primera vez que me lo planteo) pero mientras haya juegos que tengan severos problemas para aparecer en Europa debido a decisiones que dependen de niveles de ventas, de opiniones de tipos que no tienen ni pajolera idea o que se vendan los mismos títulos del mismo género año tras año no habrá otra solución.

Soul Calibur IV: El final de una leyenda

Parece mentira que hayan pasado 10 años desde que encendí la PSX y me dispuse a probar por vez primera un juego de peleas con armas que, según los medios especializados, sería un digno contrincante y una alternativa interesante a la saga "Tekken". Su nombre era "Soul Blade". El juego se mostró muy variado y profundo y me picó a mi y a mis hermanas a jugar varias partidas tratando de conseguir los extras del juego.

Por desgracia, me llevé una tremenda decepción al ver que la secuela de la saga, "Soul Calibur", estaba de forma exclusiva para Dreamcast. Maxime teniendo en cuenta que la máquina de Sega tuvo unas ventas muy discretas y una nula aceptación, acrecentada luego por ser una máquina de coleccionistas, y que duró "lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks".

Pasarían unos cuantos años hasta que caería en mis manos "Soul Calibur II". Tal vez la mejor entrega de toda la saga pues ofrecía un plantel bastante completo y variado, con personajes exclusivos para la versión de cada consola. Me ofreció bastantes horas de diversión durante el tiempo que le dediqué…y le dedico…a veces.

La penúltima encarnación de la saga, "Soul Calibur III", fue la única entrega que, ante la expectación que tenía sobre el juego, decidí comprar de salida. Si bien su plantel era bastante completo y tenía un editor para poder crear cualquier personaje (aunque con bastantes limitaciones), el juego se mostraba demasiado diferente a sus predecesores. 

Con la compra de la 360 me aventuré a buscar una copia de la última encarnación de la saga en consolas. Cuando por fin lo tuve entre mis manos me embargo la emoción. Por fin tenía la saga completa. Tras unos primeros minutos expectantes me di cuenta que todo lo que había visto del juego se venía abajo y que con el tiempo se acentuaría mucho más.

 

Portada del juego (Xbox 360)

 

NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

Los primeros minutos que estuve jugando a este título fueron de puro trámite. El apartado gráfico lucía un aspecto excelente, mucho más pulido y con unos personajes que se mostraban más humanos que nunca (y las féminas mucho más voluptuosas, dicho sea de paso). El juego en ese aspecto no tiene reproche, ni tampoco en la elección del elenco de personajes (con al salvedad de los del universo "Star Wars" que no pintan ni pegan nada dentro del ambiente del juego).

El problema principal viene por todo lo demás que rodea al juego tanto en su trama del modo historia como por los diferentes modos de juego adicionales, extras y demás parafernalia.

Llendo por partes. El modo historia no incluye nada interesante salvo los combates, alguna que otra secuencia CG previa al enfrentamiento con un boss y las frases previas al enfrentamiento contra el personaje de turno (puro trámite sin más). La cosa es que tras ver como trataron de darle un poco más de variedad al juego en su tercera entrega planteando un sistema de elecciones que te podía llevar a enfrentarte a un mid-boss o al boss de verdad del juego, que ahora todo se limite a 5 combates por trama para enfrentarte a Algol, Nightmare o Siegfried choca un poco. Eso sin mencionar lo brusco que parece que a cada personaje se le de un final definitivo e incluso que no incluyeran la posibilidad de uno adicional en base a pulsar un botón determinado (otro aspecto que estaba en el anterior juego y en el primero de PSX). Da la sensación que el equipo de programación estaba harto de seguir programando y no se les ocurrió otra manera que esta de cerrar la saga.

 


En cuanto a otros modos de juego…la cosa no mejora. El modo "Arcade" reta al jugador a tratar de conseguir una puntuación lo más alta posible para subir puestos en el escalafón online…si fuera posible. La cosa es que no habrá demasiadas dificultades para superar las primeras rondas, sino que es el penúltimo combate donde la cosa se pondrá feilla teniendo que derrotar al Aprendiz de Darth Vader. Y vamos que la cosa no es demasiado sencilla pues el chaval es lo bastante hábil para utilizar su "poder de la fuerza" para quitarte más de la mitad de la barra de energía en pocos segundos. Superado este escollo, espera Algol en su versión "ganaré-porque-yo-lo-valgo". No diré más .

El modo "Torre de Almas", por su parte, invita al jugador a superar los 60 pisos de una torre, en subida, y otros tantos en bajada, superando diferentes combates con diversas condiciones para conseguir tesoros. La idea no esta mal…pero se echa en falta un poco de variedad y comparado con los modos "Edge Master" (Soul Blade), "Maestro de Espadas" (Soul Calibur II) o "Crónicas de la Espada" (Soul Calibur III) es con diferencia el peor modo de juego que se le podía añadir a una entrega de la saga.

Los extras del juego…son insulsos comparados con otras entregas de la saga. Varios tipos de ilustraciones, videos promocionales, poder ver que logros hay desbloqueados (y lo que falta para conseguir alguno) y un cuadro con la relación de personajes y su papel en el juego. Nada más. Ni teatrillo de exhibición, ni poder ver los modelos de los personajes en su escenario y ver la historia/leyenda del mismo, ni nada de nada.

 

 

En cuanto al online, no está del todo mal, de hecho en todos los combates que he hecho han sido pocos, muy pocos, los que he sufrido de lag. Sin embargo podrían haber puesto un sistema para que pudieras luchar contra gente en función del nivel que tienes. Es un horror tratar de luchar con un nivel 7-8 a alguien con un nivel de más de 1000. Ya sería cuestión el aspecto de que hay cierta gente que no sabe luchar todo lo bien que debiera su personaje sino usa el mismo movimiento una y otra y otra vez para quitarte la barra de vida en pocos segundos. Las pocas veces que me he ecnontrado con gente de este tipo se hace insufrible porque es tal la velocidad que ejecutan sus comandos que no te da tiempo a usar otros ataques. Se que no es una "trampa" en si misma, pero yo que soy un novatillo en la lucha online puedo repartir algo de estopa manejando a Cassandra y unas cuantas variaciones de ataques.

Los únicos aspectos salvables del juego serían el editor, más completo y con bastantes complementos para poder crear a tu personaje con la mayor fiabilidad, y los ataques críticos finales que son bastante impactantes (aunque el de Cassandra es una delicia que ya me gustaría recibirlo de pleno ). Eso si, son un tanto dificilillos de ejecutar.

 

PERSONAJES

Como ya dije antes, los personajes del universo Star Wars sientan igual de bien al juego como Heihachi en la versión del "Soul Calibur II" de PS2 (o sea, nada). Jugablemente se pueden considerar aceptables, aunque Yoda tenga que ponerse a la altura de sus oponentes a base de saltos, pero no suponen ningún aliciente más que como mero reclamo para los fans de la franquicia de Jorge Lucas y engordar las ventas del juego por incluir a Yoda (X360) o Darth Vader (PS3) en la portada. Y esa es otra, tener que gastar 400 MSP por poder jugar con el personaje exclusivo de la versión de la otra consola.

 

El plantel del juego se extiende hasta un total de 34 personajes seleccionables (algunos ocultos y otros, Vader y Yoda respectivamente, desbloqueables mediante DLC) 

 

Con respecto a las nuevas incorporaciones al plantel, Hilde por un lado y Algol por otro, al menos para mi la princesa guerrera tiene cierto pase por utilizar un estilo de lucha completamente nuevo y diferente usando una lanza y una espada como arma pero Algol, como boss del juego, no tiene el nivel de sus predecesores (sobretodo Soul Edge), ni tiene coherencia dentro de la trama del juego ni carisma.

En cuanto a los personajes bonus, 5 en total (Scheherezade, Angol Fear, Kamikirimusi, Shura y Ashlotte), no son están mal pero se notan a la milla que son personajes que usan variaciones de movimientos de otros del plantel. Shura, por ejemplo, tiene el estilo de lucha de Cervantes e incluso tiene su misma pose de burla (curioso ver como dispara la katana). Tal es el nivel de dejadez que ni siquiera pudieron currarse una secuencia decente con el motor del juego para estos personajes, sino contar su final en base a imágenes estáticas. No esta mal, pero decepciona un poco este aspecto.

En cuanto a los habituales, algunos presentan un diseño nuevo para la ocasión, algunos para bien (los que más me gustan son los de Sophitia y Cassandra) y otros no tanto (Xianghua, Seung Mina, Yun Seong,…).

 

CONCLUSIONES

Pese a que he sido duro en mi crítica en muchos aspectos, aunque dejo lo del DLC descargable de piezas de vestuario o la posibilidad de bajar temas del "Soul Calibur" original porque es cuestión de cada uno el decidir si es algo por lo que merece la pena pagar (o no), me parece en muchos aspectos uno de los mejores juegos de lucha de esta generación, con sus virtudes y sus defectos incluidos.

Sólo espero que la saga no termine de esta "deshonrosa" manera y que el equipo de programación se decida a hacer un "Soul Calibur V" en el que mejoren muchos de los aspectos que aquí no se han pulido del todo.