Videojuegos para el recuerdo (buenos o malos): «Esto es Fútbol» (PSX)

Siempre es la misma cuestión: ¿"FIFA" o "Pro"? Y siempre los debates se acaloran tratando de mostrar sus excelsas virtudes y menospreciando a la competencia. Si bien yo se que ambos juegos tienen su punto, de hecho considero que son complementarios uno del otro, el caso es que siempre me interesaría que hubieran más propuestas jugables en el actual panorama consolero.

Mirando atrás, uno de los juegos que se aventuraron a tratar de hacer frente a ambas sagas en la época de PSX fue "Esto es Fútbol". El título no era la panacea jugable y distaba mucho de la calidad de los pesos pesados de EA y Konami (por entonces "FIFA 2000" e "ISS Pro Evolution"). Sin embargo tras esa fachada de juego de segunda categoría, y tras muchas horas de juego, se podían ver retazos de un juego interesante al que poder sacarle partido.

 

 

Portada del juego

 

Cuando puse por primera vez el juego en la consola (de hecho fue el primero que puse nada más sacarla de la caja y conectarla), me encontré con un juego que, para la época, me dejó boquiabierto por su apartado gráfico y con la sensación de estar jugando en un estadio de verdad. 

Selecciones nacionales de los 5 continentes y varias ligas europeas, entre ellas la española, conformaban un conjunto de equipos bastante sólido para ofrecer en un juego de esta categoría. Si bien no había escudos, pues no tenían la licencia oficial, si que los jugadores tenían nombres reales gracias a que el juego contaba con la licencia FIFPro y únicamente los equipos nacionales tenían sus indumentarias oficiales.

El juego poseía un editor…bastante paupérrimo pues apenas contaba con unos pocos peinados, razas, caretos que hacían variar bien poco el aspecto de los jugadores entre si. Eso si, fue uno de los primeros juegos (de los que tengo conocimiento, dicho sea de paso) que permitían crear un club personalizado desde cero pudiendo elegir el colorde las vestimentas del portero y jugadores tanto en casa como fuera, estadio, tipo de alineación y el nombre del entrenador. Lo malo es que estos ajustes, aplicables incluso para cualquier equipo, evidentemente había que guardarlos en la tarjeta de memoria pero a la hora de jugar partido o torneos eligiendo al equipo en cuestión hacía más propensos los tiempos de carga (teniendo que cargar las nuevas texturas y ajustes.

Los comentarios del juego venían a cargo de Gaspar Roseti y aunque no llegaban a las cotas de Manolo Lama y Paco González en el "FIFA" de turno, daban el pego perfectamente con frases que se me han quedado guardadas para el recuerdo como:

"La ha golpeado de pena."

"El árbitro ha señalado fuera de juego."

"¡¡Chuta a portería!! Casi."

"Dos tripletes, es increíble. Hagan lo que hagan nadie le puede parar."

"Sólo necesita la mínima ocasión para marcar."

"Un gran gol de…"

A mi gusto, ha sido de los mejores comentaristas que he podido escuchar en un videojuego y sus comentarios, aunque repetitivos en muchas ocasiones, le daban al juego el aspecto de una retransmisión en toda regla.

En cuanto al gameplay, el juego tenía sus particularidades como usar el botón de triángulo para hacer sprint o adelantar el balón e incluso una combinación de botones para hacer una entrada salvaje que aunque cuesta roja directa casi seguro que dejaría al jugador del equipo contrario lesionado. Incluso tenía un movimiento especial que permitía saltar aprovechando el saque de puesta del portero para, con suerte, meter el balón dentro de la portería (efectivo en mucho casos cuando el balón no tiene la suerte de entrar).

La cruz que tuve con este juego es que yo soy muy de "Oliver y Benji", de marcar goles desde fuera del área y, claro está en este juego de esa manera, si bien suelen llegar alguna que otra vez cuando se conecta el chut y se le da un buen efecto, muy pocas veces suele marcarse. Por ello hay que llegar a portería y aprovechar los balones, pases al hueco y demás para buscar el área y marcar. Cabe decir que, como anécdota, tardé un mes en marcar mi primer gol con este juego (no es broma, me dejó muy traumatizado jugar partidos y perder siempre o empatar sin goles).

A pesar de ello, a medida que fui jugando y cogiéndole el gustillo descubrí muchas virtudes y marcando goles en jugadas de falta (se le puede dar un buen efecto al balón mediante los botones L1 y R1), saques de esquina (de vez en cuando salían unas chilenas espectaculares) y zambombazos desde fuera del área aprovechando despejes del portero o la defensa. Lástima que las repeticiones abarcaran un total de 5 bloques de la memory card para poder guardar algunos tantos antológicos y de bella factura.

Los torneos disponibles son la mayoría los clásicos que se incluyen hoy en día: Copa del Mundo, Eurocopa, Copa de Asia/Oceanía, Copa de África, Copa América, Liga Internacional ydiferentes Ligas Europeas. Asi que había bastantes horas de juego por delante. lo curioso es que en el juego hay ciertas competiciones especiales desbloqueables como el Campeonato de Super Equipos o la Liga Europea de Clubes (la famosa euroliga que tanto dió que hablar en su momento). Para poder jugar estas competiciones había que completar bien un Campeonato del Mundo y una Liga Europea cualquiera en el máximo nivel de dificultad. Con práctica podía conseguirse pero resultaba un tanto agobiante pues el equipo contrario pasaba a ser demoledor y rápido a la hora de recuperar el esférico.

En cuanto al aspecto del juego en si, en lo referente a menús y demás, pues el juego presentaba un acabado simple con un jugador haciendo poses mientras de fondo sonaba una música que bien podría ser de la cabecera de un programa de deportes. No desentonaba con el aspecto del juego y se hacía ameno.

En otro orden de cosas destacar que se podían cambiar ajustes tales como el tiempo de cada partido, el clima y la dificultad (lo normal en muchos juegos de hoy en día) pero pocos he podido ver que puedas cambiar la mentalidad del árbitro haciéndolo desde muy severo hasta cegato para las faltas. Como curiosidad, se incluía un apartado donde aparecían reflejados los diferentes partidos que se han disputado con cada equipo reflejando los números totales de todos los aspectos del equipo (victorias, empates, derrotas, goles marcados, encajados, tarjetas amarillas, rojas y porcentaje de victorias) y, como no, una vitrina en la que ver los torneos que se habían logrado.

Es una pena que a medida que la serie fue evolucionando y teniendo que salir año tras año, evidentemente para no perder su parte del pastel, fue decayendo con cada nueva entrega hasta su desaparición definitiva tras la entrega de 2005 para PS2. Por suerte queda aún el recuerdo de las partidas que tengo de este título y aunque tengo juegos mejores en mi juegoteca, de vez en cuando me encanta sacarlo de su caja y jugar un rato (aunque ahora me cuesta horrores adaptarme de nuevo a la forma de jugar de este título).

Para terminar, en vista de que no he podido localizar ni una sola imagen del juego para poder rellenar este artículo, pues dejo un video de la intro con parte del gameplay del juego.