Hey (III)

Hey (I)Hey (II)

-Oh, sí, sí oh Dios sigue…

-Holas, son las 4 de la mañana, así que u os calláis o me hacéis un hueco en esa cama.

-¡Aaaaa! ¿Pero no vivías solo?

-Ehm… si… erm… es mi compañero de piso…

-Encantado, me llamo…

-¡Cállate! ¿Qué coño estás haciendo?

-Asegurarme de que no te follas a ninguna cría.

-¿Estás de broma? Eso solo fue una vez, además…

-Sigues yendo a recogerla al cole…

-Pero serás…

-Mira, no sé qué rollo te traes entre manos con crías y con tu compañero de piso pero no quiero tener nada que ver con vosotros. Eres mono pero muy rarito. Y no me acuesto con tíos raritos. Me largo antes de que me hagáis algo que no pueda olvidar. No hace falta que me llames mañana. Ni nunca.

-Guau, qué carácter. Casi rompe las bisagras del portazo…

-¿¡Eres gilipollas!? ¿Para qué coño entras?

-Te dije que si algún día me despertabas de noche mientras follabas te cortaría el polvo como fuera, así que da gracias a que no entrara con un cuchillo de cocina untado de Ketchup.

-¡Serás hijo de puta! ¡Te voy a matar!

-Si no me coges no me puedes hacer nada.

-Abre la puerta mamonazo, que te voy a descalabrar…

-Lo que tú digas. Por cierto, voy a ponerme música para dormir sin oír tus gritos. Yo que tú me iría para cama, que vas a necesitar tiempo para bajarte ese calentón y te recuerdo que tienes clase a las 9 y yo a las 11, así que no pienso salir de aquí antes de esa hora…

-Juro que te mataré. 

-Tendrás que buscar a otro que pague el alquiler.

-En ese caso voy a borrarte todas las partidas de la play.

-Siempre llevo encima las memory card para evitar chantajes.

-¡Voy a estampar la consola!

-La trasladé a mi cuarto por si se te ocurría pagarlas con ella.

-¡Hijo de…!

-¡Como no os calléis voy a llamar a la policía!

-Maldito vejestorio. Mañana antes de la facultad no, pero en cuanto salga te mato.

-Mañana es viernes. Cuando llegues a casa yo ya estaré en el tren de regreso a mi hogar.

-Pues el domingo.

-Ya no te acordarás.

-Veremos si me acuerdo o no…

Hey (IV)