Hey (XII)

Hey (I)Hey (II)Hey (III)Hey (IV)Hey (V) ,Hey (VI)Hey  (VII)Hey (VIII), Hey (IX), Hey (X)Hey (X) , Hey (XI)

-Mi niiiiiiiiña boniiiiita, mi dulse sinsero, te aserco de lejos, cuando tu me besas, me siento tan raro cuando nos enamoraaaaamos….. Coño, ¿Desde cuando hay aquí una pared?

-¡PLAF! Ahí tienes tú pared, hijo de puta. Es decir, sales sin avisar, vuelves a las cuatro y media de la madrugada, no te das cuenta de que estoy en medio del pasillo esperándote, me llamas pared y lo peor… ¡Vienes cantando esa puta mierda de canción a pleno pulmón! ¿¡Cómo puedes ser tan cerdo!?

-Ostia, si está aquí… erm… Su… erm… Car… Laura, eso es, Laura, ¿Verdad?

-¡Qué Laura ni qué mierdas! ¿No sabes cómo se llama tu novia?

-Oyes, ¿Que haces en el pasillo? Deberías estar esperándome ya en cama. Ala, venga, vámonos todosadormir que mañanai que madrugar.

-Por el amor de Dios, se nota a leguas cuando finges estar borracho, así que puedes autodespejarte o dejarme refescarte las ideas a mí.

-No hay quien te cuele una bromilla, ¿Eh?

-¿¡Llamas bromilla a fingir que te están chantajeando!?

-Ostia, ¿Cómo lo sabes?

-¿Tú que crees?

-Leiste el relato que estoy escribiendo sobre nuestra vida y viste el capítulo final en que se descubre el pastel, ¿Verdad?

-¿Qué? ¡No! Me lo dijo tu novia.

-¿Ella? Pero si es un secundario que pensaba retirar en la secuela de mi libro…

-Creo que me estoy perdiendo algo… ¿Podemos volver a la seriedad?

-A ver, quizás sí que mentí un poquito… pero fue por una buena causa.

-¿Cual?

-Follar, ¿Existe acaso una causa mejor que esa para hacer algo?

-¿Pero para qué me mentiste?

-Pues por que si pensabas que estaban chantajeándome a mí también no me pedirías que te ayudase con lo del vídeo.

-¿Y por qué no me ayudabas con ello? ¿Qué tiene de malo querer librarse del chantaje?

-¿Recuerdas que te dije que me sonaba de algo su cara?

-Sí.

-Pues el día siguiente de dejarte de la cámara recordé de qué me sonaba. Era algo tan gordo que llevo chantajeándola yo a ella desde entonces.

-¿¡Estás chantajeando a mi hermana!?

-Ella empezó con mi amigo, pero bueno, ni caso a la borrachuza, que este es mi momento de gloria y de “todo ha salido tal y como lo planeé”. En fin. Descubrí su secreto y la chantajeé.

-¿Con qué? ¿Y por qué te estás acercando lentamente a mi habitación?

-Pues porque tú estás entre la mía y yo, y si te digo que llevo chantajeando a esa cría con contar todos sus secretos a menos que te siguiera haciendo la vida imposible para reírme de ti durante todo el curso sin tener una puerta de por medio lo más seguro es que me mates.

-¿¡Qué!? ¡Serás cabrón!

-¡Alehop!

-¡Abre la puerta ahora mismo!

-Son casi las cinco de la mañana, deja de aporrear la puerta o a saber lo que pasará…

-¡Me da igual lo que pase, hoy te mato! ¡Joderme la vida fue idea tuya!

-Tranquilo, que idea mía solo fue lo de que les llevases a ver una peli al cine (tenía la esperanza que viendo la peli de Phineas y Ferb cambiase tu opinión sobre ellos). La otra parte del chantaje era que me presentase a algún pivón y me diera pistas sobre cómo follármela… ¡Yo qué sabía que iba a presentarme a su hermana! Aunque eso sí, está bastante buena…

-Entonces todo lo que me dijiste en nuestra cita…

-Eran las pistas que me dio tu hermana para ligar contigo.

-¡Maldito salido, te voy a matar, te hice de todo y aún por encima te di mi….!

DIN DON

-Jovencita, ¿Puedes abrir tú? Tengo un par de asuntillos que tratar con tu novio…

-Ex-novio… y yo también tengo un par de asuntos pendientes con él… Ostias… em… Tío, los pitufos.

-Que va, yo de pequeño no los miraba, era más de los teletubies…

-No entiendes. Digo que los azules andan por aquí.

-Soy del Madrid, a mi esos del Celta…

-Digo que la policía está al otro lado de la puerta.

Hey XIII