RECOMENDACIÓN SERIE: Karin [Colaboración Liz_21]

Todos estamos acostumbrados últimamente a ver vampiros por todas partes. Buenos, malos, los que se queman con la luz del sol, los que solo brillan con la luz, los que beben sangre humana, los que beben sangre de animales… los hay de todas las clases que se os puedan ocurrir. ¿Pero alguna vez alguien pensó en un vampiro que en vez de beber la sangre, produciese sangre y tuviese que morder para librarse de ese exceso?

Esto es lo que le pasa a la protagonista de este anime, Karin Maaka. Proviene de una larga estirpe de vampiros, que se asentaron en Japón unos dos siglos antes, aunque en su perfecta familia de vampiros ella es, por decirlo de alguna manera, la oveja negra. Sus padres, su hermano mayor y su hermana pequeña son vampiros totalmente normales, beben sangre, se queman con la luz del sol, ven en la oscuridad y no soportan mucho a los humanos; sin embargo Karin produce sangre, se alimenta de comida humana, sale a la luz del día, va a un instituto normal, tiene amigos humanos, y no puede ver en la oscuridad.

Un día en el instituto, llega un alumno nuevo y para Karin todo cambia. Cada vez que se acerca a ese alumno (Usui Kenta) su sangre se altera y aumenta, saliendo por su nariz en forma de hemorragia nasal. Tiempo después, su hermano mayor (Ren) descubre que lo que pasa a Karin es que su sangre reacciona ante las personas infelices (esto se debe a la preferencia de sangre que tienen todos los vampiros). A partir de ese momento Karin decide hacer feliz a Usui Kenta, quien un día termina por descubrir el gran secreto de Karin, convirtiéndose así en su amigo y en la persona que la ayuda cada vez que tiene un problema con su aumento de sangre.

Cuando parecía que la vida de Karin volvía a la “ normalidad” aparece un nuevo chico en el instituto, un Cazador de Vampiros que se enamora perdidamente de Karin, haciendo, en ocasiones que su vida sea un tormento constante.

Ahora una breve explicación de los personajes, tirando en alguno de la wiki:

Karin Maaka:

Es una chica vampiro algo especial, ya que es capaz de soportar la luz del sol, el olor de los ajos… por lo que trata de vivir su vida lo más normal que puede. Por culpa de eso, su familia la considera una anormal y le reprochan mucho su discapacidad siendo vampiro. Ella acaba desarrollando un gusto especial por la sangre de personas infelices, complicándose la cosa ante la llegada de Usui Kenta, quien es muy infeliz. Además, es la única en su familia que incapaz de borrar la mente de sus víctimas, ante lo cual requiere constantemente la ayuda de su hermana Anju cada vez que necesita inyectarle su exceso de sangre a alguien.

Kenta Usui :

Kenta es un chico que se transfiere a la escuela de Karin en el primer capítulo de la serie. A pesar de su aspecto que da miedo, Usui Kenta es en realidad un muchacho de muy buen corazón. Está pasando por un mal momento con su madre que no logra encontrar un trabajo y deben vivir muy humildemente por lo que él ayuda con los gastos trabajando en el mismo restaurante que Karin. Anda siempre ayudando a Karin para que nadie se dé cuenta que ella es un vampiro.

 

Anju Maaka:

Es la hermana menor de Karin, la cual siempre lleva con ella un muñeco parlante que encierra el alma de un asesino en serie. Es muy callada y oscura pero quiere muchísimo a su hermana aunque no la pueda ver muy a menudo. A pesar de que ella aún no ha despertado como vampiro, tiene el poder de borrar los recuerdos de las personas usando los murciélagos a los que puede controlar y, aunque no le pasa nada grave si se expone a ella, le molesta bastante la luz del sol.

Carrera Maaka:

La madre de Karin, es una mujer muy hermosa y coqueta aunque es bastante fría con su familia, en especial con Karin al fallar tanto como vampiro, aunque en el fondo la quiere. Es temperamental y tiene un carácter muy fuerte, por lo que no duda en arrear un golpe a alguien que le moleste. Le gusta exclusivamente la sangre de las personas mentirosas, y es muy exigente con eso, teniendo que ser personas muy enfermizas para que le agraden a Carrera.

Henry Maaka:

El padre de Karin, es alto con cabello oscuro y que lleva barba y bigote. Es un hombre un poco atolondrado que quiere mucho a sus hijos, por lo que es bastante sobreprotector sobre todo con Karin. Siempre hace caso a su mujer ya que es manipulado y amenazado por esta. También él tiene un gusto de sangre en especial, que es el de las personas orgullosas.

– 

Elda Marker:

Es la madre de Henry, por lo tanto es también la abuela de Anju y Karin. Suele tener un carácter frío y cruel, y odio a los humanos a los que sólo utiliza para chuparles la sangre. Ella fue una de las primeras vampiresas colonizadoras de Japón hace doscientos años. En apariencia, su físico es muy parecido al de Karin por lo que las han llegado a confundir alguna vez, aunque tenga el pelo rosado, más largo y que tenga también los ojos rojos. También porta siempre con ella una sombrilla. [Tidus dice: si me dices que me confundí con la imagen te creo, por que estoy flipando. ¿Cómo coño está más joven la abuela que la madre?!?!?!?!?]

Winner Sinclair:

Este cazador de vampiros es exclusivo del anime. Llega de Europa a Japón en busca de vampiros para cazar. Es un joven impulsivo, firme en sus ideas y muy seguidor de la justicia y el honor.

Boogie:

Es el mejor amigo de Anju al que ella lleva a todos lados. Se trata de un muñeco muy sarcástico y que molesta mucho a Karin por su ineptitud como vampiro. En realidad es el alma de un asesino en serie que fue encerrado en el peluche. Si pasase mucho tiempo alejado de Anju podría escapar.





Tidus dice: Yo esta serie no la voy a ver. ¿Que por qué? Por que una serie que te engaña tantísimo en el opening no puede ser de fiar:

 

Ahora en serio. Le he echado un ojo a la serie y es la típica comedia romántica. Tiene sus momentos buenos que te hacen reir, con lo cual, de mantener el nivel en los capítulos que no he visto, sería una serie bastante interesante de ver. Y no, pese a lo que podéis encontrar en google poniendo Karin wallpaper en imágenes no tiene el menor hentai, echi ni nada erótico-festivo, que nos conocemos.