RECOMENDACIÓN PELICULERA: Memento

Memento y Pulp fiction, las dos putillas cinéfilas de mi compañero de piso. Las mías, Scarface y The dark knight. No hay charla cinéfila entre ambos que no termine con un "Tienes que verlas, son la hostia". Como siempre, ambos pasamos de lo que dice el otro y seguimos sin ver las recomendaciones del otro.
Año 2012. Día, el lunes de esta semana. Mientras repaso en clase Bases biológicas de la conducta sale el tema de la memoria y la acción del hipocampo sobre la formaciónd e nuevos recuerdos. Es entonces cuando uno de mis compañeros de clase habla de la película Memento y de que tiene mucho que ver con el temario. Yo, ni corto ni perezoso, vi ahí mi oportunidad de escaquearme de estudiar durante un par de horas con la excusa de "este film me permite repasar la materia".
La película es bastante buena, tiene una trama que mantiene enganchado pero nada de eso es lo que le ha concedido la fama que hoy tiene: es su peculiar montaje lo que la hace realmente especial. Simplemente os recomiendo su visionado un día que estéis relajados y busquéis una peli con la que darle al coco; si lo que necesitáis es una orgía de tiros y escenas chulescas… Memento no es vuestra elección, mejor buscad algo entre la filmografía de Michael Bay que os entretenga un rato.
Por cierto, pese a que lo normal sería decir algo del argumento, al igual que ya hice hace algún tiempo con Un mundo feliz, creo que lo mejor es ir a verla cuanto más pez podáis en cuanto a historia se refiere. Me lo agradeceréis.