Lunes 16 de enero de 2012

-Ey, ¿qué haces?

-¿Y a tí qué coño te importa?

-Nada, pero aún falta media hora para llegar a mi estación y por sacar algún tema de conversación. Pero tranquilo, ya te dejo solo.

-Es igual. Estoy jugando al Daxter.

-¿En el PC?

-La magia de los emuladores.

-Ah.

-Un emulador es…

-Sé lo que es un emulador.

-Como te quedaste embobado mirando para la pantalla pues…

-Es igual. ¿Qué tal está?

-Bueno, no es nada del otro mundo pero para un rato aburrido no está mal.

-¿Jugaste a algún otro de la saga? Los de PS2, me refiero.

-No, los tengo pendientes, a ver si para verano caen.

-Ajá.

[…]

-¿Quieres probarlo? 

-No, ya se acerca mi parada.

-¿Bajas en Santiago?

-Sí. ¿Tú vas a Coruña?

-Sí.

-¿Vives allí o algo?

-No, pero tengo que ir a unos recados. 

-Bueno, entonces nada. Oye, ¿me dices de donde bajaste el emulador de la PSP? No encontré ninguno que mereciera la pena hasta ahora.

-Ahora no recuerdo el enlace, pero si me mandas un correo a mi blog cuando llegue a casa lo miro y te envío el link. El blog es…

-No me lo digas que tengo mala memoria, apúntamelo aquí.

-Ok. ¿Tienes un boli?

-Ten. Espera, ¿eres el autor de ese blog?

-Sí, ¿por? 

-Joder, ironías de la vida. Jamás creí que serías el primero de la comunidad al que conocería.

-¿De qué estás hablando?

-Es igual, esta es mi parada, ya te enterarás de lo que quiero decir… algún día jajaja. Venga, chao.

-¿? Qué tipo más extraño…