Cómo joder a tus alumnos

Ahora os imagináis que el "como" de la foto también lleva tilde.
Buenas. Hoy, para variar, os voy a putear a todos aquellos que todavía estáis estudiando de la manera más vil, ruin y puñetera que puedo: dándole consejos a vuestros profesores para que os putéen todavía más vía incongruencias, exámenes putada y demás parafernalia. Seguramente se note que acabo de salir de un examen. Ojo, me ha salido bien, pero es que lo de algunos docentes es de traca. Sin más, ahí van las claves que os arruinarán la existencia durante los próximos años de vuestras vidas:
1. Entrégales a tus alumnos apuntes que ni tú sepas qué te habías drogado cuando los redactaste
Así es, cosas como la siguiente son sinónimo de confusión y berridos ilimitados por parte de tus alumnos cuando les digas que entra en el examen.
Click para ampliar. Y sí, este es uno de los que más ordenados están…
2. Invéntate tu propio idioma
Que sí, que ambos sabemos que es un coñazo tener que escribir en gallego por que así te lo manda la Xunta, pero tranquilo, This blog ends tiene la solución: mezcla castellano, gallego y el dialecto que hablan las cabras de tu pueblo e introdúcelo todo por tus apuntes y clases para extender lentamente su difusión por el mundo. Eso sí, el exámen escríbelo en francés, no vaya a ser que relacionen algo de lo que has dicho en clase con lo que te están preguntando y algún capullín apruebe.
3. Pon en el examen materia que no has dado
Da igual que estés trabajando en primaria o en la universidad: los alumnos tienen que saber lo que tú quieres que sepan. Si un día te levantas con curiosidad sobre el aparato respiratorio del pez globo no te molestes en buscarlo en la wikipedia. Tú se lo mandas de estudiar para el examen de después de vacaciones y sacias tu curiosidad sobre el bichito de marras viendo la información que han buscado tus alumnos. Que más dá que tú seas la profe de mates; lo importante es que de mayores sepan diferenciar una branquia de un zapato.
Looook Chaaaaaaarlie, fuuuugu…
4. Comete cuantos errores quieras.
Total, casi nadie sabe que te estás equivocando y a ver quien tiene huevos a decírtelos. Además, si algún listillo te corrige (apunta su nombre para catearlo en el próximo examen) tu dile que eso solo es así en la otra asignatura y que por mucho que en matemáticas 2+2 sea 4 en lengua son 49.
5. Por un examen tipo test con preguntas rebuscadas
Recuerda: cuantas más opciones más posibilidades de que el alumno la joda. Un típico truco para putear a los alumnos sería el siguiente:
– 
PREGUNTA-> Define naranja:
OPCIONES:
a) Fruto comestible del naranjo de forma globosa y de pulpa dividida en gajos.
b) Color semejante al de la naranja, mezcla de azul y amarillo.
c) Ambas son falsas.
También vale poner en blanco y negro la foto de una mandarina y preguntar "¿Qué es esto?" poniendo para escoger entre "naranja", "fruta" o "legumbre", puteando a todo aquel que escoja naranja.
Ahora dirás… ¿Cómo hago a la hora de corregir? Muy sencillo… cuenta cuanta gente a respondido a cada pregunta y escoge como correcta la que menos alumnos hayan escogido. Si alguien se te queja… dile que en la recuperación estudie más, a ver qué cara se le queda. Otra opción, también muy divertida pues los alumnos se suelen desesperar, es la siguiente:
PREGUNTA-> Escoge la afirmación correcta.
OPCIONES:
a) Miguel Ángel realizó La virgen de la escalera, La batalla de los centauros, David y Joven en cuclillas, en este orden.
b) Miguel Ángel realizó Joven en cuclillas, La virgen de la escalera, David y la Capilla Sixtina, en este orden.
c) Miguel Ángel realizó Joven en cuclillas, La batalla de los centauros, La virgen de la escalera y David, en este orden.
d) Miguel Ángel era una tortuga mutada por los residuos tóxicos de Chicago.
e) Todas son falsas.
f) A y D son verdaderas. 
g) C y D son verdaderas. 
Poniendo todas las respuestas iguales excepto por un ligerísimo detalle, una respuesta trampa (las tortugas ninja eran de New York, pillines) y respuestas sobre otras respuestas lograrás que los alumnos se tiren de los pelos de la polla intentando leerte la mente.
6. Pon la nota por peso
No, no hablo de sobornos ni obesidad. Hablo de que si te da pereza leerte todos los trabajos que te envíen, imprímelos, pésalos y lo que te salga en la balanza será la nota. Eso sí, échale un ojo a algunos párrafos sueltos por si te suenan, que no es nada bueno para tu imagen que los alumnos del año pasado le pasen los trabajos a los de este año, cambien la portada y saquen una nota con más de 3 puntos de diferencia de la primera solo por que la otra vez te los leíste y ahora pasas a nuestro sistema (o al revés, antes no te los leíste y ahora sí).
7. Sé original a la hora de mandar trabajos
¿Que esto se parece a lo del pez globo? Que va. Un profesor normal mandaría un trabajo escrito para el día antes de vacaciones. Tú no. Tú eres especialmente guay. Por ello, házselo saber a todos. Oblígales a llevar a cabo un video diario sobre la crianza de tortugas marinas en gravedad cero y diles que te lo tienen que entregar el día 26 de diciembre, pues enviarás a alguien a recogerlo a tu oficina. Añade un "no, no me vale que me lo enviéis por correo" y un "los empezaré a corregir a partir de reyes" para ser el number one de capullismo profesoril. Qué más da que muchos vivan a más de 200 Km y tengan que gastarse una pasta en billetes de tren para ir a entregarte el trabajo: la culpa es suya por querer cursar tu materia.



Con estos tontotrucos putearás a todo aquel que se siente en tu clase, aunque no dudes en compartir tus tácticas de puteo estudiantil, aquí estamos para joder a nuestros chavalitos. Pero… ¿crees que no funcionarán? ¿Que son ilícitos? Tranquilo, pues This blog ends te asegura que las partes subralladas son basadas en la experiencia propia del blogger, con lo cual esas cosas por lo menos ya hay gente que las hace. ¿Por qué ibas a ser tú diferente?