RECOMENDACIÓN COMIQUERA: Metal gear solid

Hoy en día, prácticamente cualquier gamer que se precie ha oído hablar por lo menos una vez de la saga Metal Gear. Ésta, que alcanzó fama internacional en su tercera entrega (publicada para PSX en el año 1998), nos narra las aventuras de Solid Snake, un soldado especializado en infiltraciones en solitario de alto riesgo, motivo por el cual prima el sigilo a la acción en los juegos de esta saga.
Además, por si esto no lo distinguiese bastante de la mayoría de juegos que veíamos en aquella época, Metal Gear contaba con un brillante argumento que se enrevesa cada vez más conforme avanzan las entregas, ante lo cual más de uno se puede perder con tanto nombre y tanta revelación. Así pues… ¿os apetece revivir el ya mítico Metal Gear Solid de la mano de Kris Oprisko y Ashley Wood?
El cómic, publicado originalmente en 12 revistas, nos narra cómo Snake se infiltra en la isla Shadow Moses para evitar que el grupo Foxhound se haga con el control del Metal gear escondido en el corazón de la base, el cual es ni más ni menos que un tanque bípedo con capacidad nuclear. Bajo esta premisa se darán traiciones, asesinatos y sobre todo muchas, muchas sorpresas.
Aunque eso dudo que os importe a los jugadores del original. Seguro que lo que vosotros pensáis es "¿y qué hay de las batallas contra los jefes finales?" Tranquilidad. La mayoría de ellas se resuelven con total naturalidad, no dándose en ningún momento la sensación de estar forzando las escenas de acción. Es más, en cierto combate incluso se permiten el lujo de añadir algunas escenas nuevas que encajan a la perfección con la batalla.
En lo que respecta al apartado visual, a poco que os fijéis en las imágenes que acompañan este texto veréis que el autor ha decidido darle un toque como de acuarela a todas las viñetas, lo que se puede hacer ligeramente caótico en según qué escenas pero que a la larga nos dejará un resultado totalmente satisfactorio.
Aún así, no son todo virtudes. Es cierto que una adaptación nunca será igual que el original, pero creo que un capítulo más le habría venido que ni pintado para añadir un par de escenas míticas que se ven forzados a saltarse por falta de espacio. Además, se saltan muchos detalles que conocemos los que hemos jugado al juego pero los demás no, así que está pensado sobre todo para fans, por lo que dudo que alguien que no conozca nada de la saga se haga una idea completa del argumento del mismo.