El poder de Ctrl-I

Damas y caballeros, con ustedes, el gran mago Yarea.

 

 

Hola, querido público expectante. Hoy voy a enseñaros un auténtico truco de magia. Un truco de magia cibernético. ¿Mi varita?

¡CTRL – I!

No os apresureis, amigos. Probablemente hayais intentado usarla desde vuestros ordenadores, con poco éxito (a no ser que consideréis éxito sacar una ventana lateral de marcadores; si es así, sois unos firefoxeros con éxito). Para hacer uso de esta magia, no sirve el navegador.

¡Pero no adelantemos los acontecimientos y veamos a Ctrl-I en acción! Aquí traigo a mi atractiva (muy atractiva) voluntaria (pero que muy, muy atractiva):

 

 

¿Es más bonica que un remolque recién pintao’, verdad? ¿Os pone como tuberías de gas natural las venas de la… bueno, es atractiva, eh? ¡Pues veamos lo que sucede después de usar el poder de Ctrl – I!

¡CTRL – I!

 

¡Oh Dios mío! ¡Da más miedo que un remolque recién pintao’! ¡Huid! ¡Salvad vuestras vidas! ¡Aunque siga estando buenorra!

Y esta, queridos amigos, es la magia de Ctrl – I en el Paint. Una magia que invierte los colores, pero nos aporta mucho más: Nos da una nueva perspectiva, nos muestra un mundo de colores fríos (una de las cosas que me impresiona de mi voluntaria tras el Ctrl-I es el color de su sujetador, es fascinante), un mundo donde la luz es oscura, y la oscuridad brilla… Un mundo donde todos somos Na’vi (o Pitufos, para los clásicos)

¡Y este es el poder de Ctrl-I!

 


Reflexión insaid

Muchas veces pienso que hago demasiadas entradas estúpidas, entradas de esas que realmente no le interesan a nadie (afectando negativamente a visitas y etc). Sin embargo, disfruto con cada una de las chorri-entradas que escribo. Las releo, y vuelvo a sonreir. Y, sinceramente, mi principal razón para escribir es que sonrío con ello 😀

Así que espero que este tipo de entradas no molesten, porque tengo dos carretas llenas. Además, leñe, no os podéis quejar, esta vez la entrada está aderezada con un par de hermosos pechotes XD ¡Además sale el Joker, y Joker mola! 😀