I wanna be The Guy, ¿es el masoquismo la herencia videojueguil de los 90?

Como ya anuncié en la anterior entrada, hoy hablaré del máximo exponente de ese género que me ha dado por llamar -en un alarde de originalidad sin par- "dificultad-extrema" (nótese la habilidad con la que he transformado dos palabras en una sola, con la ayuda de ese gran olvidado de la literatura: el guión multiusos Wink): I wanna be The Guy:

Desde la pantalla de inicio se pueden comprobar las intenciones de este pequeño mata-neuronas: un rato de cachondeo y otro de homenajes -plagios, si no te gusta Tarantino-. Calcando la introducción del mítico megaman 2, se nos presenta al héroe más desfortunado del mundo del ocio electrónico, esa pequeña pulga con patas y una capa roja en lo alto del edificio. También lleva una pistola, pero es tan inútil que lo mejor será no detenerse demasiado en ella. Después de haber jugado varios meses, me da por pensar que tenerla es un acto de puro sarcasmo Innocent.

Primera pantalla del juego, en la que ya nos llevaremos un par de sorpresas

 

La génesis de de I wanna be The Guy es un tanto peculiar. Como su propio autor reconoce, en principio no era más que un experimento para practicar el desarrollo de futuros juegos, pero después de probar un jueguecillo extremadamente difícil, decidió que tenía que superarlo, que podía hacer algo que fuese absurdamente difícil. El problema es que terminó convirtiéndose en algo mucho más grande. En cierta forma, sobre todo en las primeras pantallas, se nota que el autor estaba haciendo sus primeros pinitos en eso de desarrollar videojuegos…pero con el paso del tiempo, esas pequeñas "cutrerias" se han convertido en su seña de identidad, dotándole de un ecanto casí místico Razz.

¿Me he equivocado de screenshot? NO, una de las muchas referencias videojueguiles, en este caso, ZELDA de nes.

 

En esencia, I wanna be The Guy es un juego de acción-plataformas-aventura, al estilo de metroid o castlevania, pero cuya dificultad se ha elevado hasta límites completamente absurdos. Como avisa su autor, es un juego "que juega sucio"; si algo parece peligroso, no lo parece, lo es; y si algo parece seguro, ten por seguro de que se trata de una trampa. Todo, absolutamente todo, es potencialmente mortal: el suelo puede desvanecerse, el cielo puede tomar represalias, las manzanas tienen la personalidad de un asesino múltiple con extraños poderes gravitacionales y las hileras de pinchos no van a quedarse esperando a que caigas sobre ellas. Pasar las dos primeras pantallas puede llevarte horas, incluso días. Y no es un juego precisamente corto. Para aumentar la sensación de confusión,es de desarrollo completamente abierto: puedes tomar diferentes caminos en el orden que quieras…aunque muchas veces encontrarlos resultará cuestión de suerte. 

Uno de sus puntos fuertes, que quizá irrite a más de uno, es la descarada utilización de gráficos de juegos míticos de los 80-90: megaman, metroid, super mario bros, castlevania, zelda, etc. El juego, en cierta forma, pretende ser un tributo definitivo a los grandes clásicos de los 8 y 16 bits. Su dificultad absurda, unida a esa extraña mezcla de juegos y géneros, os arrancará una sonrisa en más de una ocasión -aunque en muchos casos ayuda saber los juegos a los que está haciendo referencia, es obvio para cualquiera que no se trata de un juego "serio", sino más bien una broma que ha terminado saliéndose de su contexto-.

Los árboles son tan feos como peligrosos

 

Así que, de momento, tenemos un juego prácticamente imposible, con gráficos reciclados y cuyo planteamiento jugable es más típico que un shooter bélico ambientado en la 2ª guerra mundial. ¿Merece la pena? Personalmente, nunca he logrado dedicarle suficiente tiempo como para saberlo. Me he reído con él, pero siempre acabo rindiéndome. Al igual que me ocurre con Jumper, no me divierto repitiendo una y otra vez lo mismo, a la espera de que la suerte acabe jugando de mi lado -quizá soy demasiado torpe-. Jumper ya planteaba dudas sobre su planteamiento, y IWBTG sólo las aumenta. ¿Es divertido someterse a trampas imposibles de predecir, a enemigos imbatibles, a situaciones abiertamente injustas con el jugador? Yo no lo creo, aunque la experiencia me contradice: IWBTG tiene una comunidad enorme, y muy activa, de jugadores asiduos. Muchos atestiguan sus logros en youtube, demostrando que pasar el juego no es imposible. Así que supongo que sencillamente no tengo la paciencia suficiente -o eso, o es que la mayoría de los amantes de los juegos retro tiene tenedencias sexuales masoquistas Razz-. 

¿Cress que lo has visto todo como jugador, que ya nada puede sorprenderte? Bájate la demo de IWBTG y cambiarás de opinión. Garantizado.

Mi valoración personal: 7

PÁGINA OFICIAL

PÁGINA DE DESCARGA

PD – Para los que no sepan inglés, el cartel rojo de la página de descarga advierte de que IWBTG es un juego extremadamente difícil y que la mayoría lo deja tras probarlo durante varios segundos. Dado que es un juego largo y ocupa lo suyo, el autor pide encarecidamente que bajes la demo antes que el juego completo (el link dentro del cuadro rojo). Si por alguna de aquellas te gusta de verdad, no te preocupes, visita al médico más cercano Razz y guarda tus savegames, ya que son compatibles con ambas versiones.